Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francis Bullion escriba una noticia?

¿Qué hace una chica como tú en una película como esta?

28/05/2009 21:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Marió n Cotillard continú a su ascenso meteó rico hacia el estrellato

¿Quién es Marion Cotillard? Quizás a muchos le extrañe que alguien se haga semejante pregunta a causa de su fama creciente, pero yo me lo pregunto. Puede que sea aún demasiado pronto para responder a ese interrogante. Del film publicitario ("The Lady Noir Affair") que acaba de protagonizar lo único relevante – y ya es mucho tratándose de un anuncio aunque sea largo – es su silueta grácil y grávida al mismo tiempo. Su silueta que gravita y que, a pesar de su ligereza, parece clavada a la tierra en todo momento por una fuerza misteriosa. Es como las bailarinas de las cajitas de música que bailan y bailan dando vueltas sin moverse del sitio.

Uno se la imagina bailando o mejor girando, delicada girándula, junto a Penélope Cruz y Nicole Kidman en la nueva versión musical de ocho y medio. Que ahora se llama nueve, no sé porqu; no se ha estrenado, no la he visto. Y sin embargo, diría que le falta algo, le falta quizás su persona, en el sentido que tenía en latín esa palabra de máscara teatral. No ha madurado, no ha florecido aún, su máscara teatral o fílmica. Las otras dos actrices ya lo han hecho: Han esculpido su belleza única e irrepetible a lo largo de su carrera serpenteante, saltando como sobre ascuas, por encima de innumeras películas irrelevantes. A menudo al ver a Penélope Cruz o Nicole Kidman en muchas de sus películas uno se siente tentado de preguntarles: ¿Qué hace una chica como tú en una película como esta? Penélope Cruz parece que ha triunfado como sin quererlo, parece que ha alcanzado el triunfo como en un sueño hecho realidad al ocaso o al alba de un bostezo o varios bostezos. Nicole Kidman, estrella lanzada que se arroja al abismo para acabar rebotando o reflotando siempre, ha hecho verdaderas piruetas acrobáticas lanzándose temeraria en los brazos de varios directores “bizarros” (perdón por el galicismo) que han acometido extrañas experiencias fílmicas reducidas a brillantes, pero vanos fuegos de artificio. Y de vez en cuando una obra memorable como “Eyes Wide Shut” y alguna que otra. (Son malos tiempos para la lírica y para la ¿fílmica?) Las estrellas de hoy en día parece que apuntalan como cariátides las películas que protagonizan para que no se derrumben como castillos de naipes. Marion ha triunfado interpretando a la Piaf, pero esa máscara tiene nombre y apellidos propios así que eso no cuenta para el perfil estatuario de una estrella (sí que cuenta para el de una actriz, pero una actriz no es una estrella, es otra cosa). Habrá, quizás, que esperar a verla en “Public Enemies” cara a cara con Johny Depp (un gran especialista en máscaras extravagantes) para ver qué cara pone. O qué máscara.

De momento yo sigo viéndola girando en su cajita de música como la novia ideal, perfecta del soldadito de plomo. O como la Giralda francesa de la Torre Eiffel, que no es poco.


Sobre esta noticia

Autor:
Francis Bullion (17 noticias)
Visitas:
1014
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.