×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

MoxicuMiembro desde: 01/08/12

Moxicu
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    173
  • Publicadas
    8
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
28/08/2012

Canalejos, un pequeño pueblo de Cáceres, serrano, entrañable, ha sido expropiado en su totalidad por una Entidad Bancaria cuyo nombre no ha trascendido

Nos acercamos hasta allí para conocer de primera mano que ha sucedido. El camino es angosto hasta llegar a las cercanías del pueblo. Entonces, la carretera, bien señalizada y asfaltada, permite el tráfico de vehículos con total normalidad. Según nos vamos acercando, se atisba un pueblecito que la civilización ha moldado, pero integrándose, confundiéndose con el entorno rural. En lo que podría ser la calle principal, varios ancianos en silencio esperan los primeros rayos de sol. Nos acercamos… casi no hace falta preguntar:

“Una mañana de otoño, idéntica a la de hoy, llegó un señor de la ciudad, con su traje gris y un pequeño maletín. Sólo buscaba un lugar dónde poder desayunar. Le ofrecimos cuanto teníamos y a continuación, después de darnos las gracias una y otra vez, recorrió el pueblo incesantemente, apuntando en un pequeño blog quién sabe qué. Bien entrada la tarde se acercó, estábamos los mismos que ahora ve Vd. y nos hizo una propuesta que no pudimos resistir.

Vivimos de la ganadería y de la agricultura, lo que nos sobra lo vendemos en la ciudad y conseguimos lo que necesitamos. Pues este señor que llegó de la ciudad, nos dijo que aumentando la producción podríamos no sólo comprar productos de primera necesidad sino disponer de un dinero para mejorar el pueblo sin que perdiera un ápice de su encanto. Y, nos pareció buena la idea.

A partir de entonces cada uno pagaba un dinero, lo que podía, y el señor de la ciudad recogía ese dinero y hacía cosas con él. También dictaba normas para que todo funcionara perfectamente.

No pasó mucho tiempo o eso nos parecía, y las casas disponían de agua corriente, alcantarillado y las fuentes pasaron a manos de los turistas. Ese camino que Vd. ve ahora asfaltado, antes ni las cabras podían transitar. También compramos un generador nuevo para tener electricidad las 24 horas del día y más cosas: farolas que por el día emitían una luz roja muy tenue, rotondas, innecesarias pero realmente hermosas, un pequeño hostal para los turistas que empezaban a aparecer por el pueblo, un polideportivo…

Un día de otoño, como hoy, la suerte nos dio la espalda. El señor de la ciudad se fue por donde había venido, le reclamaban, le querían, querían que obrara otro milagro en su ciudad como el que había tenido lugar en nuestro pueblo. Le despedimos con una gran fiesta, entre lágrimas; todos lloramos, viejos y niños, mujeres y hombres.

Pero, había que seguir adelante, no podíamos darnos por vencidos… el problema era: quién cogía las riendas…?. Genaro, el maestro, ya retirado desde hacía años, era el único que podía enfrentarse con todo aquello y, a regañadientes, se hizo cargo de la situación y aceptó.

Más sobre

Con la enorme responsabilidad a sus espaldas, nervioso, pensando que no sería capaz de seguir los pasos de aquel señor de la ciudad, Genaro entró en el vacio despacho. No habían pasado ni 15 minutos cuando la UVI le llevaba muy grave: había sufrido un infarto. Tras semanas de recuperación, finalmente fue ingresado en un siquiátrico.

Y, una vez más, había que hacer de tripas corazón, pero las semanas iban pasando y no sabíamos qué hacer, quién podía sustituir y desempeñar la labor, la excelente labor por cierto, del señor que había venido de la ciudad.

Eustaquio dio la idea: su primo vivía en la ciudad, en un edificio muy grande, y todas las cosas las llevaba una asesoría. Seguro que en aquel edificio vivía más gente que en nuestro pueblo, así que, podemos hablar con alguna asesoría.

Pero, los intentos eran en vano; ellos no se dedicaban a eso. Hasta que por fin, aunque fuera por curiosidad y por conocer el pueblo, un señor de una asesoría prometió visitarnos en el plazo de una semana. Y, así lo hizo, pero tarde… Llegó justo a tiempo para leer una carta certificada en la que se nos comunicaba que el pueblo había sido expropiado en su totalidad.

Y, ya lo ve Vd. Las casas que antes eran nuestras, ahora pagamos alquiler; los campos, y la cosecha, la ganadería, la producción, todo es para el banco. Nosotros nos quedamos lo justo para sobrevivir, y aún así, no pagaremos la deuda que tenemos hasta dentro de 500 años. Nadie se explica nada, nadie sabe qué ha pasado, cómo hemos llegado a esta situación… “

No hice pregunta alguna, sólo, permanecí sentado junto a los ancianos, en silencio, sintiendo su pena, compartiéndola. Con un fuerte apretón de manos me despedí, no quise decirles nada, no quise decirles que aquel señor de la ciudad de traje gris y maletín no podía ser otro que un político.

Más recientes de Moxicu

Grave crisis diplomática entre España y Ecuador

Un billete de 500 euros provoca una crisis diplomática sin precedentes entre España y Ecuador 21/08/2012

Recortes políticos

Estaba sentadito en mi sofá el día que un señor con barba dijo que era necesario subir los impuestos y recortar... que si la prima de riesgo, que si el déficit.. 20/08/2012

De recortes, políticos, palomas y otros mamíferos

Muerto el viejo halcón, los demás ahuecaron el ala... Y aparecieron las viejas palomas con una ramita de olivo entre los dientes 10/08/2012

Economía Estatal y familiar

Economía estatal y familiar no creo que difieran mucho; si bien la segunda es más bien para "andar por casa", los encargados de la primera tienen todo un séquito para cuadrar las cuentas 08/08/2012

Funcionarios de baja laboral

Los funcionarios, en los casos de incapacidad temporal, cobrarán la midad del sueldo hasta el cuarto día y el 75% desde entonces hasta el vigésimo 07/08/2012

Mostrando: 1-5 de 7