×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Leonel RoblesMiembro desde: 03/01/13

Leonel Robles
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    950.000
  • Publicadas
    500
  • Puntos
    0
Veces compartidas
421
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
15/06/2017

Hay golpes doblemente despiadados que tambalean nuestro equilibrio de forma casi impúdica. Los golpes sorpresivos y los que van directos a las partes blandas del cuerpo

Hay golpes doblemente despiadados que tambalean nuestro equilibrio de forma casi impúdica. Los golpes sorpresivos y los que van directos a las partes blandas del cuerpo. Esa zona del corazón que está reservada para los más cercanos. Recién me entero de que el poeta Raúl Renán ha muerto cuando me disponía a emprender una labor ajena al quehacer literario, sin embargo la noticia ha sido tan cruel que hice un lado todo y busqué  a Renán en sus libros de poesía y es que en qué otro lado podríamos buscar a los poetas sino en las manifestaciones de amor que siempre serán sus versos. Conocí a  Raúl Renán es cierto, tan bien quizá como a su poesía, pero eso no es lo importante, sino que ha dejado un hueco enorme que contiene muchos otros huecos, en los amigos, los lectores, sus amores, los poetas que se vieron beneficiados por su generosidad. Dejo a manera de breve homenaje una notita que escribí hace tiempo sobre dos de sus libros

No puede uno lograr que la buena literatura esté de moda, como tampoco puede uno evitar que lo mediocre se pavonee en los estantes de las librerías y en el consumo popular. No puede uno explicarse cómo los buenos libros lleguen a veces retrasados o, incluso, nunca  estén al alcance  de nuestras manos. Enseguida se tiende a pensar que la experiencia más hermosa se encuentra en el misterio, en ese espacio que por una u otra razón se desdobla para unos cuanto nunca para uno.

Lo vital de toda experiencia es la antesala a la emoción,  cuando nos quitamos las vendas de los ojos para comprobar que la parvada de pájaros aún sigue buscando la huella de nuestras aventuras. “En las travesías –Zaid – por las islas de anaqueles sobrecargados, en las playas desiertas y hasta en los basureros flotantes que oscilan en los muelles, puede venir nadando el encuentro feliz; la botella al mar que se estaba esperando”.

Buscando entre mis libros, por la manía de ver qué encuentra uno entre la cotidianidad de los días, llegaron a mis manos los libros viajero en sí mismo Catulinarias sáficas, del poeta Raúl Renán. Debo confesar que hacía ya tiempo que no le hincaba el diente al trabajo creativo de Renán y que partía de una idea general acerca de su poética como casi siempre parto de los poetas que he releo, no más. De modo, pues, que comenzar a leer sus poemas fue internarme en un terreno prácticamente virgen para mí, con la salvedad de que conozco al autor y sé que el camino era propicio.

Tras la llamada del contacto, entre las revelaciones de la escritura, aparece un escritor que precisa la laboriosa madeja del orfebre. En Viajero a sí mismo, publicado en la colección “El ala del tigre”, se conjugan varias cualidades, extrañas en un solo poeta. Raúl Renán es un caso extremo en las ansias de la unidad, sabe que la poesía es el hilo conductor que une la armonía de las partes con la armonía del todo; esto es, las líneas de un poema son tan poema como su conjunto, y no hay pretexto para los versos gratuitos ni siquiera en favor del ritmo o la melodía: cuento y canto no sólo no están reñidos en este trabajo sino que son inseparables. Entre el universo físico y el yo poético existe una unidad que sorprende por la sutileza de su entramado.

Lo vital de toda experiencia es la antesala a la emoción

Por otro lado, se abrazan, parafraseando a María Zambrano,  la espontaneidad y la paciencia del artesano que se abrazan como amantes que han estado separados por mucho tiempo, y que en su encuentro presienten no sólo la indiferencia de quienes los rodean sino también que esa unión será poco duradera: el estallido del poema breve es la experiencia del orgasmo en los amantes. Lo pasajero del cuerpo puede contagiar la poesía, de ahí su búsqueda continua de la perfección.

Raúl Renán acoge como medio de expresión el verso fugitivo. ¿De dónde proviene la música que contiene su mensaje, dónde comienza ese eco afinado y sublime, esa verdad que reconocemos en su recorrido por los vericuetos del ser hombre en explícitas travesías tan breves? Renán dice: “Un letrero en la espalda/me marca/para no perderme entre millones: YO”. Al principio de su recorrido nos advierte: “”Qué aventura más peligrosa que emprender la tarea de descubrir lo que tenemos más a la mano; o sea, nosotros mismos, y no perderse”.

El poeta se sumerge en el espesor y la oscuridad del cuerpo, no con afán de conocimiento, para descubrir la condición del ser indivisible y único, aun cuando él sabe que en la aventura lleva el riesgo de perderse, de que la conciencia como juez y el verdugo al mismo tiempo termine por equivocar sus propensiones.

Raúl Renán, quien se da tiempo para saborearse (“Mi ciudad tiene dos entradas sin caseta de cobro”, al referirse a las cejas), maneja el verso breve como poco poetas en México. Un ejemplo más, ahora en alusión a las lágrimas: “Ayes penas  dolores/¡Cuánto puede caber en una gota”.

Hasta pronto, poeta.

Más recientes de Leonel Robles

La ley de unos cuantos

En este país la ley se aplica a rajatabla en especial a quienes no tienen manera de defenderse o no cuentan con una defensa adecuada 22/08/2013

Reforma y Partidos Políticos

¿Quién no ha sentido que un tufo de patriotismo recorre su cuerpo cuando locutores repiten como cantaleta que los mexicanos son dueños de la marca nacional, mejor conocida como Pemex? 22/08/2013

Sindicato y maestros

Leo que una buena parte de los maestros de por lo menos cinco entidades se declaran en paro indefinido 22/08/2013

La Reforma energética y otros cuentos

No fue una sorpresa la cacareada propuesta ya que los priistas se habían encargado de filtrar parte del contenido desde distintos frentes y distintos formatos 19/08/2013

Dionicio Morales, en su aniversario 70

El pasado febrero, fui al centro histórico, en concreto a la Feria del Palacio de Minería, a ver que encontraba, es un verbo exacto 17/08/2013

Mostrando: 486-490 de 504