Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Rajoy asegura que el Gobierno "radicaliza" los problemas de la gente

26/10/2010 18:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha lamentado que el Gobierno "no sólo no resuelve los problemas, sino que se radicaliza", y ha dejado claro que su partido, en cambio, "no se va a radicalizar" y "va a estar donde siempre estuvo: en la economía de los españoles, en generar bienestar y riqueza, y en las políticas que afectan" al país. Además, el líder de la oposición considera que la salida de la crisis pasa por la austeridad y por acometer un "plan de reformas" que no se queden en "apariencias" o "maquillaje" como ha pasado con las medidas abordadas hasta ahora. Por ello, ha declarado que no confía en la capacidad del nuevo Gobierno para hacer frente a esos cambios.

Desde el XIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, celebrado en este martes Santander, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha lamentado que los comienzos del nuevo Ejecutivo no fueran "para aportar nuevas ideas o alguna solución", sino para "arremeter" contra él y contra el PP, tal y como hiciera en su primera rueda de prensa ofrecida el pasado viernes el nuevo portavoz, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Para el líder de la oposición, el riesgo actual de España es "instalarse" en una etapa de bajo crecimiento económico durante "mucho tiempo", que "imposibilitaría" la creación de empleo y el ajuste fiscal, y dejaría la puerta abierta a la posibilidad de que "vuelvan a surgir dudas sobre la deuda".

Por ello, cree que hace falta un Gobierno "que genere confianza, que tenga un buen plan y que tenga un objetivo básico", que es el crecimiento económico. "No tenemos la menor confianza en que este presidente, con éste o con aquél equipo ministerial, sea capaz de realizar una diagnóstico riguroso de la situación y de aplicar las medidas adecuadas para salir de la crisis", ha señalado Rajoy.

LAS "PRIORIDADES" DE RAJOY

Las tres "prioridades" de Mariano Rajoy para conseguir el crecimiento económico son la austeridad, las reformas y "ocuparse de aquello que es lo verdaderamente importante", entre otras cosas, ayudar a quienes generan bienestar, riqueza y empleo.

Sin embargo, considera que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha agotado ya su legislatura" y ha lamentado que el pacto presupuestario que permitirá sacar adelante las cuentas de 2011 "no hará más que retrasar los cambios necesarios" para sacar al país de la crisis.

Lo que diferencia, según Rajoy, este pacto del Ejecutivo socialista con el PNV al que alcanzó en su día el Gobierno 'popular' de José María Aznar es que ahora no se sabe lo que han pactado, y con el PP fue un pacto "transparente, claro, entendible y por cuatro años, que dio seguridad y certidumbre".

ESTRATEGIA DE "SEÑUELOS"

"Ahora, lo que se trata es de generar señuelos, ver si podemos conseguir que se hable de otras cosas, de darse supuestamente moral a sí mismos y hacer oposición de la oposición", ha afirmado el líder 'popular' al ser preguntado por la remodelación del Gobierno en el marco del XIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar.

Tras recordar que "en dos años y poquitos meses" se han sucedido tres remodelaciones, Rajoy ha incidido en que en esta última el mensaje que se ha transmitido a la sociedad "con más intensidad" ha sido el de los problemas de comunicación, unos problemas que al presidente del PP le dan "igual", porque el "problema de España no es un problema de comunicación del Gobierno", sino "de políticas y de resolver los problemas de los ciudadanos".

Así, ha recalcado que "ése es el problema de verdad de España y ahora vamos a entrar en la etapa de los señuelos y las discusiones bizantinas".

ANTE TODO, REFORMAS

Mariano Rajoy ha precisado que, entre los cambios que precisa el país, lo principal es la necesidad de "un proceso continuo de reformas" porque, a su juicio, el Gobierno ha pasado "de las políticas de gasto indiscriminado a las políticas de recortes improvisados", siempre "obligado, no convencido", lo que supone "arrastrar los pies" y "prolongar la crisis".

Sin embargo, el Ejecutivo aún no ha llevado a cabo "nada que se parezca a una auténtica política de reformas estructurales" y en el caso de las abordadas, como la reforma laboral, "cualquier parecido con la profunda reforma global que exige nuestro mercado laboral es pura coincidencia".

En su opinión, debe ser una reforma "ambiciosa", que "flexibilice" el mercado laboral, afecte a los ámbitos de la intermediación, de la formación, se "enfrente" a la "fortísima dualidad" existente en la actualidad y "modifique sustancialmente la negociación colectiva".

Además, ha tenido tiempo para mencionar el sistema educativo, del que ha criticado el hecho de que "ninguna" universidad española esté entre las cien mejores del mundo y también que la tasa de fracaso escolar supere el 30 por ciento.

LA DIFICULTAD DE LOS ACUERDOS

Rajoy, ha manifestado que "no es fácil llegar a un acuerdo" con el Gobierno para reformar el sistema de pensiones ya que el Ejecutivo, "sin consultar absolutamente con nadie", ha congelado las prestaciones y ha dado "un golpe de muerte" al consenso que representaba el Pacto de Toledo.

También se ha referido el presidente de la oposición al sistema de pensiones. A este respecto se ha preguntado "qué credibilidad tiene" alguien que "decide unilateralmente romper el Pacto de Toledo".

"No es fácil llegar a un acuerdo con alguien que rompe los acuerdos", ha insistido, al tiempo que ha asegurado que su partido está "abierto" al debate y a la reforma. Y si el Gobierno actual no acomete los cambios necesarios, "lo haremos nosotros en un futuro", ha asegurado.

A FAVOR DE LA ENERGÍA NUCLEAR

En la clausura del XIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar se ha referido a consensos en materia de energía y ha considerado que a la hora de hacer pactos no hay que "hacer tertulias", sino "tener las ideas claras", además de "determinación y coraje", para "tomar decisiones".

En este sentido, ha dicho que "hay que abandonar los debates ideológicos" porque "España necesita energía competitiva, segura y limpia", por lo que "no podemos prescindir de la energía nuclear". Por otro lado, quiso reflejar la necesidad de hacer "planteamientos serios y seguridad jurídica para desarrollar las energías renovables". Y es que, según ha indicado, la energía no es un "tema menor", ya que el déficit energético genera un coste de 20.000 millones de euros.

También ha apostado el líder del PP por culminar la reestructuración y saneamiento del sistema financiero, ya que esta reestructuración "no ha hecho más que empezar" y la economía española necesita como "paso previo a su recuperación" un sector financiero "sólido y confiable, capaz de canalizar un crédito que ahora es prácticamente inexistente".

LA REDUCCIÓN DEL DÉFICIT ES UNA "APARIENCIA"

En materia de control del gasto público y reducción del déficit, Rajoy ha lamentado las "apariencias" que generan, ya que el nivel de gastos establecido en los Presupuestos Generales del Estado para 2011 "no llega a ser un 2 por ciento inferior al de este año".

En este punto, ha abogado por una reforma institucional y administrativa "profunda", ya que en la actualidad hay una administración "excesiva" en la que "se solapan los ámbitos de decisión, se multiplica la complejidad" y "se lastra la capacidad competitiva" de España.

Junto a esto, Mariano Rajoy ha abogado por "recuperar la disciplina fiscal", es decir, fijar objetivos de estabilidad que "nadie pueda rebasar" y someter a "todas" las administraciones a "techos de gasto y endeudamiento".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
75
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.