Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

Presupuesto… a debate o ¿solo teatro?

25/08/2015 21:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¡Prepuestos! Un tema candente y actual con el que pretenden inducirnos, con un claro discurso electoralista. Un presupuesto vergonzoso que solo traerá más miseria, desempleo, desamparo... Dádivas engañosas y promesas furtivas y vacías, eso es ni más ni menos el nuevo presupuesto

 

Cuando una persona siente que la están tomando por tonta o lo que es peor por ignorante, es cuando siente el coraje crecer dentro de sí con una mezcla de indignación y rabia. Muchos explotan en insultos o vociferaciones, otros recurren a la violencia y otros lo hacemos mediante la escritura. Es tan grande la impotencia que siente el ser humano ultrajado y que puede llegar a sentir, que muchos serían  capaces de actos de los cuales luego podrían arrepentirse. Si bien sinceramente, no justifico ningún tipo de violencia, pues soy amante del dialogo y el entendimiento, aunque  reconozco que con algunos seres humanos es inútil  raciocinio alguno.

Sistemáticamente hemos visto a lo largo de estos cuatro últimos años como una y otra vez han desoído la voluntad popular, como han ultrajado los derechos elementales del ser humano y como  han actuado de forma totalmente insolidaria y arbitraria. Pero es justamente ahora cuando se acerca un periodo pre electoral, cuando esta gente no rectifica, pero sí intenta hacer ver que lo hace, solo para embaucar a quienes pretenden convencer de sus loables fines. Es entonces cuando nace el sentimiento de impotencia que nos hace reaccionar y decir con voz firme y alta ¡Basta ya de engaños! ¡Basta ya de patrañas absurdas! ¡Basta ya de burdas y toscas tretas!

Podemos ser ciudadanos anónimos, de a pie, sencillos, pero no somos ni por asomo tontos ni ignorantes. Podemos ser humildes y no nadar en la riqueza pero lo poco que tenemos lo hemos ganado con el esfuerzo de nuestro trabajo y no hemos engañado ni defraudado a nadie.  Padecemos necesidades a diario, sabido es que quienes nos gobiernan desconocen, pero llevamos la frente muy alta porque no le debemos nada a nadie, ni a nadie tememos porque somos personas honestas y que aun conservamos algo que se llama “valores”. Y por sobre todas la cosas somos personas honradas, trabajadoras que solo aspiramos a vivir en paz, en democracia y a tener un trabajo decente con un salario justo que nos permita  vivir y sostener a nuestras familias.

No nos enceguece la sed de poder, ni la ambición desmedida de muchos, de atesorar fortunas a costa del sufrimiento de nadie. Somos el pueblo, somos soberanos y amamos la democracia que nos permite elegir libremente a nuestros representantes. Aspiramos a que se respete nuestra elección y no que se juegue nuestro futuro  como una intrincada partida de ajedrez, a la que muchos juegan para intentar manipular la voluntad popular.

Hasta donde sé, es mediante el “voto” con que elegimos lo mejor por el bienestar de todos o por lo menos de la mayoría. ¿Por qué hay personajes políticos, que encaprichados como niños consentidos intentar boicotear la voluntad popular? ¿Acaso solo hay que respetar la voluntad ciudadana cuando les favorece a ellos? No, y mil veces no. Democracia significa gobierno del pueblo y el pueblo habla en las urnas y a quienes les disgusten los resultados pues…  ya sabe lo que hay. Han pasado ya algunos meses desde las elecciones municipales y aún hay personajes políticos que se creen protagonistas y con derecho a cambiar las cosas, ¿Qué sucede? ¿Acaso hemos vuelto al pasado? Yo creo que no, y muy a pesar de estos personajes ese tiempo ha quedado atrás en la historia como una pesadilla, sin más pena ni gloria.

