Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Políticos, falsicación de un líder de base nunca serán como el Ché, Fidel o Dracula Lacava

21
- +
25/08/2019 01:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todo, debe llevarnos a una profunda reflexión

Aventis

Estamos viviendo una hora negra en Venezuela y su historia política, donde se le hace una inexplicable falta de respeto hacia la opinión de los demás. En el fondo se evidencia una enorme ausencia de calidad democrática. Esto, permite a no respetar lo que la ley permite.Ni siquiera quienes debieran ser ejemplo de las mejores cualidades, recuerden aquello que decía Platón de que los gobernantes solo se justifican en el cargo si llegan a ser los más sabios, son capaces de mostrar respeto, simple respeto, ¡no se pide que compartan las mismas ideas!, por los demás. Me refiero a todos esos pactos que alcanzan los partidos para gobernar las instituciones, algunos incluso contra natura, pero que están dentro de la legalidad ¡por unas leyes hechas por ellos mismos y para cuyo cambio o mejora no son capaces de ponerse de acuerdo!, y que luego ellos se encargan de deslegitimar de mil maneras.

. El caso es que, a todos, sin excepción, les disgusta todo lo que no les beneficia. Y luego terminan como terminan. Creo que, ciegos como están por sus ideas y por sus intereses, son incapaces de identificar el daño que se hacen y que nos hacen a todos. Devaluaciones y más devaluaciones junto a la especulación e hiperinflación. Esto, nos da una respuesta, se van o se quedan.

Todo esto, debería llevarnos a una profunda reflexión. La realidad es que la política, la puñetera política, es capaz de envenenar el ambiente de un pueblo, de cualquier pueblo. Puede llegar, incluso, a estropear las relaciones personales hasta extremos insospechados. En el caso que nos ocupa, hasta terminar en una agresión. En otros casos, lo solucionan con malas caras o negando el saludo cuando no se comparten las mismas ideas o no se les da la razón en todo, anteponiendo la política a relaciones de amistad y de cercanía que pueden venir de toda la vida. Hasta se rompen familias. Esa es la pobreza en la que se mueven. En el mundo de las redes sociales, la cosa se resuelve bloqueando al ´enemigo´ político. Lo único positivo de todo esto es que esta manera de hacer las cosas ahora muestra una evolución sustancial con respecto a aquellos tiempos en los que se ponía fin a este tipo de diferencias fusilando al otro.

. Algo es algo. Creo firmemente que, tras estos comportamientos de ahora, como de aquellos tan negros en la historia de Venezuela, subyace lo mismo, una inexplicable falta de respeto hacia la opinión de los demás. En el fondo, estas cosas evidencian una enorme ausencia de calidad democrática. Esa ausencia de calidad democrática lleva a no respetar lo que la propia ley permite.

Los políticos, deben dejar su protagonismo y, acabar de una vez con esa manía de chupar cámara y robar el protagonismo a los verdaderos protagonistas.

Algunos creen que cuantos más kilómetros hacen, mejor, que cuanto más salgan en la foto tanto si se mueven como si están estáticos, mejor que mejor, sin darse cuenta de que han iniciado su ignición. Los ciudadanos no queremos declaraciones mejor o peor preparadas, los ciudadanos no queremos respuestas rimbombantes, los ciudadanos queremos hechos que es justo lo que nunca nos han dado,

La libertad, es un estandarte de la democracia

Se apoltronan en los sillones presidenciales y 'adyacentes', y su mundo se reduce a eso y a la nómina fin de mes. Algunos, rizan el rizo y aprovechan las redes para dar cuenta del ímprobo trabajo que desarrollan, de la cantidad de kilómetros que han recorrido en cien días escasos, colgándose medallas que son otros los que debieran prendérselas en la solapa.

Los ciudadanos, estamos hartos de los políticos ad hoc y de los políticos soberbios, que todavía los hay. Ya no se lleva la soberbia, solo que algunos la tienen en los genes. Los ciudadanos estamos hartos de que a título individual o colectivo nos prometan lo que nunca van a cumplir. Es decir, que nos mientan. No me diga por qué los que a sí mismos se autodenominan políticos tienen una tendencia enfermiza a la mentira, a la falsía, al engaño. Por sus mentiras los conoceréis. Se les puede desmontar el discurso fácilmente. Porque eso es lo que hacen cuando dicen, discursear. Menos fotos y más trabajar, que para eso cobran. Otros problemas no arreglaran, pero los sueldos, las dietas, las canonjías económicas es lo primero que resuelven cuando tocan sillón.

Por eso cuando oigo a un político decir según qué cosas, me escacharro de la risa. Las mentiras suelen ser mucho más atractivas y fáciles de contar que las verdades, y por eso, cuando se apoderan de nosotros, es muy complicado librarse de ellas. Y es que como siempre es más atractivo lo prohibido que lo autorizado, lo peligroso que lo seguro, lo movido que lo tranquilo, lo espectacular que lo sencillo, lo excepcional que lo cotidiano, y la realidad no suele ir por ese lado, de vez en cuando nos gusta inventar cosas que tengan que ver con la mentira. De ahí que a los seres humanos nos guste soñar, porque en los sueños cabe cualquier tipo de comportamiento, de sensaciones o de aventuras, sean o no ciertas. Y como el contendido de nuestros sueños solo lo conocemos nosotros, nos permitimos falsearlos para mayor disfrute, y poder ver las cosas no como son, sino como nos gustaría que fueran.

Deben irse y ya, olvídense de Barbados y República Dominicana, estamos hartos de ustedes porque están fuera de cualquier enfoque y no hablemos de economistas, están peor, en pañales, Nos avergüenzan.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1116 noticias)
Visitas:
549
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.