×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    344
  • Publicadas
    3
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
10/03/2014

Para Ulrike Meinhof, “tirar una piedra es una acción punible, tirar mil piedras es una acción política. Incendiar un coche es una acción punible, incendiar cien coches es una acción política”

Los años 70 eran caldo de cultivo para revolucionarios de todo el mundo. Todo cambiaba. La música hablaba libertad, de paz mundial y de cómo la clase política estaba desfasada y rebosante de corrupción. Los jóvenes querían cambiar el mundo tanto como vestir las prendas de sus ídolos punk.

En Alemania ese movimiento era especialmente singular. El país estaba dividido por el telón de acero y representaba la cuna de la guerra fría. En la parte occidental, los estudiantes idolatraban a aquellos que eran capaces de renunciar a las comodidades de la burguesía germana para unirse a la lucha antifascista. Desde la parte socialista del país, se alimentaba de forma sutil el odio al capitalismo y la participación de Alemania en la Guerra de Vietnam fue uno de los puntos de inflexión para la creación de una de las bandas armadas más simpatizadas de Europa.

Ulrike Meinhof era una periodista política de izquierdas con cierta reputación. Desde su puesto de redacción en el diario Konkret escribía panfletos marxistas, especialmente contrarios a la política nuclear del gobierno alemán. Tras divorciarse en 1967 y renunciar al activismo político del que formaba parte, ayudó a escapar de prisión a Andreas Badder, un joven revolucionario partidario de la lucha armada. Desde aquel momento la prensa bautizaría a esta alianza como Grupo Badder-Meinhof. La combinación entre el espíritu y la fuerza de Badder y el conocimiento político de Meinhof crearon una banda con la que muchos alemanes simpatizaban. Se denominaban a ellos mismos como Facción del Ejército Rojo (RAF). 

RAF (Facción del Ejército Rojo)

Pasaron meses en campos de entrenamiento en Jordania a los que acudían revolucionarios de toda Europa. Para su vuelta ya eran soldados adiestrados capaces de manipular explosivos y usar armas con habilidad.

La combinación entre el espíritu y la fuerza de Badder y el conocimiento político de Meinhof crearon una banda con la que muchos alemanes simpatizaban

Cometieron asaltos, colocaron explosivos en muchos puntos del país y pronto se convirtieron en la noticia más importante casi todos los días del año. En una encuesta realizada en 1971, el 56% de los alemanes afirmaban simpatizar lo suficiente con la RAF como para refugiarlos en su propia casa. El aspecto de estrella de rock de Badder lo convertía en un icono para la juventud y el hecho de ser madre convertía a Meinhof en el prototipo de mujer fuerte, moderna y luchadora.

Para Ulrike era especialmente difícil renunciar a su papel de madre para unirse a la lucha, pero su decisión fue la de abandonar a su hija Bettina sabiendo que probablemente no la volvería a ver.

Ulrike Meinhof, junto a los otros integrantes de la banda, fue capturada en 1972. Empezó uno de los juicios más largos y caros de la historia de Alemania y todos ellos fueron condenados. Nunca llegaron a cumplir su condena ya que tanto Badder como Meinhof, así como otros miembros importantes del grupo fueron encontrados muertos en sus celdas. La versión oficial es el suicidio, aunque existen muchas dudas al respecto.

La disolución oficial de la Facción del Ejército Rojo tuvo lugar en 1998 y los escritos de Meinhof fueron el código de acción de la banda hasta ese mismo año.

 

 

Más recientes de Pesetovic

Mussolini y las ovejas paracaidistas

Mussolini y las ovejas paracaidistas

Las ovejas, "saltando" desde aviones, tuvieron un papel determinante en la Segunda Guerra Ítalo-Etíope 17/03/2014

Acerca de los nazis gays en Rusia

Acerca de los nazis gays en Rusia

Existe un colectivo nazi-gay en la tierra de Putin: Se llaman GASH y dicen luchar contra la lacra que suponen las razas inferiores y a la vez defender los derechos de los homosexuales 12/03/2014