Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montserrat Gutiérrez escriba una noticia?

Rajoy y Aznar a cara de perro: intentan controlar "El Mundo" y "El País" para su protección mediática

29/05/2013 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aznar y “El Mundo” ya hace tiempo que plantaron cara a Rajoy. Ahora, el presidente del Gobierno intenta hacerse con el control de PRISA

Telefónica recibe presiones de Moncloa para pagar 800 millones de euros por las acciones de Sogecable para que el grupo sobreviva.

Con la soga al cuello

Es bien conocida la crítica situación económica de PRISA. Su deuda, superior a los 3.100 millones de euros, mantiene a la empresa casi en coma.

Los bancos han sido precisamente los que han estado financiando al grupo en los último años, no sin reticencias. Incluso, las entidades bancarias ante la inminencia de la quiebra del Grupo, no tuvieron más remedio que aceptar la conversión de parte de esa deuda en acciones, y convertirse así, aún a su pesar, en los verdaderos dueños de la empresa que en su tiempo fue de la familia Polanco (la familia apenas tiene ahora un 15% de las acciones de la empresa).

Pero la situación de PRISA es desesperada, tanto que hace aguas por todas partes y nada sirve para mantenerla a flote, máxime habida cuenta de la sequía publicitaria por la crisis.

La empresa, insisten los analistas, necesita refinanciar su deuda mientras llega la solución, que no es otra que el despiece y la venta parte a parte de la compañía. Una refinanciación que se prevé dura y que en cualquier caso pasa, inexcusablemente, por la “presión” política, a favor o en contra.

Sogecable (Digital +) es la que más papeletas lleva para que el grupo se desprenda de ella dado el coste que supone. Pero aunque ya hace tiempo que se rumoreaba esta venta, al parecer el precio no resultaba atractivo. Sin embargo, ahora la situación parece haber cambiado. No solo hay una oferta encima de la mesa, sino que el Gobierno “ve bien” y “apoya” la compra por parte de Telefónica que, según diversas fuentes, habría puesto el precio de 800 millones al total de las acciones que tiene en Digital+ la compañía que preside Juan Luis Cebrián.

En PRISA lo consideran aún insuficiente, pero tienen poco margen de maniobra. Ese dinero no sólo disminuiría de una manera importante la deuda del grupo, sino que ‘engrasaría’ la financiación y daría liquidez y ‘vida’ a las demás empresas.

Pero lo que ha cambiado para desbloquear la venta de Sogecable es, sobre todo, según los analistas, es el gran interés que ha demostrado Moncloa para que la operación se concrete debido, principalmente, a las duras críticas que el Gobierno tiene de algunos medios de comunicación, especialmente del diario El Mundo que se presenta como el mascarón de proa para atacar y sitiar a Rajoy sobre todo tras la “aparición” de Aznar.

La gran paradoja: El País con Rajoy

Que Rajoy es el gran ausente de los titulares en las informaciones que publica El País sobre los “papeles de Bárcenas“, es un hecho. El Presidente apenas es citado por su nombre, y se pasan por alto sus responsabilidades orgánicas en el PP durante la etapa del extesorero.

A Aznar no se le ha escapado este hecho, y se ha quejado de sentirse desprotegido por parte del Gobierno, e incluso insinuaba que Moncloa alentaba los ataques contra él. En su entrevista en Antena 3 Aznar (una entrevista que él mismo solicitó y cuya moderadora, Lomana, es la mujer de un exministro suyo, Josep Piqué) lo dejó claro, y cargó contra PRISA casi tanto como contra Rajoy.

Paradojicamente, PRISA acudiría en auxilio de Rajoy y su Ejecutivo si la banca la banca y las grandes empresas reflotan el grupo para que no se hunda

Significativo podría ser que coincidiendo con su comparecencia en Antena 3, el Pais desvelase dos informaciones contra Aznar: por un lado el dinero que había recibido de la Gurtel para ‘el bodorrio de El Escorial’ entre su hija y Alejandro Agag; y por otro, la supuesta participación de Correa en la financiación de actos políticos suyos.

Es decir, que aunque parezca un hecho paradójico e impensable hace unos años, parece ser que PRISA y el Gobierno del PP podrían llegar a un acuerdo: a cambio de que banca y grandes empresas acepten y ayuden a la refinanciación del grupo, este le aseguraría la “protección“ al Ejecutivo, especialmente en ‘El País’.

Como muestra existe una significativa foto de Juan Luís Cebrián (presidente de PRISA) y Mariano Rajoy en París (tan solo una semana después de la polémica entrevista de Aznar en Antena 3) durante la clausura de unas jornadas sobre Europa organizadas por la Fundación Nicolas Berggruen. El presidente del Gobierno estaba anunciado como el orador protagonista en el acto de cierre de las jornadas. El presidente de PRISA justificaba su presencia porque, igual que Felipe González, es miembro del llamado ‘Consejo para el Futuro de Europa’ de la Fundación Berggruen desde que este multimillonario franco-alemán capitaneó el desembarco del fondo de inversiones Liberty en la empresa editora de El País.

Al tiempo, también trascendía que Rajoy (que según confesó Aznar solo se había reunido con él una vez desde que era presidente del Gobierno), había tenido una charla con Felipe González el mismo día de la famosa entrevista en Antena 3 de Aznar.

La citada ‘foto’ podría ser la constatación de toda una operación política y de comunicación que se estaría montando desde hace un tiempo y que podría acelerarse dadas por un lado las necesidades económicas de la empresa que preside Cebrián, y por otro los necesarios apoyos que demanda Rajoy en los medios de comunicación.

O sea, que PRISA intenta salvarse adulando al líder de la derecha española y presidente del Ejecutivo, mientras que este con ese gesto confía en que el Gobierno español despliegue su poderío y logre que el grupo, El País incluido, no se hunda.

Pero de esta forma, aunque no es nuevo, quien sale perdiendo es el pluralismo periodístico, y por ende, España, que correría peligrosamente hacía el pensamiento único.


Sobre esta noticia

Autor:
Montserrat Gutiérrez (343 noticias)
Visitas:
917
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.