Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Unos 80 radicales increparon brutalmente a la concejal del PSE en Elorrio

21/03/2010 12:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reunión del pleno municipal de Elorrio del pasado día 11 de marzo resultó muy duro para la única concejal del PSE que tiene representación en el municipio gobernado por ANV. Tuvo que soportar en soledad las acusaciones de "asesina" y "torturadora" por parte de unos 80 radicales que habían acudido al consistorio con fotos de Jon Anza porque se iba a votar una moción contra las torturas que dicen sufrir los presos de ETA. En el mismo pleno intervino el padre de uno de los dos detenidos en Gerona, cuando iban a cruzar a Francia, cuya foto con una camiseta de la selección española apareció en su perfil de Faceboock. Según afirmó el padre del presunto terrorista, su hijo no se puso esta camiseta, sino que se trató de un montaje.

Según relató a Europa Press la concejal del PSE en el municipio, Mari Carmen Muñoz, el orden del día de aquel pleno llevaba cuatro puntos, el último era una moción, presentada por el teniente de alcalde, contra las torturas que dicen sufrir los presos de ETA en las cárceles. Media hora antes de la reunión, el alcalde informó a los concejales que durante el pleno iba a dar la palabra al padre de un preso.

La citada moción fue leída por el teniente de alcalde y contenía acusaciones contra el Gobierno y el PSOE en términos muy fuertes, según precisó Mari Carmen Muñoz. También se exigía el acercamiento de presos de la banda terrorista y una serie de medidas para acabar con las torturas en las cárceles y en las detenciones. Así, pedían un médico de confianza cuando son apresados y que se coloquen cámaras en todas las salas de interrogatorios, además de la abolición de la Ley de Partidos y dos artículos de la Ley que contemplan la dispersión de los presos.

Según la concejal del PSE, la norma de los plenos establece que, tras la presentación de la moción, deben tomar la palabra los portavoces de los grupos políticos. Sin embargo, el alcalde dio la palabra al padre del preso de ETA Adur Arístegui, quien tras ser detenido en febrero en Gerona cuando iba a pasar a Francia, junto con Ibon Rosales, se descubrió que había colgado en su perfil de Faceboock una fotografía con la 'Roja', la camiseta de la selección española.

EL ALCALDE DIO LA PALABRA AL PADRE DEL PRESUNTO TERRORISTA

El padre de este presunto etarra afirmó en el pleno, según explicó Mari Carmen Muñoz a Europa Press, que su hijo no llevaba la camiseta de la selección, sino que se trata de un montaje de internet. Explicó también que su hijo no había hecho nada, sino que se había ido de vacaciones a Cataluña con un amigo y él le había dado permiso para que se llevara la furgoneta. Además, denunció que su hijo había sido torturado y, entre las supuestas torturas que relató, dijo que le habían puesto la bolsa de plástico y le habían introducido un palo por el ano.

Adur Arístegui, con antecedentes por kale borroka --en libertad bajo fianza de 12.000 euros y prohibición de salir de España--, fue detenido el pasado 17 de febrero cuando ayudaba a huir a su amigo Jon Rosales, relacionado con Ibai Beobide, un presunto etarra al que la dirección de ETA había encargado crear tres taldes de legales en el País Vasco. Arístegui y Rosales fueron detenidos en Gerona donde habían ido a pasar unos día de vacaciones y cuando se enteraron de la detención de Beobide --quien llegó a citar a Rosales en su declaración policial-- decidieron huir a Francia, pero fueron interceptados.

Tras la intervención del padre del preso, se dio la palabra a la concejal del PSE, Mari Carmen Muñoz, quien rechazó las acusaciones que contenía la moción presentada por el teniente de alcalde y quiso dejar claro que ella condena la violencia y las torturas, pero que ni el Gobierno, ni el partido que representa son torturadores.

Tras ella, intervino el portavoz del PNV, que cuenta con 5 concejales en Elorrio, quien presentó una moción alternativa en la que también pedían el acercamiento de los presos y reclamaban que si había torturas, que se acabara con ellas. No obstante, recordaron que en la moción de ANV no se estaba haciendo referencia a que los que tienen que ir con escolta en el País Vasco también están sufriendo un tipo de tortura.

INSULTOS COMO ASESINA Y TORTURADORA

Finalmente intervino el alcalde en un tono similar al de la moción, pero mirando fijamente a la concejal del PSE, según explicó ella misma, quien pidió la palabra al sentirse aludida para volver a defender que España es un Estado de derecho y una democracia que funciona y no se producen torturas.

La moción fue apoyada por ANV, rechazada por el PSE y el PNV se abstuvo, aunque los representantes de ANV sí votaron en contra de la moción del Partido Nacionalista Vasco.

Según relata la concejal socialista, los presentes, que portaban fotografías de Jon Anza, ya comenzaron a insultarla. En ese momento intervino una de las personas del público, llamada Josu Herrero, a quien apodan 'el papi' y que es muy respetado entre los abertzales de Elorrio. Este aseguró que si la concejal del PSE representaba al Gobierno y al PSOE era una "asesina". Además, afirmó que a Jon Anza le habían asesinado los gobiernos de España y Francia. También se dirigió a los concejales del PNV para acusarles de equidistantes y de hacer la pelota al Gobierno socialista.

Tras la intervención de este se incrementaron y agravaron los gritos, los insultos y la actitud agresiva de las cerca de 80 personas que había en el salón de plenos del ayuntamiento contra la concejal del PSE, a quien tildaron de "asesina", "torturadora" y "mercenaria".

"Me habían llamado de todo con anterioridad, pero nunca llegaron a llamarme asesina hasta ahora, parecían una jauría auténtica", exclama Mari Carmen Muñoz, quien afirma que no llegaron a agredirla físicamente y aunque afirma que no tenía miedo, aseguró que "nunca sabes cómo puede terminar una situación así, porque se pusieron conmigo como auténticas fieras".

Explica que su sentimiento es más de "rabia" y de "impotencia" al ver que "quien te increpa de esa manera se cree de verdad todas las acusaciones que está trasladando". "Me parece tan demencial e irreal que la gente tenga tan lavado el cerebro, que no saben lo que es pasar necesidades, ni han vivido la dictadura y que tengan ese comportamiento tan salvaje", exclamó.

Mari Carmen Muñoz lamenta también que el alcalde de Elorrio no dijera una sola palabra. Asegura que se quedó con la vista baja y que en ningún momento pidió silencio, ni que intervinieran los policías municipales que estaban presentes. "Fue vergonzoso", relata y explica que nadie respondió a los radicales, ni la apoyó a ella.

LA CINTA, BORRADA Y DIANAS CON SU NOMBRE EN LA CALLE

Estos hechos se estaban registrando en la grabadora de la secretaria municipal, quien debe levantar acta de los plenos. Sin embargo, al día siguiente se supo que la cinta no contenía nada, estaba borrada. La concejal del PSE dice no tener "ninguna duda de lo que ha pasado y de que no es casual que la cinta esté vacía".

Mari Carmen Muñoz también pudo comprobar cómo, este lunes Elorrio estaba lleno de pintadas, con dianas en las que aparecía ella y el PSE, hasta en las cuatro columnas del ayuntamiento, e insultos como asesina y mercenaria.

Asegura que este hecho le dolió y afectó tanto que llamó al alcalde para decirle que habían llegado al límite y que limpiara inmediatamente las pintadas porque sino lo haría ella misma. Según Muñoz, éste le respondió que las quitarían y ella ha comprobado que las que hacían referencia a su persona las han limpiado.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
84
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.