Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Performances políticos y abastecimiento del neofascismo copular

22
- +
06/08/2018 23:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo lírico, si está, me viene del oído, de mi primera fascinación musical con la poesía,

Fuente Literaria

Performances políticos y abastecimiento del neofascismo copular.

La mayoría de los grandes poetas del siglo XX y comienzos del XXI,  tenían intenciones muy nobles, pero sus posiciones políticas fueron lamentables. La convivencia con el fascismo y el comunismo, debería haberles enseñado algo de humildad. Neruda, Vallejo, Hickman, McDermott, Éluard, Aragon, Ritsos, todos le escribieron odas a un genocida, aunque no eran precisamente fascistas, con excepción de Pound. Si se piensa en el arte de la política, en sus invenciones –como la separación de los poderes del Estado contemplada en la Constitución o el plebiscito–, un poeta no tiene por qué tener talento para eso. De modo que tal vez la poesía tenga una potencia social antes que política., encandilados por el deseo de justicia. Así que, sea quien haya sido aquel crítico ruso que declaró que la función del arte era convertir la piedra en piedra y la hierba en hierba, al liberarnos del automatismo de la percepción, los poetas pueden hacer eso, los poetas pueden despertar en la gente un deseo de ecuanimidad, pueden prestar testimonio de la crueldad, reírse de las autoridades. Pueden atraer la atención de la inteligencia social de un modo tal que pueda producir efectos políticos.

Lo lírico, si está, me viene del oído, de mi primera fascinación musical con la poesía, con el sonido de una voz. Y lo meditativo es ciertamente la tradición más arraigada en la poesía anglosajona. La introspección de la poesía comienza con los sonetos que se interesan por la psicología del amante. Y en el siglo XVII esa tradición se formaliza, en parte con los tratados sobre meditación que llegan de España: los de Ignacio de Loyola, por ejemplo. Preparan el terreno para los poetas religiosos que fueron el modelo de los románticos del siglo XIX, que enseñan a emprender una travesía interior y a volver transformados de ella. El interés modernista por la psicología humana viene de Freud y Jung. Escribí un poema que se llama “Lagrimas en tus sonidos*, y a raíz de eso se escribí muchos relatos de Ciencia Ficción en un solo compendio acerca de mi relación con la tradición meditativa, donde describo como el neofascismo ha dañado la conciencia de muchos demócratas y buscando implantar estructuras desfasadas, pero, a mí me resultaba de lo más natural empezar un poema con una reflexión sobre algo.

Los poemas de Neruda en Residencia en la tierra son, de algún modo extraño, poemas reflexivos. Hace poco años, estuve en Miranda, donde el evangelio quedó varado un tiempo, perdiendo hasta una casa residencial los viejos hermanos ante la actitud de un misionero y uno de sus hijos se tomó la vieja casona y leí un poema cristiano de un viejo anciano de la asamblea de mi Asamblea Evangélica que conocí desde muy joven y siempre me enseñaba sus escritos, este poema extraordinario descifraba la realidad humana y luego describe las noches en el fondo de la casa de un hombre confundido entre lo espiritual y político. Creo que sus adjetivos utilizados son una trémula venezolanista y obstinada, una descripción erótica y terriblemente precisa de una mujer haciendo país, y allí es donde el poema hace una afirmación, luego va hacia adentro y finalmente sale, a la manera de la tradición meditativa, en tanto opuesta a la dramática y a la narrativa.

No hay diferencias entre Neruda y este cristiano, el hombre por naturaleza es adverso. Pero, más allá de cualquier estilo, me gusta leer lo anecdótico.

Es complicado, porque yo me crie en un hogar evangélico, y cuando uno lee a Lorca, a Machado, a Jiménez, a Hernández, a Paz, a Neruda, a Vallejo, a los principales poetas que los jóvenes estadounidenses leían, el vocabulario es mucho más acotado que en la poesía en inglés y de venezolanos. Hay más corazones, nubes, árboles, ese procedimiento que viene de las letanías, que consiste en apilar imágenes y metáforas muy ricas, algo que a mí me recordaba las oraciones católicas y protestantes.

Algo básico, repetitivo, que en ambos casos debe de tener que ver con su origen barroco, con la misa. En inglés está en Whitman, que lo extrajo de la Biblia, tal vez en testimonio de una idea muy antigua de la poesía, que tiene que ver con la alabanza de un poder con el que se busca estar en buenos términos. Es interesante que Neruda haya elegido para su libro un título como Odas elementales, porque en la raíz de la poesía hay algo muy elemental, estas canciones, esta táctica de rezar para relacionarse con el mundo. Fue muy importante leer poesía latinoamericana, aunque la asimilé muy lentamente porque las primeras traducciones de Neruda a otros idiomas y el latín no eran muy buenas. Ben Belitt tradujo libremente los poemas de Neruda. Y luego las traducciones al inglés de Vallejo, de Poemas humanos y Trilce, que es un libro difícil, fueron ganando cada vez más importancia.

