×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Los Tres SeresMiembro desde: 16/08/15

Los Tres Seres

http://los-tres-seres.blogspot.com/

338
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    51.591
  • Publicadas
    28
  • Puntos
    50
Veces compartidas
40
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 11º
Recientes
  • 11º
Visitas a noticias
26/10/2017

En un comienzo existió el bien y por consecuencia nació el mal, algunos manifiestan que esto es prueba de la existencia de Dios, pero otros afirman todo lo opuesto

Lucifer “El ángel caído”

Lucifer significa portador de luz, el más conocido en el ranking, un ángel perfecto pero como sabemos fue su soberbia cuando se sublevó contra Dios. Le llaman también: Satanás, Luzbel. El portador de luz fue el preferido de Dios hasta el momento en que su insolencia lo llevó a sublevarse contra el supremo, dirigiendo una revuelta en el cielo que comenzó una guerra angelical, de todo sucedió señores, una revuelta que concluyó cuando Lucifer fue vencido y le cayó el sillazo ayudado por la mano de Dios. Ustedes ya saben lo que sigue.

Belcebú “El señor de las moscas”

Es uno de los diablos primordiales, más viejos, representando uno de los siete príncipes del averno. En la religión cristiana fue identificado como Satanás. Amo de la inmundicia, conocido como el señor de las moscas. Belcebú, es uno de los más temibles y el que representa el pecado capital de la gula. Su nombre deriva a Ba’ al Zebûb un término desdeñoso que los hebreos emplearon para burlarse del hecho de que los templos donde era venerado estaban llenos de moscas, insectos que se nutrían de la carne de los sacrificios que no era recogida y se dejaba pudrir en el templo. Conforme la versión de los inquisidores, Belcebú era el señor y profesor en los sabbaths de las brujas, que en su nombre se negaba a Jesucristo y que, en los pedazos de pan que daban a lo largo de la eucaristía de aquellas misas negras, estaba grabado el sello de Belcebú en vez de la cruz del salvador.

Mammón “El hijo del demonio”

El príncipe de la avaricia, el materialismo y la ansía. Sonríe por las diferencia entre ricos y pobres, por la sed del dinero y el poder, en la edad media se ahonda su creencia. Los mitos y las leyendas atribuyen a Mammón como embajador del averno y observa a los mortales desde una mina de riquezas pasmosas. Es uno de los siete príncipes del infierno, a él se arrodillan todos aquellos esclavos del dinero que habitan en el planeta. Los consumistas de la actualidad, por eso Mammón reina el día de hoy más que ninguno.

Belfegor  “El diablo de la pereza”

Es la representación de la vagancia y todas las manifestaciones que la acompañan, es un diablo secundario, nos tiende a la ociosidad, no quiere leer ni escribir. Está incluido también en la famosa lista de los siete príncipes del averno; ¡cuidado! La desidia, el conformismo, la comodidad que conduce a la inercia de la mediocridad. Belfegor acostumbra incitar esos caminos donde la ética es pobre y llevar una vida a lo fácil.

No podéis servir a Dios y a Mammón al mismo tiempo

Leviatán “Demonio de los oceános”

Leviatán es para muchos como la forma simbólica de Satanás, es el dragón marino. El profeta Isaías habló sobre la existencia de este ser, la víbora vieja amo de todos los océanos. Demonio de los mares que procura poseer a las personas siendo difícil de exorcizar. Considerado por la crítica como uno de los siete príncipes del infierno. Collin de Plancy lo consideró inmediatamente en su diccionario infernal.

Asmodeo “El diablo de la lujuria”

Responsable de los deseos sexuales de los humanos, condenando a las ánimas al segundo círculo del averno (La divina comedia). En el libro de Tobit, Asmodeo se enamora de Sarah, hija de Raquel y cuando contrae matrimonio mata al marido en la noche de bodas. De esa manera mata a siete hombres más. Luego Sarah se compromete con un joven llamado Tobías, hijo de Tobit, este recibe la ayuda del arcángel Rafael, éste le enseña como librarse del diablo. De esta manera toma un pez y le arranca el corazón, los riñones y el hígado, colocándolos sobre brasas. Asmodeo no aguanta los vapores y escapa a Egipto, lugar donde Rafael lo encadena y no se sabe más de este demonio, afirman que aparece como símbolo de deseo lujurioso. Es el diablo del pecado carnal y el hombre peca por eso, también es aliado de la infidelidad, destrozando así noviazgos y matrimonios. Asmodeo se distingue de Satanás en las sagradas escrituras.

Amon “El diablo de la ira”

Marques del averno, dirige cuarenta legiones de diablos, cuenta las cosas del pasado y el futuro, su trabajo es sostener la ira de los humanos, manifiestan que Amon y Mammon son exactamente el mismo diablo. Su representación es variada, como un hombre con cabeza de Búho, otras como un hombre con cabeza de lobo y cola de víbora. Los demonólogos han asociado su nombre con el dios egipcio Amun o con el dios Ba’al Hammon de los cartagineses. Le conocen como el ángel de la muerte que significa: Aquel que induce a la ira y el asesinato.

Más recientes de Los Tres Seres

La realidad, superando la ficción

La realidad, superando la ficción

Hechos que sucedieron una sola vez en la vida y subsistieron por siempre 07/08/2017

La ficción en escena

La ficción en escena

Así siempre lo describen al maligno, con grandes alas, cuernos, cuerpo de serpiente o cola larga 23/07/2017

Aletargamiento

Aletargamiento

En ningún momento me salió la lenguita cuando jugaba a las cartas 04/07/2017

Detrás de las 10 plagas de Egipto

Detrás de las 10 plagas de Egipto

Esa parte cuando lo ensamblan al faraón Ramsés II extendiendo sus dos brazos ambos lados para colocarle la armadura, me recuerda a los centuriones: Poder supremo 14/06/2017

Mostrando: 1-5 de 42