×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Sergio VerdeMiembro desde: 28/03/17

Sergio Verde
118
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.253
  • Publicadas
    3
  • Puntos
    58
Veces compartidas
6
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
06/04/2017

Sin Sexo no hay Historia. Por lo que recorremos todas las culturas con sus costumbres sexuales

Este va a ser el primer artículo de una serie cronológica de la sexualidad en la historia y como no es necesario empezar por nuestros principios y un breve recordatorio de nuestra evolución hasta el hombre/mujer de hoy:

No sabemos con exactitud cuándo el sexo dejó de ser un acto exclusivamente destinado a la reproducción para el ser humano, y cuándo pasó a significar, además, una actividad relacionada con el placer. Sin embargo, es evidente que los homo sapiens de la Prehistoria ya practicaban el sexo contemplándolo tal y como hoy en día se hace, por lo que esa evolución de la mera procreación al fenómeno sociológico se correspondería con un período de más de doscientos mil años, durante el Paleolítico Superior. El sexo como deleite es tan antiguo como el propio hombre, pero es algo que no debería resultarnos raro teniendo en cuenta que anatómica y cerebralmente, aquellos humanos prehistóricos eran exactamente iguales a nosotros.

Si analizamos las pinturas rupestres tendremos una clara idea de su sexualidad. En las primeras pinturas se describían básicamente partos. Después tenemos las Venus (20 mil casi 30 mil años), con pechos enormes, caderas prominentes y una vulva exagerada. Bien pudiera deberse a que con ello querían representar la importancia de los partos y la fertilidad, en esa sociedad en la que lo habitual era que pocos niños sobreviviesen, pensemos que comparándolo con tribus de primitivos modernos de cada 12 embarazos sobreviven 1 o 2 niños.

El consolador femenino más antiguo de la Historia es el falo de Tübingen

Ya en el último tramo del Paleolítico Superior, los artistas entraron de lleno en la representación de escenas que claramente evidencian que el sexo era practicado por puro placer. Si citamos algunos ejemplos de este tipo de imágenes, podemos alcanzar grados verdaderamente explícitos. Desde un amplio abanico de posturas que buscaban aumentar el placer por medio de la penetración más profunda, hasta dibujos esquemáticos que por su extrañeza no tienen una clara interpretación. Como ejemplo de lo primero, existen escenas esquematizadas en las que el hombre aparece elevando una pierna de la mujer. En cuanto a lo segundo, podemos citar dibujos en los que vemos a hombres con el pene erecto junto a animales, con clara alusión a la zoofilia. Se conservan pinturas que representan escenas de sexo en grupo, así como dibujos de penes erectos o vaginas secretando flujos junto a manos plasmadas a su lado, evidenciando, quizás, actividades de masturbación.

El sexo en la Prehistoria sí difiere del que en la actualidad concebimos sobre todo en cuanto a un punto. El sexo en la Prehistoria era totalmente desinhibido.

Además de los testimonios rupestres, se conservan artilugios que tras someterse a estudio se han identificado como juguetes utilizados para la masturbación. En su mayoría son elementos fálicos fabricados con distintos materiales como piedra, hueso o astas de renos. El consolador femenino más antiguo de la Historia es el falo de Tübingen, descubierto en el interior de la cueva de Hohle Fels, en Alemania, y que posee una antigüedad de unos veintiocho mil años. Se trata de un objeto cilíndrico exquisitamente esculpido en piedra, de unos veinte centímetros de largo por tres de diámetro, que tuvo que ser reconstruido a partir de catorce fragmentos. El delicado trabajo de pulido y sus dimensiones llevaron a los expertos a considerar que se trataba de un auténtico juguete sexual.

 

Sergio Verde

puedesexpresateya@gmail.com

Facebook (Expresate ya)

 

Más recientes de Sergio Verde

Crisis Laboral o Renacimiento

Crisis Laboral o Renacimiento

¿Que nos sucede en el meridiano de nuestra Vida Laboral? Muchos de nosotros nos invaden un sentimiento de fracaso, desapetencia, desilusión, sensación de que perdemos nuestro tiempo o que no estamos donde queremos 28/03/2017