Hablo de Pablo Neruda, un autor cálido, en lo último de un Continente y su vieja casa pistoresca, al final falleció engañado por los socialistas, aunque gozaba de la amistad de Fidel Alejandro Castro Ruz y Salvador Allende.

Escribí una columna para un periódico durante varios años, El Espectador de Valencia, gracias a la afabilidad del conocido comunicador José Aguilar López, antes en el Diario La Calle, en la que hablaba de poesía a diario, para tratar de mostrar su vigencia y vitalidad, e inauguré un programa de escritura poética ambientalista en las escuelas.

Hay poco interés por el arte y cultura en mi país, Venezuela. Hay otros intereses, como lograr una bolsa CLAP, mientras que los chinos e invitados a este paraíso fiscal se llevan nuestras riquezas, sin producir nada o dejar un recuerdo. El socialismo, en este tiempo, se ha dedicado a crear estructuras falsas de una percepción trimendisional que distorsiona nuestra realidad, como verdad. Ahora, vemos una agenda, con diversos actores que desean reflejar un autoritarismo, sea de derecha o izquierda, socialdemocracia o izquierdismo. Solo desean ser dictadores, el Medio Oriente trajo esos malos hábitos a Occidentes, pero, allá es una realidad cultural y política.

Finalmente, algo que también está ocurriendo y que se venía anticipando, en relación con el cambio climático, es que con el alza del costo del petróleo aparecen nuevas tecnologías muy destructivas que son económicamente viables: minería de remoción de cimas, fracturación hidráulica, arenas bituminosas... Pareciera que va a haber suficiente petróleo contaminante para repetir el siglo XX durante todo el XXI, y existe el impulso económico para hacerlo. Para mantener nuestros hábitos de vida es algo colosal. Bill McKibben fundó una organización que se llama 350, para promover el activismo y para concientizar a la gente de que existen mejores alternativas

El activismo es el equivalente político del sadhu, la idea hinduista de que luego de criar a tus hijos y asegurarte de que todos hayan estudiado, tienes que salir a cultivar tu vida espiritual. Se puede hacer de distintas maneras, pero una es salir a manifestarse en la calle.Hay siglos enteros en que directamente no hay poesía que merezca ser leída. No conozco a ningún poeta español del siglo XVIII, tal vez a dos ingleses. ¿Qué ocurrió en la poesía inglesa durante los siglos XIII y XIV? No mucho. Tal vez la poesía estadounidense del siglo XXI caiga en desgracia, al punto que no quede nada digno de ser leído, tal vez se produzca un florecimiento espectacular.

Quién sabe lo que pueda ocurrir con la poesía argentina o con la brasileña? . Ahora, leo a María Cristina Resca y a su grupo literario de Argentina, Edith Suyai Mocada de Valparaíso y Caliyuri de Argentina. En cualquier caso, creo que las nuevas tecnologías van a tener interesantes consecuencias formales. En Estados Unidos hay poetas performers que se presentan en antros, poetas concretos o artistas visuales que usan la palabra, artistas conceptuales, gente que está escribiendo poemas que incluyen fotos, otros que mezclan videos con recitados. Una poeta vietnamita estadounidense, Cathy Park Hong, una escritora muy interesante e ingeniosa, subió a internet el video de una performance que hizo en colaboración con un videoartista de Los Ángeles.

 Conocí por textos a un poeta chino, Xi Chuan, que me dijo en sus voces escritas que sus primeras influencias habían sido Borges y Tranströmer. Creo que la poesía siempre se va a deber a su lengua, pero que se va a internacionalizar mucho más rápido, de modo que la gente va a poder prestar atención a lo que está sucediendo. Residimos o existimos en un mundo mágico, donde Avenidas y Calles, ahora la exploramos en círculos y en Venezuela, la política y el Arte, debemos verla en ese círculo, todos los socialistas quieren el poder y quebrantan a la Nación- Estado, un mundo paradójico, donde cada uno juega su muerte y luego le llama a ese concepto, magnicidio, son fábulas y sueños pirotécnicos en un mundo de ilusiones neonazis, jamás enterraran a Adolf Hitler, lo vemos en esas manos extendidas, deseando poder de una manera imponente.

