Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Irenemm escriba una noticia?

Puntos a tener en cuenta al elegir una cerradura

18
- +
10/09/2021 12:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cerradura profesional con un alto nivel de resistencia al robo

 

Asegurarse de que la puerta, la ventana o la verja están cerradas de forma correcta es crucial. Es una cuestión de seguridad, y las cerraduras desempeñan un papel cada vez más importante en este contexto. Pero, ¿cómo elegir la cerradura adecuada?

Esta es la pregunta: ¿Cuáles son las mejores cerraduras para proteger una puerta, una ventana o una verja en un edificio? La respuesta parece obvia: hay que elegir la cerradura de seguridad con cuidado y, desde luego, sólo cerraduras verdaderamente profesionales.

La mayoría de los intentos de robo se producen en la puerta de entrada principal. Según las estadísticas, si el robo mediante el forzamiento de la cerradura no tiene éxito en pocos minutos, los ladrones se irán.

Todo tiene que ser rápido, cuando algo se complica más de lo normal, los ladrones cambian de lugar (casa, edificio). Por eso, las cerraduras son cruciales, más de lo que se cree.

Las ventajas de una cerradura eléctrica profesional son enormes en comparación con las de una cerradura convencional, ya que la primera ofrece también un mayor grado de protección y seguridad para las personas.

Cerrar una puerta simplemente con el "pestillo" o incluso con la llave, puede ser peligroso.

Cambiar una cerradura e instalar una cerradura de alta protección y, tal vez, certificada con la máxima calificación antirrobo es la verdadera clave para evitar cualquier tipo de presencia no deseada.

Cómo elegir una cerradura eléctrica

Antes de elegir la cerradura eléctrica adecuada para tus necesidades, es importante tener en cuenta una serie de factores:

- Tipo de instalación (dónde, contexto)

- Material de la puerta (aluminio, hierro, madera, etc.)

- Tipo de funcionalidad/modo requerido (cierre automático, cierre de 1 o 3 puntos, etc.).

Punto 1: Conociendo el tipo de instalación, es posible seleccionar cerraduras que estén construidas específicamente para lo que nos interesa, por ejemplo, para: puertas, puerta principal, ventanas, persianas, portones, escotillas, escaparates, etc. Son muchas las cerraduras que pueden instalarse en diferentes tipos de accesos, pero hay otras específicas fabricadas para puertas blindadas y puertas de emergencia.

Punto 2: También es muy importante conocer el material del que está hecha la puerta, ya que en un marco ligeramente débil (por ejemplo, de aluminio) la instalación de una cerradura extra fuerte suele ser inútil. La puerta se deforma fácilmente con una fuerte presión, y esto no permite que los ladrones pasen, aunque la cerradura no ceda.

También hay que tener en cuenta los diferentes modos de operación en los que queremos que funcione la cerradura, así como la posibilidad de centralizar y controlar todas las cerraduras

Punto 3: Una vez comprendido el contexto de la aplicación, el tercer punto es la elección de la funcionalidad de la cerradura, es decir, si basta con un punto de cierre (un pistón), si se necesitan tres (cierre de 3 puntos), si queremos un "rearme automático", en cuyo caso la cerradura liberará automáticamente los tres pistones de cierre cuando se vuelva a alinear la puerta, aunque no haya electricidad (una función de seguridad para evitar que los ladrones corten los cables eléctricos).

Como elección final, también hay que tener en cuenta los diferentes modos de operación en los que queremos que funcione la cerradura, así como la posibilidad de centralizar y controlar todas las cerraduras de un edificio de forma remota, a través de un PC, tablet o smartphone.

Veamos los diferentes modos en detalle:

Apertura/cierre eléctrico automático: sólo funciona cuando hay electricidad, un pequeño impulso eléctrico permite la apertura o el cierre automático.

Cierre mecánico automático: poco común, funciona incluso en ausencia de electricidad y es posible son en una cerradura profesional creada con un mecanismo especial (patentado).

Modo Fail Secure (normalmente cerrado): en ausencia de electricidad, el cerrojo está enganchado (cerradura cerrada). La cerradura se abre mediante un impulso eléctrico o manualmente (mediante una llave introducida en el cilindro de la puerta).

Modo Fail Safe (normalmente abierto): en caso de fallo de alimentación, el cerrojo se desacopla (cerradura abierta). La cerradura se cierra mediante un impulso eléctrico o manualmente (con una llave introducida en el cilindro de la puerta).

Sensores de control: sólo es posible cuando la cerradura instalada está equipada con sensores que permiten analizar en tiempo real el estado de apertura/cierre, del cerrojo, de la alineación de la puerta, etc.

Centralización: solo es posible cuando cada cerradura instalada está equipada con una miniconsola integrada, en cuyo caso todas las cerraduras se controlan y activan de forma centralizada en tiempo real, incluso a distancia, por ejemplo, con un PC, una tablet o un smartphone.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Irenemm (135 noticias)
Visitas:
807
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.