Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

La prueba de sangre pre-matrimonial en los Estados Unidos ya no existe

4
- +
05/11/2019 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image2019 fue el año en que el requisito del análisis de sangre para el matrimonio fue finalmente abolido en los 50 estados de los Estados Unidos.

En marzo pasado, el gobernador de Montana firmó el proyecto de ley de la legislatura que suprime el requisito del estado de que las mujeres se sometan a exámenes de sangre para detectar la rubéola antes de que se les conceda una licencia de matrimonio.

Técnicamente, Montana había eliminado el mandato absoluto en 2007, pero el cambio sólo «permitiría que las novias se excluyeran después de firmar un reconocimiento de los riesgos del embarazo relacionados con la rubéola, y sólo si el novio firma también. De lo contrario, la solicitante debe presentar un certificado médico firmado por un médico que declare que se le ha hecho la prueba o que está exenta por razones médicas».

La legislación de 2019 elimina por completo este requisito.

Montana era el único estado que quedaba con un requisito de análisis de sangre. Sin embargo, hasta hace poco, en 1980, 34 estados todavía tenían leyes que exigían análisis de sangre antes del matrimonio. Kasey S. Buckles, Melanie Guldi y Joseph Price ofrecen un resumen conciso de la tendencia legislativa:

De estos 34, 19 estados derogaron su ley en la década de los ochenta, 7 la derogaron en la década de los noventa y 7 más la derogaron entre 2000 y 2008, dejando sólo Mississippi con un BTR en 2009.

(Buckles, et al, contaron el «opt-out» de Montana como abolición, dejando sólo Mississippi.)

Mississippi terminó su requisito en 2012.

Pero, ¿por qué hubo alguna vez un requisito?

Como tantos procedimientos invasivos ordenados por los gobiernos, los análisis de sangre obligatorios para las parejas que buscan licencias de matrimonio fueron producto de la época de la eugenesia y de la política progresista, dos cosas que a menudo van de la mano.

Como señala Ruth C. Engs en The Progressive Era's Health Reform Movement: «El «mejoramiento racial» a través de la eugenesia positiva, como el matrimonio con un individuo sano, [y] los análisis de sangre para la sífilis antes del matrimonio... fueron promovidos para mejorar la «raza», conduciendo así a una nación más saludable».

Los derechos de las personas a contraer matrimonio con quien quisieran quedarían así suprimidos en nombre de la «higiene» y de la salud pública. Los análisis de sangre ocuparon su lugar junto con la prohibición del matrimonio interracial como medio de «mejora racial».

Entre 1980 y 2008, la abolición fue más una función de las opciones de tratamiento médico que de cualquier compromiso con la libertad médica o la libertad matrimonial.

Buckles, et al:

Históricamente, muchos estados han requerido que los solicitantes de una licencia de matrimonio obtengan una prueba de sangre. Estas pruebas fueron para enfermedades venéreas (más comúnmente sífilis), para trastornos genéticos (como la anemia drepanocítica) o para la rubéola. Las pruebas para la sífilis fueron parte de una amplia campaña de salud pública promulgada a fines de la década de los treinta por el Cirujano General de los Estados Unidos, Thomas Parran. Parran argumentó que las pruebas prematrimoniales eran necesarias para informar a la pareja potencial del matrimonio sobre el riesgo de contraer una enfermedad contagiosa y para reducir el riesgo de defectos congénitos asociados con la sífilis. Según Brandt (1985), «a finales de 1938, veintiséis estados habían promulgado disposiciones que prohibían el matrimonio de personas infectadas». También se realizaron exámenes para detectar trastornos genéticos y rubéola con el fin de minimizar el riesgo de enfermedades genéticas o defectos congénitos en los hijos de la pareja.

