Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Laura La Futura Politóloga escriba una noticia?

El punto G de la Justicia Española

11/04/2010 15:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Comparación entre los casos Gürtel y la recusación contra Garzón, así como sus consecuencias. Ambas sentencias se producirán dentro de unas pocas semanas, en el Tribunal Superior de Justicia, Madrid

Tranquil@s!! Antes de todo debo advertir que éste no es un artículo que tenga que ver con la sexualidad. Es algo un poco bastante más serio.

Estoy hablando, por un lado, del caso Gürtel y del caso Garzón por otro. ¿Qué tienen que ver? Pues, ada en principio. Sólo que han sido llevadas a cabo por la misma justicia, la nuestra, la mía.En lo que respecta a la trama Gürtel, lo primero dar la enhorabuena al militante del Partido Popular, que denunció dicha trama, un señor (o señora, pero creo que es señor) que tiene agallas y un verdadero cariño por su partido. Por otro lado, decir que no está teniendo toda la repercusión que debería, ya que se piensa que aceptar regalos es habitual, que todos los políticos lo hacen, que se está exagerando por ser del partido popular... Además, he de decir que las consecuencias, desgraciadamente, no van a ir más allá de retirar simbólicamente la militancia a ciertas personas y decir: "Los del PSOE también son corruptos", una falacia de las tantas que te enseñan a evitar en filosofía de primero de bachillerato. Sería necesario, para dejar relativamente bien la imagen del PP (sé que es de mala educación poner sólo las siglas, pero sino tardo demasiado en escribir) hacer algún tipo de medida extraordinaria, como que devuelva al partido lo que han robado (más bien a la sociedad española, que es la que ha pagado), al igual que los políticos salpicados devuelvan los regalos que ya se sabe que han recibido, que se suspenda eternamente de militancia a esas personas implicadas, que el partido explique realmente lo que ha pasado (no que digan que ha sido un plan ideado por la competencia política, o por la Policía, brazo del Ministerio del Interior). Ya no estoy hablando de si ha habido realmente o no financiación irregular del partido, sólo digo que tendrían (aunque sea un poco) mantener las distancias y cierta moralidad política al responder con más contundencia ante los casos de corrupción.Con este panorama de falta de dimisiones, y falta de responsabilidades políticas ante casos tan graves de corrupción, me sorprende la contundencia contra un magistrado que ha intentado dar justicia a personas que siguen enterradas en vete tú a saber dónde y a intentar que las personas que realmente eran legales tengan el estatus como tal y los que cometieron fratricidio contra personas, en la mayoría de los casos que no tenían que ver con la política sean juzgados de una vez por todas.Da igual quién le haya puesto la denuncia a Garzón (no voy a entrar, aunque podría escribir y escribir sobre un grupo de jueces hiper-conservadores (Mano Limpias (qué ironía)) y la Falange de las Jons (qué casualidad)), porque esto aunque me duela en le alma es parte de la Democracia: todo el mundo tiene derecho a denunciar a otra persona si se siente amenazado de alguna forma.Le debemos mucho aun juez que ha sido el abanderado de la Justicia Universal en este país, y que juzgó a Pinochet, además de muchísimo otros casos que quedarían abiertos si se suspendiera a dicho juez (como parece que va a pasar).Se le juzga por haber sobrepasado su jurisdicción, y haber pasado por encima de la Ley de Amnistía de 1977, por la que se perdonan los delitos de guerra Civil Española por ambos bandos (por uno más que por otro).Me parece indignante que, en un país como el nuestro, no se pueda investigar las muertes de españoles como cualquiera de nosotros, cuyos asesinos han quedado impunes y cuyos familiares no pueden llevar flores a ningún sitio, ni recordarlos, como si hubieran desaparecido del mapa.Recogiendo lo que dice AMNISTÍA INTERNACIONAL: (http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/proceso-al-juez-garzon-donde-estan-los-derechos-de-miles-de-victimas-de-desaparicion-forzada/

"De acuerdo con el Derecho Internacional, los crímenes contra la humanidad no son susceptibles de amnistía, indulto o prescripción. Es decir, el Estado español no puede sustraerse a la obligación de investigar estos crímenes, y debe poner fin a la impunidad garantizando a las víctimas y a sus familiares su derecho a la verdad, la justicia y la reparación integral.

No es posible que los Tribunales españoles hayan investigado los crímenes más graves de derecho internacional y se abstengan de investigar crímenes similares cometidos en su propio país

No es posible que los Tribunales españoles – en base a sus obligaciones bajo el derecho internacional - hayan asumido su competencia para investigar y perseguir los crímenes más graves de derecho internacional cometidos en países como Chile y Argentina, en cuyas causas han sostenido que las leyes de amnistía así como cualquier otra medida análoga carecen de validez en España, y se abstengan de investigar crímenes similares cometidos en su propio país."

Así es España, con muchas cosas positivas, y muchas negativas en materia judicial. Yo solo espero que la suspensión no sea muy larga para el juez Garzón, y que esto no signifique que nos olvidemos de todos los españoles que están muertos por bosques, caminos... que o lucharon por la España legal (no nos olvidemos de ello) o, simplemente pasaban por ahí, fueron denunciados, o asesinados por estar en el territorio y tiempo equivocado.En lo que respecta a Gürtel, está en manos del propio partido que esto no sobresalga y sea un lastre para éste.


Sobre esta noticia

Autor:
Laura La Futura Politóloga (8 noticias)
Visitas:
390
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.