Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josu Salvador escriba una noticia?

Publicidad en Internet: revolución al estilo francés

17/06/2009 09:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos de cada cinco usuarios de las nuevas propuestas virtuales las ven como una posibilidad de triunfar, otros dos no se ven capacitados para ganar dinero sin merecérselo y, por tanto, sin experimentar cargo de conciencia; y el último es el que va a poner a caldo a los otros cuatro

Archibald Forrester, director general de la sucursal británica de Fido´s, destacó el pasado jueves que la creciente presencia de publicidad en Internet posiblemente terminaría generando un levantamiento social potencialmente cruento, aunque para evitar las acusaciones de catastrofismo también realizaba una segunda previsión, más moderada. "Los internautas", señaló el antiguo gurú de la comunicación virtual, "corren un evidente peligro de atontamiento. Considero que la época de los nerds ha pasado a mejor vida. Nunca debimos entronizar a los bobos; ése fue un grave error. No obstante, sigo pensando que la rebelión, el estallido de su furia, será el resultado más plausible de esta invasión publicitaria, sobre todo ahora que los anuncios no son estáticos. No lo veo tan diferente a una plaga agrícola".

La tendencia predominante entre la clase media alta del Reino Unido (que es la que cuenta con un mayor número de usuarios de Internet, aproximadamente un 36% del total) es la indiferencia, aunque ya se empieza a detectar ciertos síntomas de hartazgo. Según el gabinete internacional de consultoría Don´tLookBack, cuya sede central está en Barcelona, la impaciencia es mala compañera de viaje, sobre todo en el caso de masas no estructuradas y que apenas pueden cohesionarse de acuerdo con un vago principio de sedentarismo frenético. "El problema, tal y como lo percibimos nosotros", afirma Marga Alargill, "es que se ha sobrepasado el nivel esperado de, llamémoslo así, reflujo publicitario. Por sorprendente que parezca, la interactividad no es un recurso decente en el ámbito virtual. La reacción de los usuarios, sobre todo de los de tercera generación, no va a hacerse esperar. Por poner un ejemplo, si todos los días recibiésemos en casa la visita de un vendedor de enciclopedias, ¿no terminaríamor por echarle los perros?"

Hemos educado mal al internauta, le hemos hecho creer en una verdad, en una presunta justicia, que no dejan de ser inventadas, artificiales

El Observatorio de Nuevos Mediso de la UEM madrileña también se hace eco del fenómeno, a pesar de que no exista como tal y de que sus evidencias resulten prácticamente invisibles a ojos de los expertos convencionales. "Me parece que la época en que vendíamos (los internautas) nuestras almas por unos centavos de dólar o por unos céntimos de euro ya ha quedado atrás para siempre", explica David J. Tosar, responsable del pool de Técnicas Imprecisas. "Aunque no lo concibo, aunque no soy capaz de imaginarlo en una secuencia pseudorreal, creo que muy pronto sucederá que el usuario pasará de la indignación, es decir de la desconexión en protesta, al castigo, si bien es cierto que en un primer momento será una dinámica tendente al candor, pero que con el paso del tiempo seguramente se tornará más violenta, o exigente. En ese sentido, hemos educado mal al internauta, le hemos hecho creer en una verdad, en una presunta justicia, que no dejan de ser inventadas, artificiales. Hay muchachos de 17 años que se sienten capaces de enfrentarse, y de vencer, a Tribunales Supremos en casos de descarga ilegales. ¿Por qué? Porque les hemos permitido creer que el suyo es el mundo real, y que ellos, por el mero hecho de haber ayudado al desarrollo, o a la perversión, de una idea, están libres de pecado."

Un dato más: casi el 80% de los internautas que no se benefician de algún tipo de actividad publicitaria en la Red están a favor de la reglamentación estricta, cuando no de la prohibición, de ese tipo de prácticas.

"Si todos los días recibiésemos en casa la visita de un vendedor de enciclopedias, ¿no terminaríamor por echarle los perros?"


Sobre esta noticia

Autor:
Josu Salvador (1 noticias)
Visitas:
212
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.