Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rafael Santos escriba una noticia?

Profesional y persona ¿qué relación hay?

24/01/2011 12:10 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿podemos tener éxito solos?, ¿es la confianza la clave de todo?, ¿que entendemos por suerte?, ¿que relación hay entre formación e ingresos?

Desconozco las razones que pueden motivar la elección de la profesión, ya sea el sueño de nuestra vida, la influencia de la familia, las dificultades para acceder a otra profesión o encontrar otro tipo de trabajo.

Lo cierto es que por el motivo que sea, hemos decidido dedicar una parte importante de nuestra vida a nuestra actividad profesional, y es lógico pensar que pretendemos ganarnos la vida ejerciéndola, de lo contrario que sentido tendrían todos los esfuerzos necesarios para convertirse en un buen profesional.

Existe una indudable relación entre la formación y los ingresos, con una regla de directa proporcionalidad, mayor formación, mayores ingresos, pero ¿realmente existen oportunidades en nuestro ámbito profesional?.

Probablemente existen más oportunidades de las que podemos soñar y, por supuesto más de las que podemos abarcar.

Pensemos por un momento que volumen de negocio se mueve en la actividad a la que nos dedicamos, es evidente que se mueve mucho dinero aunque el problema, al menos aparentemente, radica en que no estamos solos tratando de comer de la tarta, hay otros miles como nosotros tratando de llevarse un pedazo del pastel.

Todos sabemos que cada día la competencia es más dura, pero afortunadamente, la misma palabra encierra la clave "COMPETENCIA".

Ante la competencia sólo queda una salida "ser más competente" que ellos, esta es la clave.

Es curioso lo que sucede con la formación, las personas que más tiempo y dinero dedican a su formación suelen ser los que menos la necesitan, sin embargo a las que más falta les hace no lo comprenden-

Así que pensemos por un momento:

¿Cual es nuestra razón de ser como profesionales?

Son las personas las que demandan nuestros servicios las que hacen que tengan sentido todos nuestros esfuerzos.

Nunca olvidemos esto:

"EL SERVICIO QUE DAMOS A LOS DEMÁS ES EL PRECIO QUE PAGAMOS POR EL LUGAR QUE OCUPAMOS"

Dicho de otra forma: Antes de que alguien nos ayude a conseguir lo que deseamos (nadie puede tener éxito solo) deberemos ganarnos el derecho, tendremos que ganarnos la confianza de la gente, de lo contrario nos quedaremos solos.

Por otro lado el profesionalismo cobra gran importancia si tenemos en cuenta que cada vez las ofertas del mercado son más parecidas, siendo muchas veces el único elemento decisor para el cliente, la confianza que inspira el buen profesional, sobre todo en el sector servicios, dado que al tratarse de un intangible tendrá que confiar tanto en el buen hacer profesional como en nosotros como persona.

La confianza se basa en dos columnas básicas, las APTITUDES y las ACTITUDES.

Los resultados obtenidos son la consecuencia directa de nuestras acciones. Nuestras acciones, evidentemente, son las que producen los resultados; claro que puede haber ingredientes externos como la suerte en el sentido mas coloquial de la palabra, si la entendemos desde la definición que a continuación propongo "suerte es cuando el conocimiento y la oportunidad se encuentran y se fusionan", a mayor cantidad y calidad de dichas acciones menos suerte en el sentido coloquial de la palabra necesitaremos.

Otro punto importante a considerar es el siguiente:

¿De donde provienen las acciones?

Evidentemente las acciones son consecuencia directa de las decisiones; antes de hacer algo, tendremos que tomar la decisión de hacerlo.

Y, por último

¿De donde proceden nuestras decisiones?

Evidentemente nuestras decisiones provienen de nuestra forma de pensar; así pues es importantísimo cuidar nuestra forma de pensar, dado que es en este punto donde nacen los resultados que obtendremos.

El hombre es fruto de sus pensamientos. Tal como un hombre piensa, así actúa.

Son las pobres formas de pensar, las que mantienen a la gente pobre.

La clave no es la forma de actuar, es la forma de pensar. La forma de actuar es una simple consecuencia de la forma de pensar. La mayor parte de la gente trabajamos duro, pero no controlamos la forma de pensar, estamos tan ocupados trabajando duro que no tenemos tiempo para pensar.

Alguien dijo una vez:

"Ejercitan su trabajo, pero no su pensamiento"


Sobre esta noticia

Autor:
Rafael Santos (19 noticias)
Visitas:
3039
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Fernando T (15/02/2011)

Efectivamente, sobre todo las actitudes son las causantes del éxito. Con una buena actitud de alcanzar lo que se persigue y con buena perseverancia se consigue casi todo. Las aptitudes no pueden estar en contra, pero una buena actitud alinea también las aptitudes. Estas también se consiguen con entrenamiento y perseverancia.