Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Martínez G. escriba una noticia?

Presión, amenazas y coacciones bancarias sobre el ciudadano de bien

24/02/2012 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La presión bancaria sobre los incautos ciudadanos aumenta implacablemente a un ritmo despiadado y cruel, sin tener en cuenta, la situación paupérrima que sufre más de media España

Y digo bien, en la España de nuestros días, millones de personas están pasando por un auténtico calvario, familias desestructuras a consecuencia de los inexistentes recursos económicos, pérdida de empleo, embargo de casas habituales, desahucios, y gente en la calle desamparadas, marginadas, denigradas y humilladas, sometidas a la caridad de los comedores sociales en el mejor de los casos, tan solo porque han tenido mala suerte y han sido los primeros en caer por el zarpado más bestial de la crisis.

Ante semejante panorama que hace más de cuatro años que domina pertinaz nuestra sociedad, ¿cuál es la posición de banqueros y políticos con poder para cambiar las cosas?

Veamos. Los banqueros desconfían entre sí, de ahí que no existan ya las operaciones crediticias interbancarias. Pero no tienen problema el Banco Central Europeo facilita el acceso al dinero de Bancos de toda Europa y cubren así sus necesidades más perentorias, y por si no fuera suficiente la medida para los banqueros españoles, ahora nuestro flamente ministro económico anuncia que sacará de la chistera un saco de miles de millones de euros para saciar las inagotables arcas de los banqueros, alegando que debe mantener la fortaleza de nuestro sistema económico. ¿Cómo dice señor Ministro? ¿La fortaleza de nuestro sistema económico? y digo yo, ¿la fortaleza de nuestro sistema económico la proporcionan los bancos?. Los banqueros, señor Ministro por mucho que diga usted y sus compañeros con ínfulas de egregios economistas, que no los bancos (porque éstos son edificios inertes sin movilidad, ni criterio ni operatividad), no producen nada, no fabrican nada, no crean riqueza, se nutren de la que producen las empresas, los autónomos, los comerciantes, profesionales y particulares incautos que depositan su confianza y su dinero en ellos, para crear una red mafiosa sin exponer ni un solo de sus euros para llegado el momento aplastar cualquier iniciativa que requiera recurrir a una parte del dinero que previamente ya le han hecho ganar a esos banqueros despiadados, solicitandolo en forma de créditos.

Y guste o no guste, es así como funciona. Que los políticos dicen que los bancos son necesarios en un mundo globalizado, es una opinión tan respetable como la nuestra. Yo no creo que los banqueros sean necesarios, tan solo son una lacra en esta sociedad que lastra el progreso de un país. Ahí tienen el modo de operar de los autónomos chinos, un sistema a tener en cuenta, para eludir la intervención bancaria en nuestras vidas y en nuestros negocios. Lo mejor que le puede pasar a un negocio es que no tenga nada que ver con un banco, pero ni para pagar el recibo de la luz. Y hasta que el ciudadano no se mentalice y acepte que los banqueros son el enemigo a batir no se solucionará el problema de la escasez en este país. Y me da igual lo que digan en EE.UU. Alemania o Australia. Me interesa lo que pasa en mi casa, en mi país, y en mi país, lo que frena el avance de los emprendedores y las iniciativas empresariales es la existencia de los banqueros en nuestra sociedad. Tenemos que ser capaces de inciar un proyecto uniéndonos con pocos o muchos recuersos económicos (cada uno con los que pueda, poco a poco), e iniciar grupos de personas proyectos distintos de fabricación, comercialización y venta en España. Que los hay, muchos y buenos. Incentivar por nuestra cuenta el consumo de dichos productos pero insisto, nunca más contar con el sistema bancaria para nada en absoluto y sacar todo el dinero que tengan en sus cuentas.

En nuestra sociedad lo único que sobra y lastra nuestra economía son los banqueros, sin lugar a ninguna duda

Para apoyar la decisión de no contar con los banqueros, me remito a lo que está ocurriendo en la mayoría de entidades bancarias en los últimos días. Miles de ahorradores, jubilados, desempleados, pequeños empresarios que entregaron su confianza y su dinero en depósitos bancarios y los banqueros con engaños, subterfugios y mentiras les informaron que eran inversiones seguras, con altas rentabilidades y que podrían recuperar el dinero cuando y como quisieran, se encuentra ahora que por necesidades de subsistencia precisan urgentemente recuperar sus ahorros y los listos de los banqueros sin despeinarse, les comunican que de recuperar su dinero "naranjas de la china", "na-nai". Les recuerdan los espabilados banqueros que: " existe una cláusula en el contrato que nunca les leyeron, ni informaron, ni asesoraron, ni les dieron oportunidad de consultar a profesionales del derecho sobre el tema, en la que claramente se manifiesta que ese dinero no se podrá recuperar (en pocas palabras) hasta que a a ellos les dé la gana. Asi de claro, sencillo, y contundente. ¡Toma del frasco carrasco! y claro a ojos de las autoridades judiciales y políticas, eso es perfectamente legal, claro que si. Faltaría más. Que esos pobres incautos, desgraciados, jubilados, desempleados, que no pueden comer, les quitan sus casas y se quedan en la calle..., pues que se fastidien, los banqueros con ese dinero que no les devuelven, pueden comprarse, más yates, coches más lujosos, irse de vacaciones más lejos y llenar sus repletos bolsillos más todavía. Y cuando dilapiden ese montón de millones están tranquilos porque el gobierno volverá a entregarles otro camión de billetes, no hay problema.

Y aunque en clave irónica, están así las cosas, mal que nos pese al resto de mortales que está al otro lado de la acera, en la acera que se tiene que deslomar la gente e ingeniárselas para conseguir el escaso dinero con sangre, sudor y lágrimas y esto es literal no es nada novelesco, para pagar nuestras hipotecas, créditos y deudas bancarias, para evitar las coacciones, amenazas, presiones, y persecuciones de los banqueros cuando reclaman los descubiertos en las cuentas o las cuotas de las hipotecas vencidas. Eso en el mejor de los casos. Porque los desahuciados, que viven si casa, sin familia, sin empleo, sin esperanza ni perspectiva de tenerla, se encuentran sumidos en tener que subrevivir en la economía sumergida para ganarse el poco pan que puedan llevarse a la boca. Pero eso también está perseguido porque dicen que eluden el pago de impuestos a la Hacienda Pública. Otro monstruo con innumerables cabezas que se debe alimentar con la engañosa propagandísticos de que Hacienda somos todos, claro, todos para pagar y unos pocos para llevárselo ( ya me gustaría verles a ellos sin casa, sin dinero y sin empleo, veríamos como se las ingeniaban para sobrevivir). Exactamente igual que en tiempos mediavales irrumpían los soldados del Rey en las casas a golpe de espada saqueando las casas de los humildes jornaleros, ahora han sustituido la espada por los requerimientos, pero con los mismos propósitos y resultados.

En este nuestro país, hasta que no nos movilicemos todos en contra del sistema bancario, y reclamando el despido del sesenta por ciento de toda la plantilla política y funcionarial que es donde está todo el famoso déficit que tanto cacarean que no pueden reducir, tardaremos muchos años para levantar la cabeza. Y si no al tiempo.

La solución a la crisis pasa por eliminar un mínimo de 1.000.000 de funcionarios y el sesenta por ciento de políticos de todo el país


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Martínez G. (9 noticias)
Visitas:
518
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.