×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    697.851
  • Publicadas
    818
  • Puntos
    0
Veces compartidas
226
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 5d

Como vivimos sometidos a tantos estímulos inmediatos, de las televisiones, de las radios, de las redes sociales, etcétera, muchas veces nos puede dar la sensación de que vivimos dentro de una burbuja que crea su propia realidad. Ya lo advirtió el sabio Bauman, que la modernidad líquida y consumista impone que todo sea flexible, los individuos nos adaptamos rápido al molde político y social que ya no tiene valores ni dogmas sólidos, sino que todo es evanescente, paradójico y variable. Nada es permanente ni fijo, ni el amor. Ni por supuesto la política, así los líderes van y vienen, los partidos crecen o son borrados de un plumazo, el éxito y el descalabro electoral son dos caras de una misma moneda. Las andaluzas han constituido un aviso, y han puesto el dedo en la llaga sobre la caída de las estrategias, en evidencia la manipulación de las encuestas en los días previos a la convocatoria, pues las previsiones oficiales venían filtradas de manera sibilina. Cada día nos han estado ofreciendo predicciones sobre esta convocatoria electoral y las que vendrán a continuación, y de hacer caso nos volveríamos majaderos, porque todo es mutable e imprevisible. También aquí en las islas hay una reforma electoral pendiente, que pudiera hacer variar bastantes cosas en la forma de gobernar si es que esa reforma llega a aplicarse, que algunos no están por la labor. El choque con la realidad también le ha llegado al independentismo, que después de tantos años de empeñarse en gastar en embajadas y en otras sobreactuaciones se ha visto sobrepasado por la algarabía reivindicativa en las calles, dado el mal gobierno y con el mantenimiento de los recortes sociales han salido a protestar los médicos, los bomberos, los profesores y los estudiantes, todos los cuales les comunican a los políticos su descontento, la imagen real de los conflictos que los líderes del "procés" no tienen la menor intención de poner en primer plano. Y tras la irrupción de Vox en el Parlamento andaluz, el resto de los partidos deberían tomar nota, los augurios no son muy buenos. Cada cual se cocina sus predicciones, para darse moral. También cada día se nos ofrecen pronósticos variados sobre cómo va a ser la vida dentro de 20 o 40 años, que si la robótica, que si la inteligencia artificial, que si los coches que ya no van a contaminar, que si la conquista de Marte, que si el exceso de población, que si la falta de agua potable, que si el apocalipsis del cambio climático, etcétera. Algunos agoreros llegan a señalar que los humanos van a desaparecer aunque algunos se empeñan en afirmar que vamos a poder domesticar la muerte, que dentro de unos siglos o acaso unas décadas vamos a llegar a ser inmortales. Qué cosas. Las fake news o noticias perversas han existido siempre, ya que hay mucha gente aficionada a sembrar rumores. Se trata de una práctica tan antigua como la humanidad, aunque ahora se encuentra en su plenitud, dada la enorme cantidad de transmisores. Parece que hasta las elecciones están trucadas, y los servicios secretos rusos son el nuevo diablo que se infiltra en todas partes, una nueva versión de la guerra fría. Es aquello de los programas de los distintos partidos políticos, no es lo mismo leer lo que nos prometen antes de las urnas que leer el informe de lo que se ha hecho cuando llegan a disfrutar el poder. Por ejemplo, con el asunto del Brexit hemos contemplado versiones múltiples sobre cómo va a quedar la relación con Gibraltar, si habrá cosoberanía, si se recortará el contrabando de tabaco, si ya no va a ser un paraíso fiscal para tantas empresas, etcétera. Las previsiones de Sánchez se alejan de la realidad posible, pues solo alcanzó un pacto de buenas intenciones y aquello del Gibraltar español conviene olvidarlo como vieja tarjeta del patrioterismo hispano. Los taimados británicos tienen prestigio y mayor capacidad de movimientos, aunque no estén en la Unión van a seguir impulsando muchas cuestiones, y una de ellas es esta. Un asunto viejísimo que, por más que la ONU lo diga, no va a ser descolonizado jamás. También deberíamos analizar en qué situación quedarían Ceuta y Melilla. La distancia entre lo prometido y lo confirmado hace que la sociedad se distancie de los políticos, y la decepción se extiende a otros segmentos del poder: los jueces, los tribunales, los sindicatos, los bancos, etcétera. Se tiene la impresión de que estamos sometidos a burbujas inmobiliarias, a la marcha del turismo, a burbujas nacionalistas-independentistas, a contingencias previsibles que inciden mucho en la marcha de la economía como la subida del precio de la gasolina, la realidad del paro y las cifras maquilladas de los parados en nuestro país, la economía real frente a las previsiones halagüeñas, etcétera. No vivimos en la Arcadia feliz que nos dibujan, ni el futuro ha de ser tan negro como señalan las predicciones apocalípticas. Constatamos también la decepción respecto a la clase política, tan repleta de mediocres y trepadores, el funcionariado poco eficiente, un sistema público ruinoso, una Justicia que funciona con lentitud y que es poco justa, así como un largo capítulo de corrupciones e ineficacias que se han ido asentando para no marcharse. A nuestros políticos les cuesta mucho dimitir si los resultados no acompañan, también en eso somos diferentes. Y cada vez nos pareceremos más a Italia, con lo cual va a ser difícil conseguir gobiernos estables, que disminuyen las discriminaciones sociales, que se asegure el sistema de pensiones, que se corrija la falta de natalidad... Tantas cosas. Lo malo de esta situación de desencanto es que tomemos por el camino equivocado, el de fomentar los extremismos. La irrupción de Vox ha provocado un vuelco importante. Precisamente aquí no ha habido hasta ahora una opción política que se manifieste por su oposición a las autonomías y a los inmigrantes, pero parece que ese sentimiento ha brotado con tal fuerza que no va a diluirse fácilmente, una consecuencia más de la crisis económica, no totalmente superada sino más bien aletargada. Algunos amigos y conocidos se muestran predispuestos a votar de manera visceral el año que viene, aceptan el guiño de la extrema derecha. Ahora ha se puede decir que somos iguales a buena parte de los países europeos, donde esa fuerza está asentada e incluso forma parte de coaliciones de gobierno. No solo es la crisis de la sociedad de confort que hemos conocido, sino que ahora todo queda patas arriba. Nada es creíble, todo es líquido.

