×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
14
Posición en el Ranking
14
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    4.662.308
  • Publicadas
    1.236
  • Puntos
    74
Veces compartidas
28.146
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 11º
Recientes
  • 11º
Visitas a noticias
07/12/2018

Las actitudes de Josep Borrell han rebasado el límite de lo admisible para cualquier político mínimamente serio y ya no es cuestión de momentos de debilidad, se trata de una metamorfosis que le ha llevado de la izquierda al neofascismo

Y es que la mentira, la mentira premeditada y consciente, es algo intolerable en alguien al que no se puede llamar ignorante y que ha gozado del reconocimiento de sus conciudadanos y compañeros de partido, alguien que ha llegado a presidir el Parlamento europeo y que es Ministro de Asuntos Exteriores de España.

Pero vayamos por partes:

La primera en la frente de su supuesta defensa de lo español, cuando ha osado mentir de forma descarada al atribuir la unidad de los EE.UU. al uso de un solo idioma, pasando por alto que en los EE.UU. hay más de 55 millones de ciudadanos que hablan la lengua Castellana, la lengua de Cervantes, esa que defiende él en España como uso identitario al igual que los supremacistas norteamericanos, “olvidando” a su vez las lenguas indígenas de las diezmadas tribus de los EE.UU..

Qué se puede esperar de un ministro que ningunea a los hispanohablantes de los EE.UU. cada vez más discriminados por un presidente supremacista al que apuntala Josep Borrell con semejantes argumentos.

La segunda, mentir al decir que en los EE.UU. “nadie” se atreve a vejar la bandera, cuando sabe de sobra que existen sentencias que consagran la libertad de expresión cuando alguien ha osado condenar la quema de banderas en los EE.UU., baste recordar las numerosas manifestaciones contra la Guerra de Vietnam en los años 60 y 70.

A este respecto una sola cita: “Fue Gregory Lee “Joey” Johnson, quien también quemó una bandera durante una protesta en la Convención Republicana de 1984 en Dallas, Texas, hecho que condujo a un caso de la Corte Suprema de 1989 en el que se estableció el precedente de que la quema de banderas constituye una forma de expresión protegida por la constitución”.

La tercera, frivolizar y mentir cuando ha llegado a decir que “en los EE.UU. lo único que habían hecho era matar a cuatro indios”, dejando en evidencia su desprecio a la historia y su xenofobia recubierta de pedantería colonialista… de supremacía blanca.

El nacionalismo no se combate con más nacionalismo y la xenofobia menos

La respuesta a estas declaraciones no se hicieron esperar y tuvieron una contundente respuesta desde los EE.UU. por parte de las comunidades indígenas y en todo el mundo, para vergüenza de España y su ministro.

Con estos argumentos el señor Borrell carece de la autoridad moral que pide no reconocer al independentismo catalán.

Con estos argumentos se descalifica a sí mismo y deja en evidencia su bajeza moral al criticar a otros sus propios defectos.

Asuma que el nacionalismo es un sentimiento agitado por intereses políticos con el fin de manipular a las masas.

Pero asúmalo con todas sus consecuencias: es tan nefasto el nacionalismo catalán como lo es el españolismo isabelino, el franquista… tan pernicioso como el nacionalismo de Hitler o el de Mussolini, tan pernicioso como el Putin o el de Trump.

No es ese el camino de Europa, no es ese el discurso de los liberales progresistas…ya no le digo el de los socialdemócratas.

Váyase a casa y abandone su vocación de pirómano, por que acabará quemándose y destruyendo con ello a buena parte de un PSOE ya de por sí destruido gracias a sus barones y sus actitudes seniles de derechas.

Claro que tal vez tenga vocación de Bonzo.

 Y no será por lo que escribí en su día (ver enlace)

@ordosgonzalo

 

gonzalo  alvarez-lago  garcia-teixeiro

 

 

Más recientes de Ordos

Estupidez penitencial y el Porcés catalán

Estupidez penitencial y el Porcés catalán

Los castigados por el fracaso de sus agoreros sobre el independentismo catalán son incapaces de reconocer sus pecados y se niegan a cumplir la penitencia de retractarse de sus innumerables errores y mentiras a lo largo del año 17/10/2018

La monarquía de Juan Luis Cebrián

La monarquía de Juan Luis Cebrián

Hay que reconocer que después de haber salvado el pellejo y la cara en numerosas ocasiones, Juan Luis Cebrián ha sido uno de los mejores defensores de la oligarquía española y sus intereses, perdida la partida en PRISA ahora se ha convertido en ideólogo 15/10/2018

El Procés Catalán un año después

El Procés Catalán un año después

Aún no se han enfriado los rescoldos de la hoguera encendida por el gobierno del Partido Popular en Catalunya, cuando no supo asumir de forma racional y lógica el acto de desobediencia civil más importante de la historia de España, hagamos un repaso 13/10/2018

Origen de la nación el nacionalismo y la nacionalidad

Origen de la nación el nacionalismo y la nacionalidad

El ejemplo más fácil para explicar el origen de la exaltación de una nación lo encontramos en Roma que paradójicamente es la capital de un Estado (Italia) que no se funda como tal hasta el siglo XIX, veamos de forma sucinta y sencilla sus orígenes 12/10/2018

El Mundo infeliz de 1984

El Mundo infeliz de 1984

Cuando alguien desprecia la historia y sobretodo la dialéctica, está condenado a equivocarse, igual que se han equivocado algunos autores por muy atractivas que fueran sus obras literarias y por muy vigente que las pretendan otros 08/10/2018

Mostrando: 1-5 de 1.237