Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Los problemas de la identidad, la culpa o el amor centran 'La función por hacer', que llega hoy el Teatro Español

15/04/2010 07:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los problemas de la identidad, la culpa o el amor son algunos de los temas que centran 'La función por hacer', una "adaptación libérrima" de Miguel del Arco y Aitor Tejada sobre 'Seis personajes en busca de autor', de Luigi Pirandello que llega hoy a la Sala Pequeña del Teatro Español de Madrid.

La función, que se estrenó ya en el Teatro Lara de la capital y que también ha pasado por Barcelona, "comenzó como una aventura incierta", confesó ayer Miguel del Arco. "Hemos vestido del siglo XXI la obra de Piradello pero su gran discurso está intacto", señaló Del Arco apuntando que "se ha cambiado la peripecia de los personajes para ganar actualidad y que el público no lo viera alejado".

Así, la diferencia con la famosa obra del dramaturgo y escritor italiano radica en que la acción no se desarrolla durante un ensayo sin público de una compañía de teatro de la primera mitad del siglo XX, sino durante una función a cargo de una compañía del siglo XXI en un teatro del siglo XXI. "Nos parecía que el original estaba demasiado sujeto a los preceptos morales del siglo XX", explicó Miguel del Arco.

EL JUEGO CON EL PÚBLICO

El juego de la compañía con el público es una de las cuestiones vitales de la obra. "Queríamos romper esa cuarta pared y que el público se sintiera concernido y se metiera en el espacio. Pero se trata de una participación emocional e intelectual del espectador que se suma a la acción dramática", señaló.

A este respecto, la actriz Manuela Paso afirmó que para el elenco ha sido "una sorpresa y un descubrimiento" realizar cada una de las funciones puesto que en los ensayos no contaban con público. "Puedo decir que los espectadores se han convertido en el séptimo personaje y que ha habido reacciones muy diversas. Hemos recuperado gracias a esta obra la sensación de respeto por el público", apuntó.

Para el actor Israel Elejalde, la función supone un intento de reflexionar sobre la relación público-actores, "jugar a que el público existe y participa activamente incluso desde su pasividad, algo que a la vez nos ha zarandeado a nosotros", aseguró añadiendo que así "la función está viva". En este sentido, Elejalde señaló que el público "marca la temperatura de la función y eso obliga a los artistas a trabajar de otra manera".

Una de las enseñanzas que este proyecto teatral les ha aportado ha sido la de comprender que "con una buena idea y pasión" es posible salir adelante. Esto es lo que le ocurrió a la compañía con este montaje: empezó poniendo dinero de su bolsillo y poco a poco ha tomado consistencia. Basta decir que, tras su paso por Madrid (en cartel hasta el 16 de mayo), tienen programada una gira y que incluso el Festival de Sarajevo se ha interesado por la obra, que se representará allí en octubre.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
155
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.