Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pay Ball escriba una noticia?

Presentación

03/08/2009 21:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existirá aquí la presentación de una verdad justificada, razonada, argumentada y verificable

Poder enviar un correo electrónico desde España a Canadá en cuestión de segundos supone una revolución de una importancia que apenas comenzamos a vislumbrar en el siglo XXI. Este otrora mundo de asentamientos, aldeas y pequeñas ciudades se convierte en una urbe inmensa, totalmente interconectada. La información rebosa, pero: ¿es esto bueno?

¿Es buena la energía nuclear? ¿Buena la dinamita? Al margen de estas cuestiones, no podemos afirmar que este baño constante de información sea favorable. Porque la información no supone, por mucho ingenuo que así lo acepte, verdad en rigor. Es cierto: podemos acceder grauitamente a las obras completas de Shakespeare en diversos idiomas, ediciones y formatos; y sí: la posibilidad de crear un blog a medida de cada ciudadano, por ejemplo, favorece un flujo de opinión que surge desde abajo, desde el pueblo. Sin duda, avances.

Sin embargo, el resultado es, cuanto menos, deplorable. Este torrente de información es causa entre otras de dos de los rasgos que más daño producen (¡con lo que presagiaba Internet!) a la sociedad de hoy: escepticismo pasivo, relativismo. Escepticismo, porque ante cientos de posturas surgidas de una misma cuestión, posturas publicitables de algún modo gracias a estas nuevas tecnologías (que no hacen más que continuar un proceso que comenzó con la prensa escrita, pasando por la radio y la televisión), el ciudadano no tiene una respuesta crítica que cribe los contenidos y argumentaciones, y de ahí, pasivo. Relativismo que deriva de la noción demagógica, fruto de las falsas democracias occidentales, de que todas las opiniones valen lo mismo y son respetables.

Ante este panorama, difícil decantarse por algo o alguien y no caer en el hacinado montón de quien deja a las fuerzas sociales (cualesquiera que sean) dirigir su vida sin ser notablemente conscientes. E imposible el debate, por tanto, ya que éste se basa, contrariamente a la mera discusión, en argumentos, y consecuentemente tiene fundamento racional. Y el fundamento racional es incompatible con el relativismo.

Desprovistos pues, ya, de debate, no hay lugar a un cambio social que no provenga de los agentes sociales establecidos en la cúpula, véase: banqueros, empresarios, y sus "personae": los políticos. No hay aquí, sin embargo, intención de proponer un cambio concreto de sistema ni respaldarlo o defenderlo. Sí existe lo que tanta introducción ya nos permite revelar: presentación de verdad justificada, razonada, argumentada y, permítase, verificable.

Se nos puede replicar, ya en extremo, que la transparencia y neutralidad no es tal siendo nosotros mismos quienes diseñamos y programamos el blog. También pensamos en esto: el objetivo de este sitio es contestar las dudas de los visitantes sobre el tema que eligan, mediante comentarios en esta misma entrada. Nos quedaremos con aquellos que, obviamente y por el esfuerzo que conlleva, nos supongan un interés o, incluso, un reto mayor, y prefiriendo aquellas preguntas que admitan respuestas clarificadoras.

Esperando que el andar demuestre el movimiento, nos despedimos y esperamos preguntas a la mayor brevedad posible.


Sobre esta noticia

Autor:
Pay Ball (1 noticias)
Visitas:
232
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.