Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Micontable escriba una noticia?

Prestamos I. Claves de la planificación y la contratación. Evitar los abusos de los bancos

04/05/2009 23:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Se esta planteando firmar un préstamo? ¿Va a financiar una compra próximamente? ¿sus préstamos le dan dolor de cabeza? ¿se siente engañado por su banco y no sabe qué hacer? ¿quiere saber qué debe tener en cuenta antes de fimar? ¿sus dificultades económicas no le permiten hacer frente a los pagos del préstamo?. A continuación damos respuesta a estas preguntas y ponemos a su disposición las claves y pistas necesarias para tomar decisiones correctas y actuar adecuadamente.

La contratación de un préstamo incrementa al instante su capacidad adquisitiva pero reduce al mismo tiempo la disponibilidad sobre las rentas que usted genera mensualmente. Es lógico que se preste más atención al bien que vamos a adquirir con el préstamo: casa, coche, viaje… lo que nos hace ilusión. Pero no es menos importante considerar que la contratación del préstamo en sí no es un hecho superfluo. Lejos de serlo, y en virtud de la cuantía del mismo, su contratación puede tener serias consecuencias en nuestra economía doméstica.

Antes de solicitar un préstamo es vital realizar un ejercicio de planificación financiera: estudiar los gastos corrientes a los que venimos haciendo frente, así como los nuevos que se generarán con la adquisición del bien que pretendemos financiar, con el fin de conocer la renta disponible y libre. Una vez obtenido este dato, es muy recomendable reducir parte de dicha renta disponible y destinarla a fondo de reserva (ahorro), el resto es la cuantía que podemos destinar al recibo del préstamo y por tanto limitará el importe que podemos solicitar.

Realizar esta planificación previa:

1. Determinará la viabilidad real de la operación que nos disponemos a firmar

2. Y le hará consciente de la necesidad de optimizar sus recursos y de la importancia que tiene elegir adecuadamente qué préstamo firmar.

Normalmente el préstamo llega a su vencimiento sin contratiempos, afectando únicamente las cláusulas que refieren a tipo de interés, comisión de apertura, y suplidos de formalización (notaría, gestoría, impuestos, registro, tasación… ), sin embargo en otros casos surgen imprevistos que impiden el pago de algún recibo. En esta segunda situación se acumularan a la deuda: intereses de demora, comisiones por reclamación, … que pueden llegar a formar una bola de nieve con potencial como para llegar a ahogar al prestatario. Si previa a la formalización decidió destinar parte de su renta disponible y libre a un fondo de reserva, no es habitual que se de esta circunstancia, aunque otros imprevistos pudieron hacer desaparecer los ahorros.

En cualquier caso, productos asociados como seguros de vida, contratación de tarjetas, comisiones por cancelación total o parcial anticipada, comisiones por reclamación de intereses, intereses de demora, variabilidad… son condiciones que debe negociar y tener en cuenta. No firme lo primero que encuentre y no lo haga en ningún caso sin conocer antes todas estas cláusulas. Estudie el coste total del préstamo y valore la existencia de proporcionalidad respecto al servicio que obtenemos: el anticipo del dinero para la adquisición del bien. Si no es proporcional no lo contrate y siga buscando en otras entidades o bien aplace la adquisición del bien.

Aún cuando se pagan puntualmente todos los plazos, algunas entidades cobran comisiones indebidas ilícitamente, o cometen algún error de administración o cálculo del que no se responsabilizan y descargan sobre el consumidor. Por tanto, durante la vida del préstamo supervise cada uno de los recibos; las entidades cometen este tipo de "errores de liquidación" con mayor asiduidad de la que se puede figurar.

Ante estos contratiempos son muchas las personas que, si no pueden pagar los recibos del préstamo esconden la cabeza como "avestruces" y renuncian a buscar una salida a su situación económica, esperando a que la reacción de la entidad prestamista será humanitaria y no llegue a quitarle su vivienda hipotecada, embargar su sueldo en la cuantía que exceda el salario mínimo interprofesional (ver art.607 LEC)... Y, en el caso de cobro de comisiones indebidas o intereses excesivos, o de error de gestión, la mayoría de los afectados se tragan el enfado y se someten a este tipo de abusos (mal llamados "errores"), convencidos de que es inútil luchar contra un banco.

Durante esta semana publicaremos diariamente información acerca de la mecánica de los préstamos, cómo operan las entidades financieras, negociación de condiciones en la contratación y ante situaciones de impago, y los distintos procedimientos de reclamación que se pueden formular.

Veremos que existen diversas posibilidades de oponerse a los abusos de estas entidades, por poderosas que sean, y analizaremos qué se debe hacer cuando no puede pagar los recibos del préstamo, para evitar males mayores.

________________________________________________________________

Puede realizar una consulta gratuita o contratar nuestros servicios en

Sf Solution Finance Corp. – 916374303 – mailto:micontableSF@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Micontable (20 noticias)
Fuente:
micontable.wordpress.com
Visitas:
99
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.