Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Prisión para un acusado de intentar atentar contra El Corte Inglés

03/03/2010 23:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó este miércoles el ingreso en prisión de un presunto miembro de una célula islamista, Salim Zerbouti, que se presentó por sorpresa y sin abogado al juicio que debía comenzar esta mañana contra él y otros cuatro acusados de colaborar con yihadistas e intentar comprar material explosivo, con el objetivo de atentar contra un edificio de El Corte Inglés de la calle Princesa de Madrid.

Según informaron fuentes jurídicas, el tribunal, presidido por Angela Murillo, ha decidido que el acusado pase esta noche en la cárcel, tal y como había pedido la Fiscalía, y mañana determinará si permanece en la cárcel hasta que se celebre el juicio, una vez que se analicen los documentos que deberá presentar para acreditar su domicilio. El objetivo del ingreso en prisión del acusado sería garantizar que acude a la vista oral, que ha tenido que ser aplazada para que este procesado nombre un nuevo abogado.

Zerbouti, que fue detenido junto al resto de los procesados en noviembre de 2005, se presentó hoy al juicio a pesar de encontrarse en busca y captura desde el pasado mes de octubre, cuando dejó de acudir a las comparecencias periódicas que tenía marcadas en un juzgado de Alicante.

Semanas antes, su abogado había anunciado su deseo de renunciar a su defensa. La Audiencia Nacional notificó entonces al juzgado de Alicante que el acusado debía contar con un letrado y, si no lo tenía, asignarle uno de oficio.

Sin embargo, el presunto islamista fue declarado en rebeldía después de que la secretaria del juzgado de Alicante no lograra localizarle para notificarle la práctica de nuevas diligencias. De esta manera, Zerbouti ha estado en busca y captura hasta hoy, cuando se presentó al juicio señalado para esta fecha junto al resto de acusados.

SUPO DEL JUICIO POR SUS "COMPAÑEROS"

Antes de comenzar la vista oral, Murillo le preguntó cómo sabía que tenía que acudir a la Audiencia Nacional si no se le había notificado la citación y el acusado explicó que lo sabía por sus "compañeros". Zerbouti alegó ante el tribunal que se fue a vivir a Elche y aseguró que, desde entonces, acudió a firmar en los juzgados de la localidad alicantina.

La magistrada Teresa Palacios le explicó que era considerado en situación de rebeldía, porque el juzgado de Alicante no logró localizarle y agentes de la Policía comprobaron que no residía en el domicilio que había notificado. La juez le pidió entonces que designara abogado y procurador, a lo que Zerbouti sugirió que se contactara con la Embajada de Argelia.

Por su parte, la fiscal defendió la necesidad de que el juicio se celebre con los cinco procesados y lamentó el "grave daño" que a la Administración de Justicia le provoca el aplazamiento de la vista.

La representante del Ministerio Público solicitó el ingreso en prisión de Zerbouti para "garantizar" así su presencia en la próxima vista, para la que la presidenta del Tribunal aseguró que habrá que habilitar algún fin de semana o día festivo.

Murillo también deploró el retraso en el desarrollo del juicio y lo atribuyó a una "estrategia". Tras advertir que esto también quedará "por escrito", fijó la celebración de una comparecencia en la que finalmente se decidió el envío en prisión de Zerbouti como mínimo hasta mañana, cuando deberá acreditar con documentos que reside en el domicilio de Elche en el que asegura vivir.

La vistilla, prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se celebró después de que el acusado nombrara a un abogado, tras rechazar al letrado de oficio que se le asignó.

La fiscal atribuye a los cinco supuestos islamistas el delito de colaboración con organización terrorista, por el que solicita siete años de prisión para cada uno, e imputa al presunto cerebro, Bouchema, el delito de receptación, por el que le pide un año más.

También atribuye a Sihamida los delitos de falsificación en documento oficial (un año y seis meses) y de tenencia de útiles para la falsificación (ocho años), delito que imputa igualmente a Sadji.

Según el escrito de conclusiones provisionales de la representante del Ministerio Público, la célula buscó hacerse con el material explosivo a través de una persona, identificada en la causa como 'testigo protegido A-1', quien reveló que uno de los procesados le comunicó sus intenciones de hacer un "trabajo" en El Corte Inglés de Princesa, en Madrid. Tras resultar fallido el intento de comprar goma 2 a cambio de hachís en Granada, tantearon la posibilidad de adquirir 'mercurio rojo'.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
130
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.