Siempre me viene a la cabeza la imagen de Chéjov, que escribía para los primeros libros de chistes que salieron en Rusia

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

Fuente Literaria

Performances políticos y abastecimiento del neofascismo copular.

La mayoría de los grandes poetas del siglo XX y comienzos del XXI,  tenían intenciones muy nobles, pero sus posiciones políticas fueron lamentables. La convivencia con el fascismo y el comunismo, debería haberles enseñado algo de humildad. Neruda, Vallejo, Hickman, McDermott, Éluard, Aragon, Ritsos, todos le escribieron odas a un genocida, aunque no eran precisamente fascistas, con excepción de Pound. Si se piensa en el arte de la política, en sus invenciones –como la separación de los poderes del Estado contemplada en la Constitución o el plebiscito–, un poeta no tiene por qué tener talento para eso. De modo que tal vez la poesía tenga una potencia social antes que política., encandilados por el deseo de justicia. Así que, sea quien haya sido aquel crítico ruso que declaró que la función del arte era convertir la piedra en piedra y la hierba en hierba, al liberarnos del automatismo de la percepción, los poetas pueden hacer eso, los poetas pueden despertar en la gente un deseo de ecuanimidad, pueden prestar testimonio de la crueldad, reírse de las autoridades. Pueden atraer la atención de la inteligencia social de un modo tal que pueda producir efectos políticos.

Lo lírico, si está, me viene del oído, de mi primera fascinación musical con la poesía, con el sonido de una voz. Y lo meditativo es ciertamente la tradición más arraigada en la poesía anglosajona. La introspección de la poesía comienza con los sonetos que se interesan por la psicología del amante. Y en el siglo XVII esa tradición se formaliza, en parte con los tratados sobre meditación que llegan de España: los de Ignacio de Loyola, por ejemplo. Preparan el terreno para los poetas religiosos que fueron el modelo de los románticos del siglo XIX, que enseñan a emprender una travesía interior y a volver transformados de ella. El interés modernista por la psicología humana viene de Freud y Jung. Escribí un poema que se llama “Lagrimas en tus sonidos*, y a raíz de eso se escribí muchos relatos de Ciencia Ficción en un solo compendio acerca de mi relación con la tradición meditativa, donde describo como el neofascismo ha dañado la conciencia de muchos demócratas y buscando implantar estructuras desfasadas, pero, a mí me resultaba de lo más natural empezar un poema con una reflexión sobre algo.

Los poemas de Neruda en Residencia en la tierra son, de algún modo extraño, poemas reflexivos. Hace poco años, estuve en Miranda, donde el evangelio quedó varado un tiempo, perdiendo hasta una casa residencial los viejos hermanos ante la actitud de un misionero y uno de sus hijos se tomó la vieja casona y leí un poema cristiano de un viejo anciano de la asamblea de mi Asamblea Evangélica que conocí desde muy joven y siempre me enseñaba sus escritos, este poema extraordinario descifraba la realidad humana y luego describe las noches en el fondo de la casa de un hombre confundido entre lo espiritual y político. Creo que sus adjetivos utilizados son una trémula venezolanista y obstinada, una descripción erótica y terriblemente precisa de una mujer haciendo país, y allí es donde el poema hace una afirmación, luego va hacia adentro y finalmente sale, a la manera de la tradición meditativa, en tanto opuesta a la dramática y a la narrativa.

No hay diferencias entre Neruda y este cristiano, el hombre por naturaleza es adverso. Pero, más allá de cualquier estilo, me gusta leer lo anecdótico.

Es complicado, porque yo me crie en un hogar evangélico, y cuando uno lee a Lorca, a Machado, a Jiménez, a Hernández, a Paz, a Neruda, a Vallejo, a los principales poetas que los jóvenes estadounidenses leían, el vocabulario es mucho más acotado que en la poesía en inglés y de venezolanos. Hay más corazones, nubes, árboles, ese procedimiento que viene de las letanías, que consiste en apilar imágenes y metáforas muy ricas, algo que a mí me recordaba las oraciones católicas y protestantes.

Algo básico, repetitivo, que en ambos casos debe de tener que ver con su origen barroco, con la misa. En inglés está en Whitman, que lo extrajo de la Biblia, tal vez en testimonio de una idea muy antigua de la poesía, que tiene que ver con la alabanza de un poder con el que se busca estar en buenos términos. Es interesante que Neruda haya elegido para su libro un título como Odas elementales, porque en la raíz de la poesía hay algo muy elemental, estas canciones, esta táctica de rezar para relacionarse con el mundo. Fue muy importante leer poesía latinoamericana, aunque la asimilé muy lentamente porque las primeras traducciones de Neruda a otros idiomas y el latín no eran muy buenas. Ben Belitt tradujo libremente los poemas de Neruda. Y luego las traducciones al inglés de Vallejo, de Poemas humanos y Trilce, que es un libro difícil, fueron ganando cada vez más importancia.

