Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Micontable escriba una noticia?

Préstamos VI. Negociar un préstamo con el Banco. Consejos Prácticos para negociar a la baja

13/05/2009 19:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por supuesto, como para comprar cualquier otra cosa, lo mejor es comparar distintas ofertas. Visite, llame o consulte por internet a varias entidades; seleccione las ofertas que más se aproximen a sus intereses y comience a negociar con estas.

Las nuevas tecnologías también se han implantado en el mercado de los préstamos. Siendo posible contratar un préstamo hipotecario a través de internet con algunas entidades. Es en este canal, Internet, donde suelen presentar las condiciones más económicas aunque no admiten algunos supuestos (p.ej., ciertos bancos no permiten contratar por internet préstamos hipotecarios para la adquisición de viviendas protegidas). Si acude a una entidad financiera para obtener un préstamo personal a través de internet, al contrario que sucede con los préstamos hipotecarios, las ofertas que encontrará serán habitualmente más caras que las de la banca tradicional.

Si prefiere el trato directo de la banca tradicional, o si no entra en los estrechos cauces de la banca por internet, tenga en cuenta que no siempre las entidades de mayor tamaño o que más publicitan sus ofertas presentan las mejores ofertas, sino que suele suceder al contrario. Le recomendamos que consulte con entidades medianas o pequeñas, sobre todo si están tratando de implantarse en la zona en que usted vive.

En contra de lo que muchos creen, las condiciones económicas de cada banco no son fijas e inmutables, lejos de ser así, el mercado financiero es uno de los que mayor ‘ regateo’ permite en nuestro sistema económico: es posible negociar una reducción de tipos de interés y comisiones. Lógicamente, para conseguirlo hay que ofrecer algo a cambio, el banco no va a mermar su negocio por pura filantropía.

Ya expusimos en nuestro post Préstamos III que cuantas garantías se ofrezcan y solvencia se demuestre, mejores condiciones podremos obtener. Por lo tanto, será conveniente informar al banco de todas las propiedades e ingresos que usted tiene, antes que ocultárselas pensando que es mejor que no las conozcan por si acaso en un momento dado se incumple un plazo y tratan de embargarlas. Si tiene ingresos elevados pero los oculta a Hacienda, también estarán ocultos para el banco (no le servirán como garantía, aunque demuestre su existencia), por lo tanto es mejor hacerlos aflorar (también es más cívico y solidario, y se evita la inquietud de que la inspección de Hacienda pueda descubrirle). Si ofrece avalistas, también lo tendrán en cuenta.

Adicionalmente y para lograr tener éxito en la negociación, hay que ofrecer perspectivas de negocio a la entidad prestamista: domiciliación de nomina, otros ingresos, domiciliación de recibos, apertura de cuentas de ahorro, depósitos, fondos de inversión, contratación de seguros, tarjetas… incrementan notablemente el potencial como cliente desde la perspectiva del banco.

Entre las ‘ pistas’ que recogemos se encuentra una que puede parecer incoherente con la necesidad de solicitar un préstamo: ofrecer la posibilidad de abrir un depósito o un fondo. Si se dispone de efectivo que permita realizar una inversión, no hará falta solicitar un préstamo (o, en todo caso, será por menor cuantía). En lugar de invertir, evitamos el endeudamiento. No parece lógico invertir y endeudarse simultáneamente. Pues bien, en muchos casos este planteamiento puede ser erróneo. En una época de tipos de interés bajos e inflación elevada, si el coste del préstamo no es demasiado alto, puede resultar rentable el endeudamiento desde un punto de vista financiero, y más rentable aún si obtenemos con el endeudamiento ventajas fiscales. Por tanto, una adecuada inversión puede compensar dicho coste; aunque es vital realizar previamente una correcta y prudente Planificación Financiera.

Ya hemos visto en otros post, la importancia que tiene establecer siempre, y paralelamente al préstamo, un fondo de reserva para posibles imprevistos. Ofrecer a la Entidad Financiera la posibilidad de mantener con ellos nuestro fondo de reserva nos dará fuerza negociadora. Si por cualquier circunstancia se reducen sus ingresos o aumentan sus gastos, tendrá capacidad para cumplir los plazos establecidos del préstamo utilizando el fondo de reserva y aguantar hasta que mejore su situación.

Si la cantidad disponible fuera superior o igual a la que necesita pero concurren las circunstancias descritas anteriormente (tipos bajos, elevado nivel de inflación, ventaja fiscal) se puede ofrecer como única garantía del préstamo una prenda sobre el fondo o depósito (pignoración). Esta es sin duda, después de la garantía hipotecaria, la garantía que le permitirá negociar mejores condiciones. En comparación con la garantía hipotecaria resulta ser más efectiva, pues las condiciones que obtendrá serán similares y los gastos de constitución de garantía son muy inferiores. En la prenda o pignoración no es necesaria escritura pública, no será necesario establecer ningún seguro obligatorio, ni está sujeto al impuesto de AJD (Actos jurídicos documentados); tan solo hará frente para la constitución de esta garantía al arancel por la intervención de fedatario y en su caso a la inscripción, que resulta más barata que la hipoteca. Además, no todas las Entidades proceden a la inscripción mientras no observen síntomas de posible impago. Obviamente la constitución de la prenda impide que tenga opción de disponer del dinero que sirve de garantía hasta que llegue a su vencimiento el préstamo.

También debe considerar, desde un punto de vista fiscal, que si se trata de un préstamo para la adquisición o rehabilitación de la vivienda familiar, cuanto más elevado sea el préstamo mayores cantidades podrá desgravar en su declaración del IRPF, siempre respetando las máximas cantidades desgrabables anualmente, si este es su caso planifique cuidadosamente sus pagos.

________________________________________________________________

Puede realizar una consulta gratuita o contratar nuestros servicios en


Sobre esta noticia

Autor:
Micontable (20 noticias)
Fuente:
micontable.wordpress.com
Visitas:
165
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.