Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El periodista Felipe Serrano presenta su libro sobre el Ritz, un recopilatorio de anécdotas de los cien años del hotel

09/03/2010 21:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El periodista de la Cadena SER Felipe Serrano presentó hoy su libro 'Hotel Ritz. Un siglo en la historia de Madrid', un completo recopilatorio de anécdotas sucedidas en el establecimiento y de las que él fue testigo directo de algunas de ellas, ya que durante once años, y antes de dedicarse de lleno al periodismo, trabajó como camarero en el hotel.

"Durante once años tuve el honor de trabajar como camarero. Llegué con 18 años pidiendo trabajo y después de que el primer 'maître', me mandara a la peluquería por las greñas que llevaba, me puse durante los primeros cinco meses a servir agua", bromeó tras recordar que siempre supo que llevaba "el veneno del periodismo en el cuerpo". Ese veneno le llevó a ir cargado en todo momento con una libreta, en la que apuntó algunas de las anécdotas que hoy dan forma al libro.

En él recoge sus propias experiencias y anécdotas desde que llegó a él en 1977 y los recuerdos de algunos camareros, que ya trabajaban en él desde antes de la Guerra Civil. Eso sí, el autor insistió en que el libro "no es la historia oficial del Ritz", sino su propia historia y que tampoco es un trabajo de encargo "ni un relato de cotilleos adulterados con el paso del tiempo".

"Mis primeras palabras quiero que sean de gratitud", dijo el periodista parafraseando la habitual bienvenida de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en los actos oficiales, lo que provocó las carcajadas de la que denominó la "tribu de local". Y es que prácticamente todos sus compañeros de trabajo estuvieron presentes en la presentación, igual que el vicepresidente autonómico, Ignacio González, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, el concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Óscar Iglesias, o el delegado de Economía y Empleo del Consistorio, Miguel Ángel Villanueva, que ejerció de maestro de ceremonias.

Sin duda, las palabras más sentidas durante la tarde fueron las dedicadas por Serrano a su familia, su mujer y sus dos hijos, una emoción que le llegó incluso a impedir hablar durante unos segundos y con lo que se ganó el aplauso de todos los asistentes a la presentación, en la sede de Economía y Empleo, en la también centenaria Gran Vía.

Serrano tiró de memoria para recordar que el principal impulsor del Ritz fue el rey Alfonso XIII, que vio como los invitados a su boda no podían alojarse en un hotel de la capital de gran calidad. Hoy la situación ha cambiado mucho y, como sostuvo, Villanueva, la capital cuenta con hasta 21 hoteles de cinco estrellas.

Lo que queda en el recuerdo y en las hemerotecas, como destacó el edil, es que el Ritz ha sido siempre "un referente de la vida política y social del país porque casi todo lo que ha pasado en España ha tenido alguna relación con él".

Gobernantes, empresarios, diplomáticos, espías y periodistas pasaron por el hotel, desde Hitler a Matahari, desde Dalí a James Stewart. Incluso Antonio Banderas quiso casarse allí con su primera mujer, la también actriz Ana Leza, porque una antigua consigna de la dirección impedía que entrase gente del mundo de la farándula, algo que no se cumplió en ningún momento ya que por él pasaron Gene Kelly --que sólo se registró durante unos minutos porque no dejaron hacer lo mismo con su chihuahua-- Ava Gardner, Rita Hayworth o Imperio Argentina. De ella dijo que estuvo a punto de suicidarse desde una ventana del hotel por un desamor.

No sólo pasaron artistas por el Ritz. Serrano destacó especialmente el paso por él de políticos como el rumano Nicolae Ceaucescu y su obsesión porque su comida pudiera estar envenenada; Yaser Arafat, "con su revólver Magnum"; Boris Yeltsin, que en el apertitivo "pidió tres copitas de jerez y mucho vino en la cena levántandose de la mesa con un aspecto más sonrosado"; Manuel Fraga, "mientras el chapapote llegaba a las costas gallegas" y así hasta completar un larguísimo etcétera.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
350
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.