Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Msa escriba una noticia?

Poesias y poemas

26/05/2009 21:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La felicidad consiste en el equilibrio entre lo que tienes, lo que quieres y lo que puedes

TE DEBO LA VIDA

1. TE DEBO LA VIDA

Mar inmenso, bravo, quieto,

¡Contesta a este viejo!

De corazón roto,

de alma muerto.

¿A dónde voy?

¿De donde vengo?

Tú que eres sabio

¡Dame respuestas!

El corazón dice,

el ama niega,

el cuerpo implora

la mente aleja,

¿A quién hago caso,

al mar o a las olas?

Pisando tu piel

de arena ardiente,

tácita, pequeña, hiriente,

a veces melancólica,

otras paciente,

escucho el grito del silencio

envuelto en extrañas formas

desterradas de la orilla

por ser diferente a otras.

Piedra de tres corazones

y un solo cuerpo

¡Que extraño! ¡Que raro!

Por un lado lleno de cortes,

heridas y recuerdos

aparentemente cicatrizados,

Por otro; Un tercio negro y

tres cuartos blanco,

El último, el más raro;

Lo mismo que el anterior

pero justo al contrario.

Han pasado las horas

y sigo pensando.

¿Será esa tu respuesta?

¡Mar sabio que hablas

sólo con amigos y allegados!

Soledad, tristeza y llanto

consuelo de tontos,

simplemente enamorados.

¿Quién eres? ¿Qué buscas?

¿Porqué yo entre tantos?

¿Y si fuera falaz tu risa?

¿Y si fuera mentira tu llanto?

¡Decidme olas! ¡Qué hago!

Hoy se inclina la balanza en un sentido,

pero mañana al contrario,

Mi corazón esta lleno y

abarca tanto…. Tanto…

La piedra de tres corazones ha hablado

pero, ¿Es futuro, presente o pasado?

Agua para quien se ahoga,

vino para el abstemio,

tiempo para el muerto y

amor para quien odia,

¿Verdad que es paradoja?

¿Y nosotros? ¿O debo decir yo solo?

Distancia infinita que acorta un beso,

espacio eterno que vacía un pensamiento,

amor perpetuo que rompe el deseo,

horas que mueren

para que viva el tiempo.

Mar abierto, espacio lleno,

anhelos, cuentos, versos,

lucha de titanes entre la mente,

el alma y el cuerpo. ¡Yo quieto!

Tú siempre en movimiento

El amor que siento no está escrito

¡Ni siquiera esta hecho! Pero,

¿Serás tú quien ponga cerco?

Muy gallardo y valiente

tiene que ser el arquero

para que clave su flecha

justo en el mismo centro.

¡Mientras! ¿Quién sacia mi sed?

¿Dónde lleno el cuenco?

¿Quién recoge las lágrimas

cuando lloro por dentro?

¿Qué mano ase este ciego?

¡A quién miro! ¡Qué labios beso!

No es la distancia, ni el dinero

no es ser joven o viejo,

es el mortal silencio.

No saber tu pensamiento

me ahoga, desgarra y asesina,

simplemente soy reo.

Triste amor solitario que vagas

por aldeas y pueblos

mendigando un suspiro

a quien cuentas tu cuento.

Tierno querer que se pierde

por inmenso desierto.

Es fácil decir: ¡No te comprendo!

Es lógico que sea lento, ¡Pero bueno!

Mi verso no es un verso, es un cuento

Con alaridos, gritos y lamentos.

Para que no se duerma el ego,

con uñas y dientes me agarro a la cima

pero el huracán de mi mente me grita:

¡Baja no seas tonto!

¡Más dura será la caída!

No debes coger migajas

de ladronas y mendigas

eres príncipe de alta alcurnia,

se nota a lo lejos cuando suspiras, pero…

el corazón manda en esta batalla

LA POESIA ES LA PALABRA DEL SENTIMIENTO

y ya ha ordenado el destierro,

¡Vivo o muerto!

¿Y el mar, acaso no has pedido consejo?

¿Qué ha dicho en todo este tiempo?

A escuchado tu versión

y has endulzado sus aguas

con llanto seco, ¡Mira!

También él es complejo.

¡Silencio! ¡Vienen olas a lo lejos!

La voz la trae el viento,

¡Aprovecho!

¡Por favor océano! Ruge ya bravo

y rómpeme en mil cientos!

¡Que me lleve el cielo!

¡Que sea tonto y lerdo!

¡Que me llene un simple te quiero!

La crueldad de la batalla

se mide por lo que debo,

lo que quiero y lo que puedo.

Debo amar, quiero amar y puedo, pero…

¿Será morada tierras de otro fuero?

¿Será acaso tan intenso?

¿O quizás soga para mi cuello?

¡No más equivocaciones!

¡No más retos!

¡Lo tomas como bueno!

¡O lo dejas como incierto!

¿Porqué eres diferente al resto?

¡Enséñame a quererte! ¡Te lo ruego!

¡Te sobra tiempo!, Creo,

El ayer amenaza, el hoy incita,

El mañana me ahoga,

Se inclina la balanza

y yo solamente espero

sentado entre caracolas,

conchas y restos

mojándome las olas

le he pedido al mar

que me dé un consejo

ya llega su movimiento

el más de los fieros:

¡¡¡Acompáñame guerrero!!!

¡¡¡Ahoga tus fuerzas

en infinito destierro!!!

Donde seas piel de mi piel

Y cielo de mi cielo.

¡¡¡Yo soy tu amante secreto!!!

Yelmo, atónito, ciego:

¡Aya voy amor mío!

Antes de partir quiero

pisar por última vez el suelo.

Junto a mi futuro lecho

¡Eureka! ¡Una piedra con tres lados!

Inclino la cabeza y extiendo el brazo,

Esta esculpido por un ado,

La analizo y oigo al mar: ¡¡¡Vamos!!!

Contesto: ¿Decías algo?

La séptima ola trae el recado

¿No eres tú mi amado?

¿En qué quedamos?

¡Silencio, calma total!

¡El mar se ha enfadado!

Ya no moja el agua mi piel,

me esta hiriendo con dagas,

ha clavado una concha en mi pie

y a voces me llama,

Mientras vuelvo la cabeza,

me despido con una mirada

reflejada mil veces en plata

¡Adiós mi amor! El mar canta

¡Adiós! ¡Volveré mañana!

Solo quien bien te quiere

Responde a tu llamada.

Le pedí al mar un consejo

y siendo él tan inmenso

me ha ofrecido su casa,

ahora estoy contento,

aunque le di calabazas

¡Tengo la piedra de tres caras!

¡La llamaré destino!

¡No! La llamaré esperanza.

He de curar sus heridas

limpiar lo que sobra

añadir lo que falta

y en tu mano para siempre

quedará guardada

hasta el día de las arras.

Será tan sabio el destino

que sepa apreciarla,

Más que un brillante,

más que un tesoro

no es materia inerte

tiene vida incrustada,

por tener tiene hasta alma.

Lleva grabado el destino de

Mi vida y mi amada, y

lo más importante:

ella tiene la palabra

Ahora hay paz, terminó la batalla

Por ahora nadie vence

y la cosa esta en tablas,

tú para saber lo que sientes

y yo para dejar las armas.

He de esperar un rato

y será siempre el tiempo

quien ponga cascabel a gato.

Y colorín colorado

Este cuento se ha acabado


Sobre esta noticia

Autor:
Msa (36 noticias)
Visitas:
467
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.