Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Librosqueleer escriba una noticia?

"Piel herida" - Stuart MacBride

23/06/2011 12:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vuelvo a la carga con uno de mis géneros preferidos: la novela negra. En este caso se trata de un autor escocés, hasta el momento desconocido para mí. No obstante, son tres las novelas que de él se han publicado en nuestro país y siete las que tiene escritas de esta serie.

"Piel herida" es la tercera entrega de la serie policíaca protagonizada por Logan McRae. Me ha gustado tanto que no me va a quedar más remedio que leer las otras dos!

Stuart MacBride

Stuart MacBride (Dumbarton, Escocia) es autor de la serie de novelas ambientadas en Aberdeen y que tienen al sargento Logan McRae como protagonista.

Es un escritor bastante conocido en Europa, habiendo ganado varios premios, y siendo sus novelas bestseller tanto en Escocia como en algunos países nórdicos.

La crítica anglosajona y alemana compara al autor con Henning Mankell (yo no he visto ninguna similitud salvo el género al que las novelas de ambos pertenecen) y lo marca como un claro rival con Ian Rankin (ahí ya no me meto pues Rankin es un escritor que tengo pendiente...)

Hasta el momento, en España se han publicado tres novelas de la serie (todas las podéis encontrar en Ediciones Ambar):

.- El coleccionista de niños

.- Luz mortecina y

.- Piel herida

No obstante, ya ha escrito siete novelas de dicha serie y está preparando la octava, que se prevé se publicará en el año 2013

Argumento

La policía de Aberdeen no da abasto.

Por un lado, un violador está aterrorizando a la población femenina. Son varias las mujeres violadas y apaleadas, cada vez con más ensañamiento. Además, entre ellas no hay similitudes ni pautas comunes lo que hace pensar que al violador le da igual a quien agreda, mientras que haga el mayor daño posible.

La policía le pone una trampa: la agente Jacke Watson se hace pasar por una joven borracha –las víctimas favoritas del violador- y, cuando éste se acerca con un cuchillo, ella cree que para atacarle, le detiene. Pero el violador resulta ser un famoso jugador del equipo local. Coge al abogado más incisivo de toda la ciudad y éste enseguida consigue que le pongan en libertad. Y es que la madre y la novia del jugador le apoyan y le proporcionan una coartada. No obstante, Jackie y otros miembros de la policía, como el inspector Insch, están convencidos de que es culpable y, pese a toda la oposición de la opinión pública, le mantienen en seguimiento. Sin embargo, las violaciones continúan.

Al mismo tiempo, a las puertas de un hospital es abandonado el cuerpo casi sin vida de un hombre. El pobre hombre no tarda en morir. Su cuerpo está lleno de marcas que hacen pensar que ha sido cruelmente torturado. Logan, nuestro protagonista, a las órdenes de la inspectora Steel, va a ser el encargado de averiguar qué se esconde detrás, lo que le lleva a introducirse en un oscuro mundo de pornografía y bondage, llegando a conocer a un grupo que disfruta con el dolor sexual de otras personas.

Finalmente, en un centro comercial un grupo de niños violentan a una joven embarazada, empujándola y agrediéndola. Un hombre mayor se acerca para defenderla y Morrison, uno de los niños, que tan sólo tiene ocho años le clava un cuchillo . El hombre resulta muerto. Logan y otra agente intentan detener al niño pero éste se defiende bien: clava un cuchillo en el cuello a la agente –casi matándola- y le da una paliza a Logan, consiguiendo escapar. ¿Qué ha podido llevar a un chiquillo a comportarse así?

Datos técnicos

Fecha de publicación: marzo de 2011

Idioma: Español

ISBN: 9788492687398

Número de páginas: 576 páginas

Formato: Edición de gran tamaño en tapa blanda, rústica con solapas

Precio: 19 euros.

Impresiones

Antes de tener entre mis manos esta novela, no había oído hablar de su autor, Stuart MacBride, y eso que suelo fijarme en las novedades de este género, que tanto me gusta. La novela me ha gustado mucho por lo que buscaré y leeré las dos otras novelas que tiene publicadas en nuestro país.

