Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

La preferencia por lo "nacional" de la extrema derecha española no le renta

29/04/2014 14:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

"Prefiero que nos ayuden a nosotros, aunque suene mal" decirlo, asegura Verónica Talaya, madre de tres niños y una de las españolas asistidas por España 2000, uno de los pequeños partidos de una extrema derecha que sigue siendo marginal pese a la crisis.

Talaya, de 27 años, ha venido a buscar un carrito para su bebé de dos años y, al principio de cada mes, al igual que otras familias, va a buscar comida a la sede de este partido en Valencia, que también acoge la asociación Hogar Social Patriota María Luisa Navarro.

Esta ONG indignó a finales de marzo a las autoridades locales, que la demandaron por discriminación, al distribuir comida en un barrio pobre de la ciudad únicamente a españoles que mostraran su carné de identidad.

Para nosotros, "la prioridad nacional está clara", afirma Azucena Pelayo Sanz, una alegre mujer rubia, de 48 años, presidenta de Hogar Social, que ayuda a 154 familias.

"Tenemos un mensaje muy simple que es decir: con seis millones de parados, no podemos tener más de seis millones de inmigrantes", afirma el presidente de España 2000, José Luis Roberto.

- Pocos militantes -

Pero este discurso, contrariamente a lo que ocurre en otros países europeos, sigue sin calar demasiado en España, pese a estar inmersa en la crisis desde hace cinco años y con un 26% de desempleo.

España 2000, que dice tener lazos con el Frente Nacional francés, sólo tiene 4.000 militantes y cinco concejales en ayuntamientos. Otro grupo, la Plataforma per Catalunya (PxC), dispone de unos 60 concejales en España.

"España es un caso interesante en la medida en que, como otros países 'rescatados' (Irlanda, Portugal), demuestra que la crisis económica no genera por sí misma extrema derecha", destaca el historiador Xavier Casals, especialista en movimientos extremistas ¿Por qué? Primero porque "España hasta hace prácticamente una década era un país emisor de emigrantes", subraya. Y, "en los años 90 y la primera parte de los años 2000, se dijo y se supo que los inmigrantes eran positivos para incrementar la productividad" y el desarrollo económico del país, añade el sociólogo Fermín Bouza.

Atraidos entonces por el 'boom' económico, numerosos extranjeros han abandondado el país desde el inicio de la crisis. En 2013, había oficialmente cinco millones de extranjeros en España, es decir, un 11% de la población.

Además, la extrema derecha en España "procede de una Guerra Civil" y de la dictadura franquista (1939-1975), destaca Bouza, que añade que posteriormente, el Partido Popular "ha conseguido tenerla bajo su control". Bouza calcula que "la extrema derecha, en el sentido amplio de la palabra, la formarían unos tres millones de personas y son, en general, votantes del PP".

Por otro lado, una parte de ella es refractaria a "adoptar una xenofobia contraria a su cultura política, marcada por el catolicismo (defensor de la igualdad humana) y la Hispanidad (que une a los pueblos hispánicos)".

- Una extrema derecha fragmentada -

Fuera del PP, "la situación de la extrema derecha en España se caracteriza por su fragmentación y su territorialización". "Hay luchas de poder" entre los dirigentes, dice Carlos Romero, un falangista de 52 años, sentado a una mesa con un exfranquista, un exsindicalista o una ferviente católica que organiza procesiones de Semana Santa.

Pero el presidente de España 2000, un antiguo militar, está convencido de que llegará la hora "de un frente que nosotros llamamos identitario, otros lo llamarían anti-inmigración".

Este abogado y propietario de una empresa de seguridad subraya el creciente sentimiento de injusticia frente al aumento de las listas de espera para la ayuda social.

Las asociaciones dan prioridad a los inmigrantes porque "dicen que tenemos familia que puede mantenernos", asegura Verónica.

"En igualdad de condiciones en la situación de paro, entre españoles y familias inmigrantes, primero el nacional", afirma Juan Antonio Serrano, de 53 años, que se describe como un exsindicalista de izquierdas decepcionado, convertido en militante de España 2000.

Xavier Casals no excluye, no obstante, que el discurso xenófobo acabe por calar: "la situación española es muy volátil".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3124
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.