×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

JuliodefoMiembro desde: 27/03/12

Juliodefo
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    72
  • Publicadas
    4
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
16/04/2012

Copia de un post del cual estoy totalmente de acuerdo. Sobre la gestión, utilización y proyección del recién construido Auditorio El Batel en la ciudad de Cartagena, de la Región de Murcia, España

" Anoche asistí a la representación de "Madama Butterffly" en el Auditorio "El Batel" en Cartagena. No es este un hilo de crónica de la función, sino la denuncia pública de la vergonzosa, al menos para mi, organización del auditorio.

Tras el primer y segundo entreactos se permitió (estaba en el primer anfiteatro) el acceso de público con la representación iniciada. Tras el segundo entreacto ni siquiera cerraron las puertas tras el aviso de megafonía de que iba a comenzar la función. No me refiero a que entrara una persona a la vez que entraba el director, ¡qué va! Pasaron en cada ocasión no menos de doce personas a la vez que los cantantes estaban en escena, y no todas al tiempo. Concretamente tras el segundo entreacto entró una pareja pisando fuerte, resonaba cada paso como si fuera aquello una carga de caballería.

Parece que la norma en este auditorio es que iniciada la función se puede entrar sin ningún problema. O salir, supongo. De aquí a poco se podrán comer pipas, hablar por el móvil, ponerse de conversación con un amigo que esté cuatro filas más allá o vete a saber qué. Supongo que a fumar no llegaremos, que eso no es políticamente correcto.

Al salir me quejé a las azafatas encargadas de controlar las puertas y las respuestas fueron:

- que llegó mucha gente tarde y que era peor que se quedaran fuera por el escándalo que podían montar que la molestia que producirían al entrar

- que les daban lástima las personas que llegaban tarde

- que sabían que estaba mal, pero que qué iban a hacer ellas (repito, hablaba con los empleados encargar de controlar los accesos)

- que los que habían llegado tarde habían pagado una entrada y tenían derecho a entrar (tarde y molestando a los que habían llegado a tiempo)

Al acabar la función pedí una hoja de reclamaciones (trato exquisito de la persona encargada de estos menesteres y del guardia de seguridad que estaba en la oficina) y en el tiempo que estuve en el mostrador correspondiente presencié como otros asistentes presentaban reclamaciones (se agotaron las hojas), alguna de ellas porque no les habían dejado entrar comenzada la función, y la mayoría porque no les había dado tiempo a ir al baño o a la cafetería en los entreactos.

¿Estúpido? Pues no. El genio de la arquitectura que ha diseñado el auditorio ha situado la cafetería y los únicos aseos que hay en todo el auditorio a no menos de sesenta metros del acceso al patio de butacas y a dos pisos de escaleras y sesenta metros del anfiteatro segundo. El resultado es que simplemente no da tiempo a salir, hacer la cola y volver en un entreacto y menos a una persona mayor. Máxime si en los entreactos cortan los ascensores para acceso a los anfiteatros. ¿Será una medida de ahorro?

¿Quién ha diseñado este auditorio que ha costado una fortuna? ¿Quién aprobó el proyecto? Seguramente alguien que acude a las representaciones con entradas de protocolo y que no sufre estas deficiencias. ¿Quien lo ha pagado? El que suscribe esto y usted que lo está leyendo.

¿Que empresa gestiona el auditorio? Buena pregunta. ¿Con qué criterios se adjudicó la gestión? Esta es mejor.

Otro ejemplo de la gestión y diseño: los avisos de megafonía (diez, cinco, tres minutos y comienza la función) se oyen en la sala ¡pero no fuera de ella! Ni un aviso recordatorio para apagar los móviles.

Ya se imaginará el que se haya molestado en leer hasta aquí que con estos antecedentes el comportamiento del publico es el que corresponde a la categoría del auditorio: bajo continuo de conversaciones, carraspeos y toses.

Pudo ser un dia de mala suerte, pero en la representación de "La Bohème" de hace unos días ocurrió exactamente lo mismo. No, aquí fue peor. Este día una señora le decia a su hija por el movil que la iba a recoger pronto porque "Esta se está muriendo ya"

No puedo pretendo que una representación en Cartagena tenga la calidad de cualquiera de los grandes teatros de ópera del mundo. El precio de las entradas tampoco es el mismo.

Ya me gustaría a mi comer jabugo cinco jotas todos los días, pero si el bolsillo y las circunstancias dan para mortadela, es lo que hay y bien buena que está. Lo que si pretendo es que el carnicero no escupa en mi compra."

Fuente Original: http://www.unanocheenlaopera.com/viewtopic.php?f=2&t=16256

Más recientes de Juliodefo

Saber pedir perdón

Hoy si soy JuanCarlista al escuchar y ver emocionado al Rey de España decir: Lo siento mucho 18/04/2012

5 argumentos ridículos que debes evitar cuando ataques a Apple

La salida de Instagram para Android ha caído como una bomba nuclear en la “guerra” entre fanáticos de Apple versus fanáticos de Google. Aunque el hecho que Instagram en Android sea una buena o mala idea me importa escaso (mientras más mejor, suele ser lo correcto para empresas que basan su negocio e 08/04/2012