Otros personajes rimbombantes del quehacer político intentan taparnos los ojos desvirtuando los hechos y la realidad. Una estrategia vieja y sabida. Comienzan las campañas políticas entonando discursillos destinados a sembrar la duda, aduciéndose logros alcanzados, merced a su tan “eficiente” gestión… Logros que solo existen en sus mentes, es entonces cuando  incorporan leves limosnas destinadas a lograr votos. ¿Escrúpulos? Ninguno porque no les importa la suerte de los ciudadanos de a pie solo desean permanecer en el poder, seguir enriqueciéndose y seguir gozando de los privilegios y el estado de bienestar que ostentan. ¿Hipocresía? ¡Sí!... grandes dosis destinadas a descargar una batería de mentiras para endulzar el oído de las personas. Los derechos elementales, son derechos que contemplan a  todos los ciudadanos por igual,  no solo de unos pocos que se han autoerigido en una clase privilegiada, intocable  y única.

Por igual, la ciudadanía tiene derecho a disfrutar de un estado de bienestar, de poseer un trabajo honesto, de percibir un salario decente y justo, de educar e instruir a sus hijos, de disponer de un sistema sanitario eficiente y solidario para todos, todos y cada uno posee derecho de tener un techo, de percibir pensiones y jubilaciones decorosas,  y sobre todo, derecho a una vida digna. Y todo esto es lo que nos ha robado, nos han dejado a la intemperie más absoluta, desprovistos de lo mínimo elemental para la subsistencia.

Todo ello, mientras han gozado y gozan de lujos, de privilegios que nos cuestan muy caros a todos. Esta gente vive inmersa en un mundo tan irreal que son incapaces de darse cuenta que solo viven las fantasías que su mente construye, mientras con ello destruyen a la sociedad entera.

Viven en un país que no es el mismo que vivimos el resto de la ciudadanía, viven alimentados por su propio ego y egoísmo, sin importarles quienes duermen a cielo raso invierno y verano, quienes concurren a comedores públicos para alimentarse, no por gusto ni comodidad como alguno ha osado afirmar, sino por carencia absoluta de recursos. Poco o nada les importan que haya niños pisando el umbral de la pobreza o por debajo de ella y que padezcan desnutrición; niños a quienes sus padres no pueden costear sus libros o su ropa. Esta nueva “clase” política  vive en  el limbo y pretenden seguir haciéndolo, eso es lo peor, porque carecen de sensibilidad y empatía.

El nuevo presupuesto, está en pleno debate, y con ello se obtiene la atención del ciudadano, mientras la verdadera intención radica en desviar el interés de la ciudadanía de otros temas más transcendentes y que pueden comprometer la continuidad del gobierno de turno en el poder. ¿Cuáles? El que más o el que menos sobradamente lo sabe. Ocultar determinados “sucesos” indeseados y que pueden acabar son sus fines electorales. Corrupción, fraude, tráfico de influencias… El brazo de la justicia esta tendido, solo falta saber si también pretenderán o intentarán manipularla, como lo hacen con las estadísticas, intenciones de votos, o difamaciones que se publicitan.

Pregonan a los cuatro vientos augurando prosperidad y bienestar... ¿Quién puede creerles cuando han gobernado de la forma más cruel y dura posible con los trabajadores de este país? Sin embargo se sienten ufanos de sus logros... ¿A  que logros se refieren? Tenemos una deuda mucho mayor, un porcentaje mayor de desempleo, una reforma laboral que ha enterrado los derechos laborales, un índice más alto de inseguridad, más precariedad en las familias... ¿A esto se le pueden llamar logros? Increíblemente están convencidos de su propia comedia. Si bajaran de sus pedestales, si caminaran por las calles de las ciudades y pueblos, si vieran la precariedad en la que su deficiente gestión nos ha sumido, recapacitarían... a no ser que fueran tan inhumanos como para no conmoverse del dolor ajeno.