Ya sabéis que soy muy aficionada a la novela negra en general. Y que la novela negra nórdica en particular me encanta, pues autores como Henning Mankell, Arnaldur Indridasson, Stieg Larsson, Camilla Läckberg, Mari Jungstedt y otros tantos me han dado buenos ratos de placer. Tampoco le hago ascos a la novela negra americana, española... o la que se tercie (incluso japonesa he llegado a leer en alguna ocasión). No obstante, la novela negra británica me resulta bastante desconocida. Este año, con ésta, son dos las novelas británicas (escocesas concretando más) que he leído. Ya os hablé en su día de "La isla de los cazadores de pájaros" de Peter May que tanto me gustó (le di cinco estrellas). Ésta no llega a tanto pero sí recibe una nota también muy alta, lo que denota lo mucho que me ha gustado.

Estilo

Stuart MacBride tiene un estilo similar a los escritores norteamericanos de novela negra y policíaca. Si obviamos las referencias constantes a la ciudad donde se desarrollan los sucesos -Aberdeen-, las tácticas de investigación y la forma de desarrollarse la novela, podrían pertenecer perfectamente a una novela americana. Con una salvedad: los personajes se pasan todo el día bebiendo té. Es curioso, siempre tienen una taza de té en la mano: están en comisaría y beben té, van a una casa a interrogar a alguien y les sacan té y unas galletas... ni sé cuántas veces aparecerá la palabra té en la novela! A mí que me encanta el té se me hacía la boca agua y en varias ocasiones he tenido que dejar la lectura para hacerme mi propia tacita de té!

Pero, quitando eso, la verdad es que la forma de plantear los casos, de desarrollar la novela, el estilo en definitiva, me ha resultado bastante familiar y cercano (por haber leído muchos thrillers americanos).

Es de esos libros que enganchan, un page-turner en toda regla. Se trata de una novela larga, que supera las 550 páginas de letra más bien pequeña y que, sin embargo, he leído en 5 o 6 días. Y es que se pasan las hojas rápidamente y no te cansas de leer, pues se trata de una lectura fácil y muy entretenida.

Mezcla de historias

En la novela se mezclan tres investigaciones; dos de ellas (las violaciones y el hombre torturado) aparecen desde un principio; la tercera (el niño asesino) aparece un poco avanzada la novela.

Las tres historias se entremezclan pues, aunque cada una tiene sus agentes asignados, Logan, el protagonista, va a estar implicado en la investigación de las tres, unas veces a las órdenes de Steel otras de Insch. El lector no sabe si las tres historias están relacionadas o son misterios independientes.

Así que asistimos a tres investigaciones paralelas. Hay lectores a los que no les gusta este tipo de estructura novelística pues la consideran líosa. No es mi caso; en general, no le pongo peros a una alternancia de historias ni tampoco de tiempos; es más, me suele gustar. Pero si que es cierto que en muchos casos, una acaba disfrutando más de una historia que de la otra u otras lo que hace que estemos deseando que los capítulos de la historia que más atrapados nos tiene no acaben nunca mientras que los demás pasen rápidamente... No me ha ocurrido esto con la novela que hoy comento pues las tres historias me han parecido igualmente interesantes; no he podido decantarme por ninguna de ellas. La investigación de las violaciones me ha resultado interesante pues ya desde el principio tenemos un presunto culpable; o, mejor dicho, la policía tiene un culpable a pesar de que todo esté en contra de esta culpabilidad. Con lo cual

mantiene un alto nivel de intriga: será el culpable? no lo será? es pura cabezonería de la policía o realmente tienen algo?...

La investigación del cuerpo torturado resulta interesante porque nos mete en un submundo del que yo no tenía ni idea, el del bondage y de la pornografía de adultos. Según la Wikipedia, bondage es "una denominación aplicada a los encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda. Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando generalmente cuerdas, aunque también se pueden ver en muchas ocasiones el uso de cinta, telas, cadenas, esposas, y cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a una persona. Con cierta frecuencia, a la persona se le aplica una mordaza o los ojos vendados. El bondage puede usarse como práctica estético-erótica, como parte de una relación BDSM, o como una variante erótica más o como elemento en ceremonias de dominación o de sadomasoquismo." No es exacatamente así como se recoge en la novela en la que se contempla un concepto un poco más amplio -o más restringido según se mire- pues no hace referencia sólo al atar a otra persona para la práctica de relaciones sexuales sino, simple y llanamente, en obtener placer sexual a través de la causación de dolor.