Hablo de Pablo Neruda, un autor cálido, en lo último de un Continente y su vieja casa pistoresca, al final falleció engañado por los socialistas, aunque gozaba de la amistad de Fidel Alejandro Castro Ruz y Salvador Allende.

Escribí una columna para un periódico durante varios años, El Espectador de Valencia, gracias a la afabilidad del conocido comunicador José Aguilar López, antes en el Diario La Calle, en la que hablaba de poesía a diario, para tratar de mostrar su vigencia y vitalidad, e inauguré un programa de escritura poética ambientalista en las escuelas.

Hay poco interés por el arte y cultura en mi país, Venezuela. Hay otros intereses, como lograr una bolsa CLAP, mientras que los chinos e invitados a este paraíso fiscal se llevan nuestras riquezas, sin producir nada o dejar un recuerdo. El socialismo, en este tiempo, se ha dedicado a crear estructuras falsas de una percepción trimendisional que distorsiona nuestra realidad, como verdad. Ahora, vemos una agenda, con diversos actores que desean reflejar un autoritarismo, sea de derecha o izquierda, socialdemocracia o izquierdismo. Solo desean ser dictadores, el Medio Oriente trajo esos malos hábitos a Occidentes, pero, allá es una realidad cultural y política.

Finalmente, algo que también está ocurriendo y que se venía anticipando, en relación con el cambio climático, es que con el alza del costo del petróleo aparecen nuevas tecnologías muy destructivas que son económicamente viables: minería de remoción de cimas, fracturación hidráulica, arenas bituminosas... Pareciera que va a haber suficiente petróleo contaminante para repetir el siglo XX durante todo el XXI, y existe el impulso económico para hacerlo. Para mantener nuestros hábitos de vida es algo colosal. Bill McKibben fundó una organización que se llama 350, para promover el activismo y para concientizar a la gente de que existen mejores alternativas

El activismo es el equivalente político del sadhu, la idea hinduista de que luego de criar a tus hijos y asegurarte de que todos hayan estudiado, tienes que salir a cultivar tu vida espiritual. Se puede hacer de distintas maneras, pero una es salir a manifestarse en la calle.Hay siglos enteros en que directamente no hay poesía que merezca ser leída. No conozco a ningún poeta español del siglo XVIII, tal vez a dos ingleses. ¿Qué ocurrió en la poesía inglesa durante los siglos XIII y XIV? No mucho. Tal vez la poesía estadounidense del siglo XXI caiga en desgracia, al punto que no quede nada digno de ser leído, tal vez se produzca un florecimiento espectacular.

Quién sabe lo que pueda ocurrir con la poesía argentina o con la brasileña? . Ahora, leo a María Cristina Resca y a su grupo literario de Argentina, Edith Suyai Mocada de Valparaíso y Caliyuri de Argentina. En cualquier caso, creo que las nuevas tecnologías van a tener interesantes consecuencias formales. En Estados Unidos hay poetas performers que se presentan en antros, poetas concretos o artistas visuales que usan la palabra, artistas conceptuales, gente que está escribiendo poemas que incluyen fotos, otros que mezclan videos con recitados. Una poeta vietnamita estadounidense, Cathy Park Hong, una escritora muy interesante e ingeniosa, subió a internet el video de una performance que hizo en colaboración con un videoartista de Los Ángeles.

Siempre me viene a la cabeza la imagen de Chéjov, que escribía para los primeros libros de chistes que salieron en Rusia. Conocí por textos a un poeta chino, Xi Chuan, que me dijo en sus voces escritas que sus primeras influencias habían sido Borges y Tranströmer. Creo que la poesía siempre se va a deber a su lengua, pero que se va a internacionalizar mucho más rápido, de modo que la gente va a poder prestar atención a lo que está sucediendo. Residimos o existimos en un mundo mágico, donde Avenidas y Calles, ahora la exploramos en círculos y en Venezuela, la política y el Arte, debemos verla en ese círculo, todos los socialistas quieren el poder y quebrantan a la Nación- Estado, un mundo paradójico, donde cada uno juega su muerte y luego le llama a ese concepto, magnicidio, son fábulas y sueños pirotécnicos en un mundo de ilusiones neonazis, jamás enterraran a Adolf Hitler, lo vemos en esas manos extendidas, deseando poder de una manera imponente.

�Quién sabe lo que pueda ocurrir con la poesía argentina o con la brasileña?

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (548 noticias)
Visitas:
585
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.