Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

El PSdeG ve "un desastre" el primer año de Feijóo, que "no tiene" política económica y "denosta" al gallego

16/03/2010 19:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del Grupo Parlamentario de los Socialistas, Manuel Vázquez, hizo hoy un repaso área por área de la gestión de Alberto Núñez Feijóo en su primer año de Gobierno, para concluir que fue "un desastre", principalmente en el ámbito económico, dada la carencia de estrategias, y en el apartado lingüístico, ya que se ha limitado a "denostar" el gallego y a reconvertirlo en "una lengua inferior".

Tras reivindicar la labor del bipartito en materia económica y no sin reconocer la herencia de un país en crisis, el líder socialista evidenció que Galicia está "perdiendo puestos" en el ámbito nacional e internacional, ya que las políticas anticíclicas "brillan por su ausencia". Para fundamentar este reproche, subrayó que la comunidad registra "un récord histórico" de desempleo y que la licitación de obra pública de la Xunta es casi tres veces inferior que la del Gobierno central en la comunidad y también más reducida que la de los ayuntamientos. "Está claro quién tira de la economía", exclamó.

Ante el convencimiento de que el Debate sobre el Estado de la Autonomía debe servir para "aportar soluciones que mejoren la vida de los ciudadanos", ofreció la "colaboración" de su partido para "reconducir" la situación económica a través de un pacto por el empleo y la reactivación de la economía, que refleje "propuestas y compromisos concretos". "Pero no puede ser café para todos", advirtió, tras lo cual recuperó el plan anticrisis ofrecido hoy por Feijóo para recordarle que no tiene dotación presupuestaria. "Y en política, lo que no son cuentas, son cuentos", apostilló.

Por ello, propuso ayudas a la contratación de colectivos de difícil inserción, apoyo a los sectores estratégicos con dificultades, garantizar liquidez a las empresas a través del Igape, potenciar el I+D+i, buscar la internacionalización de las empresas e incrementar la competitividad de las compañías e impulsar la licitación de obra pública, a lo que añadió un plan de racionalización de la administración, que incluiría la supresión de los cinco delegados territoriales de la Xunta.

Posteriormente, entre abucheos de las bancadas populares, Manuel Vázquez, que hoy se estrenaba como líder socialista en el debate de política general, sostuvo que se debe definir el "futuro" de las cajas de ahorro "entre todos", para enfatizar que "en primer lugar", hay que tener en cuenta "la voluntad" de estas entidades. "Porque usted habla con todos menos con quien tiene que hablar", espetó al máximo mandatario autonómico, al que preguntó "cuánto hace que no tiene comunicación" con la dirección de Caixa Galicia y Caixanova.

"No hay atajos. Sólo convenciendo -y no venciendo- ganaremos el futuro", incidió y, partidario de aprovechar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ofreció también el trabajo de su grupo para "colaborar en esa imprescindible y urgente tarea". "Acepte el ofrecimiento, no permita que la soberbia ciegue su juicio", reclamó y aseguró que los socialistas "apoyarán cualquier solución que acepten las cajas". "Sin amenazas, sin trampas y con las cartas boca arriba, cumpliendo con la Constitución y la legislación básica del Estado", sentenció.

EL PP "NO SE INTERESA" POR LA POLÍTICA SOCIAL

Buena parte de su primera intervención en el debate la centró el secretario xeral del PSdeG en las políticas sociales, tras constatar que el PP "es el partido que menos se interesa" por estas prestaciones. Respaldó esta afirmación al denunciar el "retroceso" experimentado en este ámbito, debido al incremento de las listas de espera sanitarias. "Tenemos los peores datos de los últimos cinco años", lamentó, y advirtió de que certifica "el estrepitoso fracaso del modelo" de Feijóo, basado en la "privatización" de los hospitales.

En cuanto a la dependencia, denunció que existen "más de 22.000 gallegos" esperando para recibir su prestación y replicó al presidente de la Xunta, quien esta mañana destacó un incremento de las prestaciones para este fin en un 22 por ciento, que el aumento de la media estatal fue "del 64 por ciento". "Vamos 42 puntos por detrás", apostilló, después de indicar que "los dependientes no viven de porcentajes, sino de euros".

Respecto de la educación, recuperó las críticas a la supresión de la gratuidad de los libros de texto y volvió también a posicionarse en contra del decreto del gallego en la enseñanza, que trajo consigo "movilizaciones sociales sin precedentes". "Consuman la ruptura del consenso social y traicionan el acuerdo unánime del Parlamento con la defunción del Plan de Normalización Lingüística", censuró Vázquez, quien advirtió a Feijóo de que "no se puede hablar de galleguismo y dar la puntilla al gallego".

Además, criticó la ausencia de políticas de igualdad y el hecho de que "en un año, no fue capaz" el actual Gobierno autonómico de crear "ni un solo centro de día, ni una sola nueva residencia, ni una sola vivienda social".

EL XACOBEO SALDR? "MAL"

En otro orden de cosas, el dirigente socialista ironizó con la "mucha voluntad" que hay que poner para lograr que el Xacobeo salga "mal", algo que auguró que ocurrirá, puesto que la Xunta se reveló "incapaz de hacer los deberes" para que surtiera su efecto como "elemento dinamizador" ante la crisis. De hecho, vaticinó que será "el peor Año Santo de todos los tiempos".

Otra de las decisiones tomadas por Feijóo durante su primer año en San Caetano que Vázquez criticó con mayor vehemencia fue el "recorte" de 8, 7 millones de euros en el servicio de prevención de incendios. "Sólo se me ocurre una palabra para definirla: insensatez", exclamó, tras alertar de que Galicia "en verano, arde".

PACTO POR EL TERRITORIO

Finalmente, recordó su ofrecimiento de pacto por el territorio --que Feijóo también recuperó esta mañana-- y consideró que se van produciendo "avances" en la búsqueda de acuerdos para la reforma puntual de la Ley del Suelo, por lo que pidió que el medio ambiente sea considerado "de nuevo una prioridad" para la Xunta.

Tras esto, incidió en la necesidad de "avanzar en la vertebración" de la Comunidad gallega y de impulsar las áreas metropolitanas. De hecho, propuso la creación de un plan especial de apoyo a las áreas urbanas, con el fin de dotarlas de buenos sistemas de transporte público y de equipamientos de carácter cívico e cultural.

En un debate sin su predecesor en el liderazgo del PSdeG, Emilio Pérez Touriño --que el miércoles pasado presentó la renuncia a su escaño--, Manuel Vázquez estuvo arropado por los alcaldes de las ciudades --con la única excepción de A Coruña, que debió acudir al Senado-- y otros como el de Fene (A Coruña), así como el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, además de distintos concejales y miembros de la Ejecutiva del PSdeG.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
109
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.