Finalmente, la investigación del niño asesino resulta interesante porque repugna a la mente humana que una criatura de tan solo ocho años pueda, consciente y voluntariamente, matar a alguien. ¿Cómo es algo así posible? ¿Por qué un escolar que hasta hace nada era un niño normal, se convierte en alguien que no duda en asesinar si la ocasión lo requiere?

Como digo, tres historias o investigaciones presentes en la novela, todas ellas con entidad suficiente como para haber "protagonizado" por sí solas una novela entera pero perfectamente incardinadas en la novela, de tal forma que las tres se desarrollan de forma lineal y paralela y llegan a una resolución completa y satisfactoria.

Personajes

.- El protagonista es Logan. Normalmente, en este tipo de novelas el protagonista es jefe de un grupo de investigación (llámese inspector como en Suecia o España, comisario como en Italia, etc...). No es el caso de Logan que, si bien no es agente raso, trabaja a las órdenes de un superior, ya sea Steel, ya sea Insch. Resulta curiosa la normalidad de Logan frente a las rarezas de sus superiores. Salvo excepciones (como los protagonistas de las novelas de Camilla Läckberg o Mari Jungstedt, que tienen una vida familiar y social completamente normalizada), lo habitual en estas historias policíacas es que el protagonista sea un ser atormentado o con alguna tara: alcoholismo, divorcios, soledad... son habituales en nuestros protagonistas. No ocurre así con Logan, el protagonista ideado por Stuart MacBride que es de lo más normal: un tipo serio, formal, sin defectos aparentes y que nos da la impresión de ser buena persona.

.- A su lado, un elenco de secundarios de lo más variopinto:

La inspectora Steel, lesbiana, zafia, con una boca que pide a gritos ser lavada con agua y jabón... S escaquea todo lo que puede y más del trabajo el cual, lógicamente, va a recaer en el sufrido Logan.

El inspector Insch, con obesidad casi mórbida y un genio endiablado que controla con dificultad

El agente Rickards, que pertenece a uno de esos grupos de bondage, etc...

Todos los personajes están bastante bien definidos y caracterizados. Lógicamente, el que mejor lo está es el protagonista, Logan quien, además, se supone que ya es conocido por las entregas anteriores. Pero, en todo caso, sin haberlas leído, lo cierto es que llegamos a conocerle bastante bien. Los demás personajes están esbozados; no obstante, tienen unas características concretas -mala leche, lesbianismo, obesidad, tendencias sexuales...- que hace que el lector se quede pronto con ellos, que los identifique sin problemas...

Conclusión final

Me ha gustado mucho. Me ha resultado una novela muy entretenida, bastante bien desarrollada y construida, que sabe llevar adecuadamente la alternancia de historias, que tiene unos personajes bien caracterizados y que plantea temas curiosos.

El hecho de no haber leído las dos entregas anteriores no implica nada. Si acaso, que den ganas de leerlas. Pero no implica ninguna dificultad leer la tercera entrega sin haber leído la primera y segunda previamente. Sí que se hacen algunas referencias a algo que pasó en la novela anterior pero es un tema un tanto secundario que, desde luego, no impide la comprensión correcta de esta novela.

En definitiva, recomiendo la lectura de esta novela. Sobre todo de cara al veranito, me parece una lectura ágil y entretenida, muy adecuada para leer en una tumbona en una playita, pero también en el sofá de casa junto a una estufita, con una taza de té, en un crudo invierno.

Valoración: 8/10

(Nota: con ésta ya tengo dos novelas del reto 10 misteriosos)


Sobre esta noticia

Autor:
Librosqueleer (234 noticias)
Fuente:
librosquehayqueleer-laky.blogspot.com
Visitas:
443
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.