Más sobre

(Publicado hoy lunes 10 en La Provincia, www.laprovincia.es)

Más recientes de John Miller

Agustín Espinosa, en el Día de las Letras Canarias 2019

El autor de Crimen, Lancelot 28, Media hora jugando a los dados, e infinidad de textos dispersos, ensayos, poemas, ha sido reivindicado por el gobierno de Canarias y a él se le dedicará el Día de las Letras Canarias del año próximo Hace 3d

2018 Navidad acelerada

Vivimos tiempos apresurados en los cuales lo que servía para ayer ya no sirve para hoy. La Navidad, con toda su exteriorización de compras, luces, sensación de euforia y relativo bienestar, es un buen ejemplo para comprender que atravesamos un tiempo de aceleración Hace 3d

Todos queremos a los muertos

Desde antiguo, Noviembre era el mes de los difuntos, y aunque la Noche de Finados haya sido estrechamente combatida por la americanada del Halloween, todavía permanece ese sentimiento reverencial a quienes han partido de este mundo 03/12/2018

Argentina y el espectáculo denigrante del G-20

Eduardo Sanguinetti, filósofo. Buenos Aires. Y llegamos al G-20, un espectáculo insano para un país como Argentina con una economía de las más frágiles y degradantes del planeta, que pour la gallerie, desea asimilarse al ritmo y latido circadiano de los países más poderosos del mundo con la excusa . 01/12/2018

3 poemas de Francisca Aguirre

VViuda del poeta Félix Grande, Francisca Aguirre (Alicante, 1930) obtuvo el Premio Nacional de Poesía en 2011 y recientemente el Premio Nacional de las Letras. "La más machadiana de la generación del 50", ha dicho la crítica 30/11/2018

Mostrando: 1-5 de 850