Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Piden 19 años de prisión para el anciano de 78 años que mató a su mujer en Puente Arce (Cantabria)

10/12/2009 12:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Ministerio Fiscal pide 19 años de prisión para Mariano R.G., el anciano de 78 años de edad que, en noviembre de 2007, presuntamente mató a su mujer, de 76, al clavarle un cuchillo en el cuello en su domicilio de Puente Arce.

Los hechos sucedieron, según relata el Ministerio Fiscal, el 21 de noviembre de 2007, cuando el acusado accedió al domicilio de su mujer, de la que tenía orden de alejamiento, y entró a la cocina, donde atacó a su esposa con un cuchillo que le clavó en el cuello. Al intentar defenderse, la mujer sufrió más heridas, y murió de forma inmediata.

Una semana antes, el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander había condenado al acusado por un delito de amenazas de muerte a su mujer y le había impuesto una pena de nueve meses de prisión y prohibición de aproximarse a menos de 200 metros de su mujer durante dos años, en una sentencia que no era firme. Pero durante la instrucción de la causa sí que se le impuso al acusado la prohibición de acercamiento.

Tras estas amenazas, su esposa decidió irse a vivir con su hija a Puente Arce, donde sucedieron los hechos. Después de ellos, el acusado escondió el cuchillo bajo la alfombrilla del coche y se dirigió a la Guardia Civil de Santander, donde declaró que su mujer le había atacado y se vio obligado a defenderse, sin conocer el estado en que había quedado ella.

El Ministerio Fiscal pide por estos hechos --que serán juzgados el próximo 21 de diciembre en la Audiencia Provincial-- que se imponga al acusado, en prisión desde entonces, una pena de 18 años de cárcel por un delito de asesinato al que suma otro año por el de quebrantamiento de medida cautelar (por la orden de alejamiento). Además, reclama que se indemnice a cada uno de los tres hijos con 8.268 euros. El Gobierno de Cantabria, personado como acusación, apoya estas peticiones.

La acusación particular, que ejercen los tres hijos, eleva las penas a 21 años de prisión (20 por el asesinato y otro por el quebrantamiento de condena), junto a la prohibición de acercarse a sus hijos a menos de 500 metros durante 21 años y la indemnización a cada uno de ellos con 60.000 euros.

En cambio, la defensa sostiene que fue el acusado quien recibió el ataque de su esposa, que le esperaba en la puerta del domicilio cuchillo en mano. Previamente, habían discutido por teléfono sobre el reparto de sus bienes.

En el transcurso del forcejeo, el acusado sostiene que le causó un corte en el cuello a su esposa, y que, al comprobar que sangraba abundantemente, trató de detener la hemorragia. Su estado de nervios le hizo abandonar el lugar de los hechos y le impidió coger el coche, por lo que cogió el tren para ir hasta las dependencias de la Guardia Civil.

La defensa considera que los hechos son homicidio en lugar de asesinato, y pide por ello diez años de prisión, admitiendo en cambio el delito de quebrantamiento de condena, por el que pide un año de prisión. En cuanto a las indemnizaciones, se remite a las que pide el Ministerio Fiscal (8.268 euros por cada uno de los tres hijos).


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
238
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.