Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Tres presos de la banda siguen perteneciendo al Colectivo de Presos

21/07/2010 14:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image ETA aun mantiene en nómina al menos a tres de sus internos que cumplen condena en la cárcel alavesa de Nanclares de Oca, cuyos nombres figuran en las listas del EPPK, el colectivo de presos de la banda que aun no ha decidido su expulsión a diferencia del resto de terroristas que sí han sido excluidos como castigo a su disidencia.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró el lunes que en ese penal ya no hay miembros de la banda cuando fue preguntado por la concesión de beneficios penitenciarios a algunos de estos internos.

Según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press, se trata de los presos etarras Aitor Bores Gutiérrez, Rafael Caride Simón y Koldo Carrasco Aseginolaza, quienes por el momento aun forman parte del colectivo que integran unos 540 terroristas en cárceles españolas y cerca de 160 en prisiones francesas. Pertenecer a este colectivo da derecho a algunos privilegios como una asignación económico mensual, la asistencia de abogados de la banda o que sus familiares puedan viajar gratis a visitarles en prisión.

En concreto, Caride, Bores y Carrasco fueron trasladados a Nanclares de Oca durante el presente año como premio a su paulatino distanciamiento de la violencia etarra, si bien como demuestran estos datos su ruptura con el entorno de ETA aun no habría sido total. En la misma prisión alavesa cumplen condena otros 16 presos etarras que sí han sido borrados tanto de la banda como del EPPK, algunos de ellos desde años como es el caso de que José Luis Urrusolo o Carmen Guisasola.

Esta cárcel ha sido objeto de polémica porque a tres de sus presos, Iñaki Rekarte, Andoni Muñoz y Fernando de Luis Astarloa se les ha concedido la situación de prisión atenuada y tan sólo tienen que ir a prisión los fines de semana. El resto de días acuden a cursos de formación que les permite estudiar o trabajar fuera de los muros de la cárcel, una vez acreditado su ruptura con la banda. Además de ellos otros siete reclusos en condiciones similares podrían acogerse a más beneficios en las próximas semanas.

Al ser preguntado por esta política en la estrategia del Ministerio para con el colectivo de presos de ETA, el ministro del Interior afirmó desde Santander el pasado lunes que en la prisión de Nanclares de Oca se "cumple la ley" y recalcó que en este centro "no hay ningún preso de ETA". "Todos los que están ahí no están en ETA" y además "han pedido perdón" y están pagando las responsabilidades civiles a las que fueron condenados en su día.

Caride y Carrasco firmaron el pasado mes de mayo un carta pública junto a otros seis presos de Nanclares en la que planteaban la necesidad de reparar a las víctimas de sus atentados. Pero aunque ha habido casos en los que la expulsión o el abandono de la banda no llevaba implícita la salida del EPPK, lo habitual es que ETA castigue estos gestos de disidencia con la marginación de sus protagonistas.

El caso más reciente es el de los presos Iñaki Rekarte, Andoni Muñoz, Jorge Urruñuela, Valentín Lasarte y Esteban Murillo, que fueron expulsados tanto de la banda como del Colectivo por "situarse fuera de la disciplina". En otro casos la oficialidad de esta expulsión tarda semanas o meses en producirse.

ANTECEDENTES Y EXCEPCIONES

La historia de la banda tiene numerosos ejemplos en los que la disidencia o el mero cuestionamiento de la deriva terrorista acarreó la expulsión. Además de los ya citados, destacan casos como el de José Luis Álvarez Santacristina, alias 'Txelis', Kepa Picabea. Sus nombres desaparecieron de las listas de presos hace tiempo.

En cambio, esta política interna de la banda tiene sus excepciones. Es el caso del histórico ex dirigente Francisco Mújica Garmendia, alias 'Pakito', quien en agosto de 2004 envió una carta a los medios de comunicación en la que abogaban por el final de "la lucha armada". Aquella misiva fue suscrita también por Iñaki Bilbao Beaskoetxea, Koldo Aparicio Benito, Carlos Almorza Arrieta, Kepa Solana Arrondo e Ignacio Arakama Mendía, alias 'Makario'. De todos ellos, sólo Almorza ha sido excluido de las listas del colectivo al encontrarse en libertad.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
129
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.