Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

El PSOE no se cierra a tramitar la reforma laboral como proyecto de ley

14/06/2010 15:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró hoy que los socialistas no cierran la puerta a tramitar como proyecto de ley la reforma del mercado laboral que el Gobierno aprobará el miércoles y que será sometida a la convalidación del Congreso de los Diputados el martes 22, con el fin de lograr el consenso más amplio posible.

"Cuando uno se sienta a negociar en una mesa si tiene voluntad política no cierra nada a priori", explicó Pajín, subrayando que el Ejecutivo tomará la "decisión final" después de escuchar a todos los grupos parlamentarios, con los que ha abierto ya negociaciones.

Recordó además que la "práctica habitual" en España ha sido que las reformas laborales se aprueben como proyectos de ley y que sólo una se aprobó por decreto-ley, aunque añadió que ello "sería igual de legítimo". La única reforma laboral aprobada por decreto-ley fue la que aprobó el gobierno del PP en 2002, el PSOE se refiere como "el decretazo" y su trámite como tal fue anulado por el Tribunal Constitucional.

Tramitar la nueva norma como proyecto de ley demoraría la aprobación definitiva de la reforma, probablemente hasta septiembre u octubre -aunque entrará en vigor nada más aprobarla el Gobierno y publicarla el BOE--. No obstante, Pajín aseguró que ello no restaría credibilidad a España ante los mercados porque el país está "dando cuenta día tras día de su responsabilidad" y tomando medidas como consecuencia del compromiso de reducción de déficit que adoptó en la UE y porque la importancia de la reforma está en su contenido, no en su trámite.

En todo caso, dejó claro que los socialistas consideran que los grupos parlamentarios están teniendo tiempo suficiente para estudiar la propuesta de reforma, ya que tienen el borrador desde antes de que lo apruebe el Consejo de Ministros y añadió que "los que ahora critican la rapidez de los tiempos" llevan meses diciendo que el Gobierno se demoraba demasiado en el diálogo social.

"Tienen tiempo para leerla, para decirnos cual es su opinión y, si discrepan, que digan cual es su alternativa", manifestó. En concreto, instó al principal partido de la oposición a apoyar esta reforma laboral para demostrar con hechos su afirmación de que son "el partido de los trabajadores" y "no con palabras huecas que no tienen ninguna credibilidad".

Pajín argumentó que, hace tres meses, el contexto económico permitía seguir negociando, pero que hoy, una vez agotadas todas las posibilidades de diálogo, ha llegado "el momento de la responsabilidad" para el Gobierno y también para la oposición. Especialmente al PP, les avisó de que si no apoyan y tampoco presentan alternativa será "evidente" que sólo quieren "un debate sin ideas" y que anteponen su "interés individual al colectivo".

LO QUE HA DICHO DURAN "NO SE LO CREE NADIE"

Y al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, que esta mañana afirmó haber recibido presiones del PSOE para que sea él quien negocie un endurecimiento de la reforma, la dirigente socialista le replicó que "eso no se lo cree nadie" y le pidió que en lugar de buscar "excusas en un partido ajeno" explique si va a apoyar el plan "como corresponde a un partido con sentido de Estado".

Por otro lado, rechazó la crítica de los sindicatos, que han acusado al Gobierno de acercarse demasiado a la patronal en su propuesta de reforma. Si eso fuera así, replicó la 'número tres' del PSOE, la patronal estaría "aplaudiendo con las orejas, cosa que no ha sido así".

Según la dirección del PSOE, la propuesta de reforma es "equilibrada, sensata y responsable" y, a su juicio, cumple con el objetivo del Gobierno sobre no abaratar el despido y recortar los derechos de los trabajadores: "Nuestro objetivo era que el abaratamiento del despido no recayera en los derechos de los trabajadores, y en la carga de los trabajadores y así ha sido, estamos hablando de un equilibrio en el coste del despido, que son dos cosas radicalmente diferentes", sostuvo Pajín.

Y además, recalcó que el coste del despido no es "el elemento más importante" del borrador, sino que lo es la contratación, ya que el objetivo de la reforma es generar más empleo estable en detrimento del temporal.

La dirigente socialista dejó claro que los socialistas respetarán la decisión de los sindicatos si éstos deciden convocar una huelga general e insistió en su convencimiento de que, aun sin acuerdo, el diálogo social ha sido y es "útil" porque ha permitido incorporar aportaciones a la propuesta de reforma.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
66
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.