Está claro que el presupuesto no es más que un nuevo circo destinado a engañar tontos

Crean “ayudas” electoralistas y un maravilloso cuento plagado de quimeras absurdas. Recuperación” ¿De quiénes? No se refieren ciertamente a recuperación del pueblo cuando la realidad indica que hay más desempleados que cuando asumieron el gobierno. Ganaron las elecciones mintiendo, aduciendo la creación inminente de puestos de trabajo, en ese momento poseían la “fórmula” mágica que les permitirá acabar con el desempleo… ¿Qué ha sucedido cuatro años más tarde? Nada, absolutamente nada… O peor contratos basuras, empleos precarios, salarios de hambre… ¿Recuperación?, resulta hasta irónico pronunciar dicha palabrita… No estamos mejor, no tenemos trabajo, lo que sí tenemos es más pobreza, es menos recursos, menos derechos, menos futuro…

Si no reaccionamos, si volvemos a dejarnos embaucar por sus mentiras estaremos condenados a fenecer en el infierno de la opresión, del hambre, de la demagogia de quienes pretender seguir aprovechándose de nuestras necesidades y lucrándose con nuestros infortunios.

Somos un pueblo soberano, si nos mantenemos unidos nada ni nadie podrá volver a engañarnos… Tras años y años de vivir la inclemencia por parte de gente que inescrupulosamente se ha beneficiado de nuestras debilidades, es hora de luchar por nuestros derechos, por nuestro futuro y por el futuro de nuestros hijos.

Es nuestro derecho y nuestra obligación concurrir a las urnas masivamente portando el DNI y con la “memoria” bien fresca, y ese y no otro es el momento donde debemos elegir bien. Lo viejo, lo tradicional lo conocemos sobradamente y lo hemos padecido sistemáticamente. Esa combinación bipartidista  ha sido la que nos ha desembocado en esta triste realidad que padecemos; quizás sea hora de innovar, de buscar una suerte de cambio aunque los cambios a veces asusten. Personalmente creo que más asusta el lobo vestido con piel de cordero…Porque es traicionero, taimado, astuto hasta el punto de deshojarnos como una margarita hasta dejarnos sepultados definitivamente…

El nuevo presupuesto no tiene nada de nuevo, muy por el contrario ratifica la política económica represiva e insolidaria que han llevado a cabo durante estos cuatro años. ¿Recuperación? No existe, y a menos que nos plantemos delante de quienes se han encargado de gestar nuestra destrucción y digamos ¡Basta Ya! Estaremos condenados a sucumbir…

Nos quieren analfabetos, nos quieren esclavos, nos quieren sumisos para poder someternos y gobernarnos mejor. Pero olvidan que somos inteligentes, conocedores de la historia y que no queremos desandar el tiempo por que poseemos memoria. Debemos avanzar, crecer y acabar definitivamente con la impunidad, con la hipocresía y con el recorte y mutilación de nuestros derechos. Tenemos derecho a trabajar en paz, a vivir en paz, a gozar de una vida plena…

Cientos de personas han fallecido a causa de los recortes sanitarios, de los  desahucios, de la pobreza, del desempleo, ellas son víctimas de la barbarie perpetrada contra esta sociedad… Esas muertes  pesaran en las conciencias de algunos y forman parte de los mártires de un gobierno que solo se ha preocupado de gobernar para banqueros, empresarios y grandes grupos económicos, sin siquiera recordar que son simples asalariados del pueblo.

Debemos ser especialmente cuidadosos a lo hora de elegir a nuestros representantes,  no nos sirven verdades a medias ni indefiniciones de posición, ni tampoco  aquellos posibles partidos surgidos para recuperar el déficit de votantes del partico gobernante… El pueblo jamás puede elegir a la derecha porque la derecha solo gobierna  para sí, y para los suyos. Desprende un halo  “buenas” intenciones, pero con el solo ha buscado, busca y buscara el bienestar de su elite.

Mientras pocos duermen un delicioso ensueño en sus cunas de oro y algodones, millones viven el infierno de la mediocridad, la necesidad, el hambre y la zozobra de un mañana que se lo han planteado, inseguro y esquivo.

No se ustedes pero yo lo tengo muy claro. No quiero que me sigan teniendo por ignorante, porque no creo serlo, ni quiero que se burlen de mí, ni que mis hijos caigan en un abismo sin fin. Yo creo en que un cambio es posible, y estoy firmemente convencida que podemos lograr ese cambio todos unidos, porque es lo menos que merecemos.

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
629
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.