Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Advigen escriba una noticia?

Postura de las mujeres de Advigen ante la Ley de Violencia de Género

21/02/2013 23:30 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las mujeres de Advigen consideramos que la ley integral de violencia de género es una ley machista disfrazada de progresista

ADVIGEN

NOTA DE PRENSA

Las mujeres integrantes de Advigen consideramos que la actual Ley de Violencia de Género es una ley machista disfrazada de progresista.

Opinamos que esta ley no sólo es discriminatoria para un sector de la población femenina, sino que hace que la sociedad nos mire como seres inferiores que necesitamos ser protegidas y tener leyes especiales.

Las mujeres que no denunciamos maltrato, no tenemos las mismas oportunidades para obtener un empleo, dado que existen numerosas empresas que reciben cuantiosas subvenciones por contratar a mujeres maltratadas, tampoco obtenemos las mismas ayudas para obtener una vivienda, ni tasas judiciales gratuitas y así un largo etc.

Por otro lado, existe un tema que es tabú y, que sin embargo, es vox populi: las denuncias falsas. Por regla general son las falsas denunciantes las que obtienen todo este tipo de ayudas, sin contar con las numerosísimas asociaciones de mujeres que existen y que reciben a su vez subvenciones del instituto de la mujer, de las que únicamente el 15% llega a la mujer verdaderamente maltratada.

Nadie niega que exista el maltrato hacia las mujeres, pero maltratos hay de muchos tipos y en muchas direcciones y no se crean leyes especiales para combatirlos. Existen hombres maltratados por sus parejas, que se encuentran totalmente desprotegidos ante la ley: no hay una ley que les proteja, pero sí una que le enjuicia. En igualdad de delito no se mide con el mismo rasero a un hombre que a una mujer.

Estamos indignadas, porque sólo se cuenta una parte de la realidad. Nadie habla tampoco de los niños que son maltratados a manos de sus madres, sólo se habla del maltrato del padre hacia los hijos, algo que no es real, dado que más del 85% de las custodias de los hijos se otorgan a la madre, es de Perogrullo que el mayor índice de maltrato infantil es el de la mujer, pero hasta esto se excusa, alegando que es porque son las madres las que pasan mayor tiempo de convivencia con los hijos.

Por otro lado, nos venden que las mujeres nos dedicamos casi en exclusividad al cuidado de nuestros hijos, pero que también tenemos que acceder al mercado laboral, y se alega que ambas circunstancias no son compatibles, pero a la vez se les niega a los hombres a ejercer el derecho/deber de cuidar de sus hijos. Es un contrasentido en grado sumo.

Nosotras somos las primeras interesadas en acceder al mundo laboral, por tanto ¿quién mejor para cuidar a los hijos que el propio padre en vez de dejar a los menores al cuidado de terceras personas, desconocidos, guarderías, etc.?

Instauraron una Ley de IGUALDAD y como contrapartida engendraron y aprobaron una Ley de Violencia contra la mujer, elaborada única y específicamente para algunas mujeres

Las mujeres, al igual que los hombres, tenemos capacidad de pensar y decidir por nosotras mismas. No necesitamos que nos dirijan sobre cómo debemos pensar o decidir y, sin embargo, esa es la realidad.

Instauraron una Ley de IGUALDAD y como contrapartida engendraron y aprobaron una Ley de Violencia contra la mujer, elaborada única y específicamente para algunas mujeres.

Nadie habla de que la mayor parte de las denuncias que se interponen por malos tratos se realizan en proceso de divorcio y con hijos de por medio. Es una ley que según su definición dice que los hombres son misóginos, y, sin embargo, la mayoría rehacen sus vidas con otras mujeres con las que conviven en armonía, respeto y educación, por tanto, esta ley es un fiasco lleno de contradicciones e intereses creados.

Las segundas esposas son otro colectivo que queda en el olvido. Carecen de derechos. Únicamente se llevan el amor del “maltratador” y los problemas añadidos que acarrean de su anterior vida en pareja (la ex de turno, hijos, juicios, denuncias….) . Son otra parte de la sociedad que se lleva el maltrato institucional de la LIVG, a la que ellas también han sido condenadas.

Queremos dejar esta reflexión en el aire….. ¿Quién vela por el interés superior del menor cuando le niegan su derecho legítimo a tener padre y madre? ¿Quién le va a explicar a ese menor cuando crezca, que aunque él quería estar con su padre alguien se sacó una ley de la manga para impedirlo? ¿Quién le va a explicar a ese niño cuando sea mayor que su madre denunció a su padre con el único fin de quitarle su amor por él?

Y por último añadir otro punto de desigualdad ante la ley. A los hombres no se les conceden indultos por estar condenados por violencia de género (con o sin delito de sangre), mientras que se ha procedido a indultar a Mª Pilar Marcos, vecina de Tafalla, mujer maltratada y que acabó con la vida de su marido. Y otro caso que ha dado mucho que hablar, el de Ángel Carromero, que con el respaldo de su partido, no sólo ha salido de la cárcel en tercer grado sino que acude a su trabajo habitual en el ayuntamiento.

Nadie estamos libres de que esto nos suceda, ni siquiera los que han elaborado y aprobado esta ley.

Advigen es la Asociación de Damnificados por la Ley de Violencia de Género y luchamos por la igualdad efectiva entre personas, eliminando todo tipo de leyes sexistas.

Fdo.: Blanca Escaño

Presidente Advigen

Dirección de contacto:advigen@hotmail.es


Sobre esta noticia

Autor:
Advigen (7 noticias)
Visitas:
4287
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Antonio (23/02/2013)

Comparto totalmente esta postura. La sociedad española esta totalmente ignorante de las injusticias que ocasionan leyes sexistas y dicriminadoras como es la Ley integral de violencia de genero. Valiente postura. Por la dignidad de los varones y en contra del hembrismo de la sociedad española.