Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Adiosayer escriba una noticia?

La presencia de Dios en la cárcel de mujeres de Alcalá-Meco

31/05/2009 13:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el DNI en mano y tras dejar el móvil y la cartera en el coche, pude entrar en la cárcel de mujeres de Alcalá-Meco. Una construcción que se encuentra a pocos metros de la conocida Madrid-2, la cárcel de hombres

Madrid-1 es la prisión de mujeres, anteriormente fue reformatorio de menores.

La cárcel de mujeres cuenta con unas 300 presas de diferentes nacionalidades. Una media de 80 acuden a las celebraciones religiosas oficiadas cada semana por Matías, el sacerdote encargado de la pastoral penitenciaria. Conocen diferentes canciones, una que se saben todas las mujeres a coro es "Dame un nuevo corazón, Señor", buscando no solamente cantar sino queriendo buscar un arrepentimiento verdadero.

"Un corazón limpio como el cristal, dulce como la miel, un corazón que sea como el tuyo, Señor"

Todo el patio está rodeado de un muro y edificios recorridos en su parte alta por un alambre de espino con afiladas cuchillas. En una de las esquinas del patio se encuentra la capilla. Cuesta ver el fuerte contraste entre la Casa de Dios y la alambrada que cruza su tejado. Un lugar de paz en cuya cima tiene lo contrario.

Dios no pregunta por qué están allí, Dios acoge a todas

En la capilla caben varias confesiones religiosas. Católicas, protestantes, musulmanas... En la zona del altar, en vez de haber un Sagrario, hay una talla de la Virgen de la Merced. En la pared lateral, con bancos perpendiculares a los que miran hacia el altar, se puede ver una cruz sin imagen alguna, una cruz vacía. De aspecto simple pero que con su presencia llena toda la capilla.

En Semana Santa, estas mujeres hacen procesiones en la cárcel, también celebran vigilias.

Cualquier mortal le preguntaría a cada una de estas 300 mujeres por qué están en la cárcel y tras ello emitiría juicios u opiniones. Dios no pregunta por qué están allí, Dios acoge a todas.


Sobre esta noticia

Autor:
Adiosayer (5 noticias)
Visitas:
544
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.