Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fer Aguado escriba una noticia?

Los procesos de discontinuidad en la carrera profesional del directivo

07/11/2010 00:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Asociación Española de Directivos (AED) ha publicado el Informe sobre los procesos de discontinuidad en la carrera profesional del directivo. La pérdida del puesto de trabajo, afecta a todos los niveles profesionales en las empresas, y por lo tanto también a los directivos.

El informe da una serie de recomendaciones de como gestionar este periodo de discontinuidad y que en muchos casos pueden ser válidas para cualquier persona que esté buscando empleo sin trabajo. Hemos extraido algunos comentarios del citado informe:

1. Evaluar tu situación económica. En función de que se haya sido más o menos prudente en el pasado nos encontraremos en una situación u otra. Elaborar un plan económico con la nueva situación. Es preciso analizar de cuánto tiempo se dispone para encontrar una nueva actividad profesional, si se pueden eliminar gastos superfluos o cuanto se puede arriesgar para arrancar un negocio. 2. Hacer un break. Cuando el directivo se queda sin trabajo, puede llegar a convertir una situación en teoría traumática en un break productivo para refrescar su mente y dedicarse a actividades que, en el día a día anterior, le resultaban imposibles de llevar a cabo. En este período de break, es fundamental gestionar el tiempo, ser paciente y no dejarse llevar por la ansiedad. break Es un buen momento para practicar la gestión del cambio, donde el coaching y la inteligencia emocional pueden ser de gran ayuda. Existe una percepción generalizada de que los directivos emocionalmente inteligentes son capaces de gestionar mejor el cambio.

3. Realizar un plan estratégico. Tras el primer impacto y el período de break, el directivo previsor ya tendrá hecho un análisis de sus puntos fuertes y débiles, como se ha descrito en el apartado de previsión. En caso de no haberlo hecho nunca, debe hacerlo inmediatamente y en este caso cobra mayor énfasis pedir la opinión de terceros siempre que sea necesario. También hay que tener en cuenta el análisis del entorno, para ver en qué sector de actividad económica y/o área funcional puede tener mayores oportunidades de recolocación.

Estas reflexiones y análisis culminarán en la creación de un plan estratégico con el objetivo de relanzar nuestra carrera directiva u orientarnos en otra dirección. En teoría, un experto en la gestión está plenamente capacitado para lograr las metas que se proponga en ese plan estratégico.En este plan estratégico el propio directivo es la empresa y al mismo tiempo, el consultor. Es como relanzar un producto, pero el producto es el propio directivo. El directivo es un profesional capaz y ha resuelto problemas más difíciles anteriormente. Para ello, también es necesario estar convencido de que en todo problema hay siempre una oportunidad.

El directivo debe buscar en su plan estratégico su nuevo sueño o el proyecto que consideraría ideal de forma realista según sus capacidades y posibilidades.

Tiene que crear el mapa de opciones para plantearse si quiere:

  • seguir en tareas similares a las desarrolladas hasta el momento como ejecutivo
  • pasar a ser un emprendedor o empresario
  • convertirse en un asesor o consultor de forma definitiva.
  • Convertirse en un business angel.
El directivo debe marcarse una rutina personal para activar una búsqueda bien orientada siguiendo el resultado del plan estratégico, elaborando una clara definición de lo que quiere y dedicándose a dicha búsqueda con todas sus fuerzas, de forma disciplinada y paciente sin perder el ánimo ante la adversidad. Aunque los expatriados lo tienen más difícil, es importante practicar el networking activamente y captar la atención de los headhunters siendo proactivo al dirigirse directamente a ellos.Todo el networking realizado en la etapa de previsión dará sus mejores frutos ahora. En caso contrario, intentar ahora recuperar relaciones abandonadas durante muchos años en una situación de necesidad y con un interés manifiesto, es mucho menos efectivo y resulta artificial. De todas formas, es necesario constatar que la mayoría de propuestas interesantes suelen llegar de amigos, conocidos o por referencias.

4. Mantenerse activo. Tras el break inicial, hay que evitar la ociosidad. Mantenerse activo y programar la agenda es importante. ya que ahora el trabajo del directivo es ejecutar su propio plan estratégico. Hay que evitar encerrarse en uno mismo, quedarse en casa, lamentarse y pensar en el que dirán. Interim manager o como consultor. Estos proyectos serán habitualmente a tiempo parcial y no deben distraer al directivo de la búsqueda del proyecto ideal.

5. Mantener una actitud positiva. Para lograr el sueño o proyecto deseado, la actitud ha de ser positiva en todo momento porque lo único que sucede es que existe un problema y hay que resolverlo. No es el primero ni el único y no es un drama; no hay que temer al que dirán. Hay que aprovechar el tiempo para reciclarse ampliando conocimientos en otras áreas, tras haber aceptado el pasado, de forma positiva, y haberlo superado. El futuro es lo que importa.

Hay que compartir las inquietudes con las personas allegadas y más cercanas (familia, amigos, compañeros profesionales, etc) para no encerrarse y ser capaz de afrontar el presente con plena energía y espíritu positivo. Ahora más que nunca es importante sentirse feliz con uno mismo. Los beneficios del deporte en esta fase son clarísimos, se puede incluso cambiar ligeramente el look personal, etc.

6. Aumentar la empleabilidad. En caso que haya decidido continuar trabajando como ejecutivo, el directivo debe aumentar su empleabilidad a través de todos los medios a su alcance. Para ello puede aumentar su formación, pero también debe replantearse sus aspiraciones salariales o su disposición a la movilidad geográfica o funcional.

7. Asumir el pasado. Es importante asumir el pasado como una experiencia positiva, ya que es un error habitual perder el tiempo de las entrevistas con headhunters o con relaciones explicando las miserias del trabajo o el jefe anterior. Se tenga o no razón, ese camino no lleva a ningún sitio. Hay que dejar atrás rencores y también nostalgias. Deben explicarse los motivos que nos han llevado a la situación actual brevemente, para pasar a proyectar la experiencia vivida y no alimentar la curiosidad malsana y morbo de algunos entrevistadores ni el deseo de una ridícula revancha.

8. Controlar la ansiedad. La ansiedad es inevitable pero gestionable. Hay infinitos ejemplos de directivos que han reorientado sus carreras y también casos de profesionales que las han arruinado. Hay que ser paciente y saber gestionar bien el tiempo, llenando el día para seguir estando en activo. El directivo tiene que trabajar en ‘ buscar trabajo’ , cuidando su salud y sin olvidarse de la formación, reciclaje y actualización de conocimientos en aquellos temas en los que ha detectado ciertas carencias. La oportunidad deseada puede demorarse más de un año y debemos estar ocupados, activos, visibles y tranquilos durante este tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Fer Aguado (63 noticias)
Fuente:
conseguirtrabajo.com
Visitas:
710
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.