Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Premios Goya: si no se politizan, no serían los Goya

11/02/2014 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se indignan porque aquellos a los que atacaron y maltrataron durante tanto tiempo, los hacen de menos o aplican recortes en las partidas presupuestarias correspondientes

Con excepciones, abandoné el visionado de cine español hace ya más de dos décadas, cuando el llamado cine español me abandonó a mi y a otros muchos que yo conozco. Eran los años en que los títulos de crédito rendían pleitesia a todos los patrocinadores con dinero público y la lista era mas larga que la de actores y técnicos. Poco importaba la factura del proyecto y su realización, contaba la temática, la filiación ideológica del productor y director y poco más.

Eran los años del PSOE, de Felipe, de la modernidad y el que no salía en la foto monclovita o con los de Ferraz o no existía o estaba muerto. El cine español siempre dió muy buen cine pero en aquella década (1982/1992) se sentaron las bases de la corrupción institucionalizada en materia de ayudas, subvenciones, cuotas de pantalla, etc. Mas o menos lo que en estos tiempos serían los ERES, los Cursos de Formación, los Nóos, etc. Son muchos los que desde dentro lo denunciaron o lucharon contra el sistema o renunciaron a recibir ayudas pero fueron condenados al ostracismo.

El colmo de esta década de negro cine, por respeto a mi predilección por el genero de cine negro, de titiriteros del poder y de la izquierda, como se les llegó a calificar por tantos, estalló con la refundación de la SGAE en 1.995 y el subsiguiente mandato por tres lustros de Teddy Bautista, intempestivamente terminados por intervención de nuestra Audiencia Nacional, al destapar intereses oscuros y espúreos en su actuación. Por entonces la SGAE alcanzó la fama por colar subrepticiamente a sus espías-recaudadores en las bodas y fiestas escolares para perpetrar infracciones in fraganti de derechos de autor.

Los títulos de crédito rendían pleitesia a todos los patrocinadores con dinero público

Pues bien, hoy se indignan porque aquellos a los que atacaron y maltrataron durante tanto tiempo, con manifestaciones, declaraciones, pancartas, escraches y mítines, como si la cultura en general y el cine en particular tuviera que ser de izquierdas, los ningunean, los hacen de menos o aplican recortes en las partidas presupuestarias correspondientes.

Abran los ojos y vean funcionarios del cine, con respeto y reconocimiento hacia los muchos que se han mantenido al margen, que el cine español se encuentra en una crisis muy profunda que se suma a la crisis de la exhibición de películas en general y que de la misma o se sale amortajados o con un dialogo y relación nuevos, nunca desde posiciones arcaicas ni de rendez vous. Bájense del pedestal de madera conglomerada, dejen de rasgarse las vestiduras con cualquier excusa, pidan disculpas públicamente por sus excesos a la ciudadania y a los colegas que permanecieron al margen y ábranse al dialogo y propongan soluciones constructivas al problema.

AscoHastaLaNáusea

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (259 noticias)
Visitas:
2510
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.