Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javisa escriba una noticia?

“Cuando bajan de los pueblos, de los caseríos a comprar, hay que venderlo todo, y al revés”

10/07/2009 12:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de mis viejos maestros, educado en la Bolsa de Bilbao, me dijo un día que “cuando bajan de los pueblos, de los caseríos a comprar, hay que venderlo todo y salir corriendo de la Bolsa

Luego, fumarse un puro y esperar. Paciencia, mucha paciencia”. Esta frase la repitió muchos años después. Conforme fui moviéndome en el mercado descubrí muchas citas y referencias al fenómeno, como la del limpiabotas del famoso banquero de Wall Street. Cuando el limpiabotas le aconsejó comprar determinadas acciones, el banquero pegó un brinco y salió corriendo a venderlo todo. Lo mismo sucede con los taxistas en los ciclos de exuberancia. O con los charlatanes de los pueblos. También, con los empleados de banca. O con los porteros de los clubs de alterne. Cuando la Bolsa de Madrid rebosaba gentío por todas partes, en la época de los corros, conocí a un Jesuita (luego gran amigo mío), que especulaba con mucha finura, como si no quisiera pecar. También vi a determinados cargos del Ejército, la Policía...Hoy desaparecen los corros. Allí conocí a otros actores, grandes actores.

La Bolsa, ayer, hoy y mañana, evoluciona al compás de los ciclos. La clave está en la anticipación. Entrar cuando todo el mundo está acongojado, cuando nadie quiere oir hablar de Bolsas, y salir cuando cualquier mequetrefe, vendedor de crecepelos, cualquier energúmeno comienza a dar clases de Bolsa y a recomendar comprar éstos y aquello. He descubierto, más de 30 años después, que apenas hay actores que recomiendan vender. Después del crash de 1987 conocí a un bajista empedernido. Pero se arruinó al no percatarse de que el crash ya se había producido. Luego he conocido a dos grandes estrategas, cuyas referencias publico con asiduidad, que han acertado todas.

Me acuerdo del bajista, sobrino de uno de los grandes gurus de la época. Se arruinó, porque se dejó llevar por la historia de pánico, también algún suicidio, como ahora, y no supo calibrar que el crash de octubre de 1987 había terminado y que comenzaba otra etapa, un nuevo ciclo. Pero con diferentes actores, con diferentes protagonistas. El derrumbe de entonces cambió mucho la decoración de la Bolsa. Luego he vivido nuevos ciclos de exuberancia y de grandes caídas seguidos de grandes rebotes, como el actual. La pregunta que los especialistas más fríos se hacen es si se ha producido ya gran parte de la Gran Caída que sólo algunos vaticinaban hace dos años.

Mantengo el interrogante, porque quienes no supieron pronosticar ni proyectar lo que ha pasado, manejan ahora claves muy bajistas, mientras quienes sí advirtieron de lo que llegaba consideran que la base de los mercados está muy cerca de los mínimos de este año. Añaden que ello no presupone un movimiento alcista inmediato y consistente, pero sí una gran oportunidad, esa gran oportunidad que siempre ofrecen los mercados en época de Crisis, para mirar los acontecimientos con mayor interés y menor dramatismo.

No es tan desfavorable, siempre con la visión a medio y largo plazo, que el sentimiento general sea negativo. Tampoco es favorable para las Bolsas que el sentimiento dominante sea alcista, sin más. Siempre resulta gratificante para los entendidos, que suelen serlos más callados, los que menos alardean (esto también lo he aprendido con el devenir de los tiempos) que el consenso esté dividido, es decir, que exista dificultad en los márgenes de maniobra, en los movimientos.

En cualquier caso, las perspectivas hacia la Bolsa han vuelto a empeorar esta semana. La mayoría de los inversores institucionales españoles, un 61, 54%, manifiesta que no tiene intención de cambiar su exposición a la Bolsa de la zona euro en los próximos meses. La postura de esperar y ver es coincidente para la renta variable de todas las zonas geográficas. De momento, los gestores han encontrado refugio en la renta fija, y hasta un 30, 77% de los sondeados declara tener una posición sobreponderada en bonos. El 69, 23% afirma lo propio sobre la liquidez.

¿Saben ya dónde está la burbuja?


Sobre esta noticia

Autor:
Javisa (6 noticias)
Visitas:
172
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.