Más sobre

Buckles, et al., observan que pronto se hizo evidente que el costo del mandato era muy alto y que los beneficios eran bastante bajos:

Sin embargo, en el caso de la sífilis, pronto se reconoció que los análisis de sangre prematrimoniales no eran una forma rentable de detectar la enfermedad. A pesar de los informes de que el 10% de los estadounidenses estaban infectados, sólo el 1, 34% de los solicitantes en el primer año de pruebas de la ciudad de Nueva York se encontró que tenían la enfermedad. Brandt (1985) señala que un examen prematrimonial no era «el lugar óptimo para la detección», ya que las parejas que deseaban casarse probablemente no estaban en los grupos de mayor riesgo, y las personas que sabían que estaban infectadas podían esperar hasta que la infección se resolviera para solicitar una licencia. ... En todo el país, las parejas gastaron más de 80 millones de dólares para revelar 456 casos.

No obstante, la abolición no es sólo una cuestión de deliberación sobre la eficacia médica de las leyes. La gente común nunca pareció entusiasmada con los mandatos, y a muchos les molestaban los aros adicionales que necesitaban saltar para seguir adelante con sus vidas personales.

Por lo tanto, no debería sorprender a nadie que las parejas trataran activamente de evitar los costosos y lentos requisitos de las pruebas.

Los requisitos de análisis de sangre llevaron a las parejas a elegir casarse en estados que no tenían los mandatos: «parece que alrededor de un tercio de la disminución de las licencias se debe a que las parejas se casan fuera del estado, mientras que cerca de dos tercios eligen no casarse en absoluto».

Así que, resulta que las pruebas de sangre obligatorias funcionaron para desalentar el matrimonio mientras hacían poco para identificar realmente a las personas con enfermedades o mejorar la salud pública.

Sin embargo, el mandato fue excelente para la industria médica, ya que requería el pago de muchos millones de dólares para procedimientos médicos que de otra manera serían innecesarios.

¡Te casarás con tu hermana!

Otra fuente de confusión sobre los análisis de sangre obligatorios ha sido la creencia de algunos de que los análisis de sangre se utilizaban para detectar el problema de «casarse con su hermana». Es decir, algunos piensan que los mandatos de pruebas de sangre existen para propósitos de pruebas genéticas.

Sin embargo, a diferencia de las pruebas para detectar enfermedades venéreas, las pruebas genéticas para la consanguinidad son muy costosas y nunca han sido ordenadas por los estados. La cuestión podría abordarse de manera mucho más barata y pragmática si se concediera a las personas el derecho legal a saber quiénes son sus padres biológicos, cuando se disponga de la información. Los casos de consanguinidad están generalmente ligados a los casos en los que la pareja matrimonial ha sido adoptada, abandonada o de otro modo desconoce a sus padres biológicos.

Mensajes contradictorios sobre la libertad médica

Sin embargo, puede ser que la abolición de una violación de la libertad médica pueda ser reemplazada por otra.

Después de todo, la exigencia de un análisis de sangre de Montana estaba justificada por el hecho de que evitaba problemas de salud para un tercero. Es decir, si una mujer con rubéola queda embarazada, esto puede tener efectos devastadores en el feto en desarrollo. Funcionalmente, era más un requisito previo al embarazo que un requisito previo al matrimonio.

Así como los tratamientos modernos para las ETS disminuyeron la necesidad de realizar pruebas de sífilis con anticipación, la necesidad de realizar pruebas de rubéola antes del embarazo fue suplantada en gran medida por la prevalencia de las vacunas contra la rubéola. ¿La revocación de la prueba de sangre de la rubéola señalará un renovado impulso hacia la vacunación obligatoria contra la rubéola en Montana? Por ahora, los esfuerzos para eliminar todas las exenciones no médicas para las vacunas se concentran en estados como Nueva York y California. Sin embargo, la cuestión no se limita únicamente a estos lugares.

No se debe asumir que el movimiento hacia la abolición de los análisis de sangre fue motivado por impulsos libertarios.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (1867 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
65
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.