Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que escriba una noticia?

La producción sigue cayendo, ¿cuándo saldremos de la crisis?

13/01/2010 15:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor: Francisco Fernández Ochoa

Presidente del PLIE (Poyecto Liberal español)

Después de un terremoto se tiene que hacer tres cosas con prioridad y rapidez: ayudar a las victimas, armar con medios eficaces a los socorristas y reasentar el conjunto de los edificios agrietados.

Acabamos de vivir un seísmo; que este sea económico no cambia la filosofía de la andadura obligada de una sociedad responsable. Entonces la actitud del partido Proyecto liberal de cara a la crisis actual contempla tres direcciones fundamentales al rescate socio-económico de nuestro entorno:

- La protección de los vulnerables (de las víctimas).

- El armamento económico de los productores (de los socorristas).

- El reequilibrio del conjunto social (de los edificios).

Eso contempla un rescate de base global sin el cual e insistimos una vez mas. Las secuelas económicas podrían desembocar en aventuras políticas incontestables.

I. La protección de los vulnerables

A. Los deudores hipotecarios

No se puede dejar pagar una gran parte de los ciudadanos menos pudientes hipotecas de hasta 40 años concebidas en su tiempo y de manera general sobre una sobre estimación media del 40% de cara al valor real de los bienes inmobiliarios objetos de esas hipotecas.

Y eso por dos razones primordiales : por justicia social y por economía pura.

Por justicia social, creemos que todo el mundo lo entiende : la gente fue sistemáticamente engañada y desprotegida. Es un hecho patente.

Por economía pura porque gravar el poder de consumo básico de supervivencia de tanta gente y par tantos años no puede ser más que dañino parar la recuperación económica del país. Es también en hecho patente.

Conclusión: Se tiene pues que encontrar la manera directa o indirecta de rebajar las deudas hipotecarias contraídas "in tiempore suspecto" (es decir vg. durante la especulación inmobiliaria que va de 2000 a 2008 incluido) del 40% equivalente.

B. Una nueva ley hipotecaria

Hay que promulgar una nueva ley hipotecaria que contempla la revisión decenal del valor real del bien inmobiliario hipotecado en función del mercado en la fecha.

Una cesta de parámetros económicos (vg: el precio actualizado de la construcción, el coeficiente de vetustez, el precio del dinero, de la compra-venta etc...) sirviendo de referencia.

Que el resultado sea al alza o a la baja, esta revisión decenal tendrá un efecto doble: en primer lugar asegurarle al deudor hipotecario que él paga lo que debe; en segundo lugar obligar a la banca sensu lato a buscar otros tipos de productos generadores de liquidez y volver a su dedicación útil para la sociedad, es decir fomentar el ahorro privado y fructificarlo.

C. La no desgravación de la hipotecas

Prevista por el PSOE por el año 2011. Esta medida tiene que ser rotundamente descartada porque no tiene sentido social ni económico.

Desde el punto de vista social es evidente que esta medida favorecerá a los más pudientes que todavía tienen, a pesar de la crisis, la capacidad de comprar inmuebles antes del 2011.

Desde el punto económico perjudicara después de esta fecha al gremio de la construcción sin el cual, aunque sea por su parte, la recuperación económica se verá perjudicada.

II. El armamento de los productivos

A. Autónomos:

El efecto más dañino de una crisis de ruptura es la desaparición de las Clases Medias en el conjunto económico de un país (Recuérdese la actual Argentina).

Sin una presencia activa de estas Clases toda transición democrática y duradera de una crisis de ruptura a una crisis de ajuste (cfr. supra) es imposible.

Hay que rebajar entonces al 50% el coste de estar hoy en día en nuestro país, por cuenta propia.

Y también sería oportuno aprovechar la crisis para sanear el sistema autónomo haciendo retroactiva esta baja de cotización de los autónomos para los 5 últimos años, amnistiando la parte de esta categoría de trabajadores en retraso y devolviéndola a los que están en orden de pago.

B. El trabajo complementario

Hay que reconocer legalmente el trabajo complementario voluntario con incentivos de baja imposición, fiscalmente no acumulable con el régimen principal, incluido renta y pensión.

En particular esta disposición legal permitirá al Estado controlar el "trabajo en negro" que debido a la crisis y la insuficiencia o ausencia de las indemnizaciones por hecho de paro, se disparará.

Combatir el trabajo en negro en crisis de ruptura es una lucha irrealista porque, para un gran numero de gente, esa manera de trabajar será su única salida para sobrevivir, Desde el punto económico esta lucha es también un error porque este trabajo genera dinero que se reinyecta en el consumo, consumo que hoy en día nos falta.

La solución viene, por vía legal, a debilitar el interés por "trabajar en negro" es decir aplicar un sistema incentivo y no prohibitivo en el marco legal del trabajo complementario.

C. Empresas

Suspensión durante 5 años de los impuestos sociales que gravan las realizaciones del patrimonio propio de las empresas con el fin de disponer de liquideces.

A largo plazo es bastante más rentable para los Poderes públicos el no percibir el dinero que tener que distribuirlo para tapar agujeros.

III. Reequilibrio del conjunto social

A. Moralización fiscal

En crisis económica grave el disparate de los ingresos particulares indebidos (o sea, sin justificantes) son fuentes de desagregación del tejido cívico de los ciudadanos y a la larga un peligro político (cfr. supra).

Una moralización fiscal de los salarios (y de otro tipo de remuneraciones directas o indirectas) excesivos es del todo necesaria:

Pero tal política siempre tiene que ser positiva, es decir no desanimadora del gusto por emprender, de trabajar, de ahorrar y de consumir. O sea, no ir a una sociedad socialista.

Estas sumas fiscalmente percibidas no tendrán que ser absorbidas por el Tesoro Público pero si, orientadas a favor de organismos de beneficencia públicos o privados, según los "desiderata" de las personas sujetas a este tipo de impuesto moralizador.

B. El ejemplo del mundo político

El mundo político no puede pretender obtener una moralización financiera a terceros cuando él mismo diariamente desafía esta misma ética (y no hablamos aquí de la corrupción que es otra cosa). Austeridad.

Conclusión: Claro esta que esos puntos no son exhaustivos pero que, por cierto, dan una idea acertada de nuestra andadura política liberal cara a la crisis económica actual y de su filosofía humanista, como partido que no está en el poder.

La inyección de 90 mil millones de euros en los bancas y cajas de ahorro es correcta, porque el problema del sistema financiero español no es de liquidez, sino de solvencia (afrontar la creciente morosidad y la falta de negocio sólo puede hacerse asegurando a los bancos a los que les falta dinero para evitar su propia quiebra). Desde este punto de vista la ayuda gubernamental está bien pensada y es oportuna. Al fin y al cabo la crisis no tiene una solución única o general, cambia y evoluciona constantemente, sólo pueden preverse medidas que sean adecuadas a cada momento y las mejores medidas que se pueden tomar son las netamente liberales. Hay que cambiar el modelo especulativo inmobiliario y los bancos tendrán que volver a incentivar la economía del ahorro.

Clases Medias Aragón


Sobre esta noticia

Autor:
(109 noticias)
Fuente:
clasesmediasaragon.es
Visitas:
172
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.