Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Rajoy consiguió otro Eurovegas Chino en Madrid a cuenta de la Justicia Universal

02/10/2014 11:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los derechos humanos están de luto: primero el genocidio del Tíbet, ahora Hong Kong y mañana Cataluña. Todo está en venta; contactar PP

El viaje de Mariano Rajoy a Pekín ha saldado la deuda del genocidio del Tíbet, que por cierto estaba jurídicamente resuelta con la amnistía que la generosa ley de Justicia Universal, cuyo proceso lo archivó la Audiencia Nacional contra la anterior cúpula china. No hay que inquietarse las víctimas tibetanas están bajo tierra y ni los más místicos monjes del Tibetchinos  serán capaces de  desenterrarlas. Ni con milagros. Y tanto el presidente del gigante asiático, Xi Jinping, como el propio Rajoy han querido en este inesperado viaje reafirmar que ese conflicto ha quedado atrás con el cambio de la legislación universal que aprobó el PP a toda velocidad con el rechazo de toda la oposición.

 

Hay problemas que quedan en aguas ambiguas. Los jueces de la Audiencia Nacional se rebelaron contra la imposición del Ejecutivo español en un conflicto que acabó con la puesta en libertad de 53 narcotraficantes que habían sido apresados en aguas fuera de la jurisdicción española. La nueva legislación limita de tal forma la posibilidad de juzgar a un extranjero por un delito no cometido en España que esa fue la consecuencia. Después, el Tribunal Supremo ha dado otra interpretación, pero los narcos fugados difícilmente podrán ser ya recuperados para ser enviados a prisión.

Rajoy llevaba en su agenda una cita con empresarios de China a la búsqueda de un justo botín, tras los oportunos saludos que el gobierno español que enviaba a Xi Jin ping y  del rey Felpe VI y de “Juan Carlos de Borbón”.

Si España necesita dinero fresco para invertir, generar empleo e impulsar la economía, Mariano Rajoy ha encontrado su maná en China. Maná envenenado, por supuesto. Extrañó el casi repentino viaje del jefe del gobierno español a China, dejando atrás la crisis catalana. Claro que Mr. NO iba a algo concreto; a recoger el botín que le debían los líderes chinos por la Ley de Justicia Universal para liberarles de una vez de la pesadilla del Tíbet, etc..

El reciente viaje del presidente del Gobierno al país asiático ha servido para bendecir un proyecto gigantesco del hasta hace una semana hombre más rico de la potencia oriental, Wang Jianlin. El magnate va a construir en el sur de Madrid una ciudad de ocio con una inversión de miles de millones que será tutelada directamente desde Moncloa para evitar otro fracaso como el de Eurovegas.

Según han indicado distintas fuentes, Rajoy se entrevistó en su visita relámpago a China de la semana pasada con el propietario de Wanda Group, la mayor propietaria de suelo en el país gobernado por el partido comunista. La multinacional cuenta con 166 centros comerciales, 55 hoteles de cinco estrellas, parques temáticos y estudios de cine que han llevado a su fundador a ser el hombre más rico de China hasta que la salida a bolsa de Alibaba ha aupado a sus promotores a la cabeza del ranking. Su fortuna se estima en 16.300 millones de dólares.

El encuentro de Rajoy con Wang sirvió para estrechar la mano de un acuerdo en el que las autoridades españolas y los hombres de confianza del inversor han estado trabajando durante varios meses. Una de las personas que más ha estado en contacto con el empresario oriental ha sido Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio. Personal del Ministerio de Economía, que ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información, mantuvo varias reuniones en la segunda quincena de agosto con los ejecutivos de Wanda Group para cerrar la alianza.

 

Aunque desde el Gobierno no se ha querido concretar la dimensión del proyecto, fuentes enteradas de las conversaciones señalan que los responsables del grupo inmobiliario y de ocio chino quieren impulsar un macrocomplejo en el sur de Madrid que incluiría promociones de viviendas, hoteles, centros comerciales y hasta algún centro de juego. Los representantes de Wanda han estado visitando las localidades de Alcorcón y de Aldea del Fresno y el barrio de Campamento, en el suroeste de la capital, una zona plagada de cuarteles militares hoy en desuso y que está en proceso de recalificación.

Se trata de la misma área geográfica –en la carretera de Extremadura– donde el también magnate, aunque estadounidense, Sheldon Adelson, intentó desarrollar el megaproyecto de casinos denominado Eurovegas. Fuentes próximas a las negociaciones indican que el desarrollo que Wang tiene in mente es de una dimensión parecida, aunque mucho más centrado en el comercio y en la actividad inmobiliaria. No obstante, han preferido no concretar las cifras de la operación.

El casino cinco estrellas de Adelson iba a suponer una inversión inicial de 6.000 millones de euros, ampliables hasta 17.000, lo que se traduciría en la creación de hasta 92.000 puestos de trabajo. Pero el proyecto fue finalmente descartado en diciembre de 2013 después de que Rajoy no aceptase algunas de las cláusulas que le impuso el octogenario empresario. Una de ellas fue la exigencia de unas garantías para asegurarse la rentabilidad de la inversión, amén de cambiar la ley del tabaco.

Con un socio como China, según Rajoy saldremos mañana mismo de su crisis

La primera gran compra 'Edificio España', marcó la primera gran operación inmobiliaria del magnate chino Wang

El presidente del Gobierno no quiere que vuelva a ocurrir lo mismo y por ese motivo ha tomado el mismo las riendas de la operación. La reunión del pasado fin de semana en Pekín con Wang se interpreta como la bendición para una de las apuestas inversoras con las que el PP quiere demostrar la confianza del dinero extranjero en la mejoría de la economía española.

Wang ya ha hecho su primera inversión en España. El pasado mes de marzo, en una visita con motivos aparentemente deportivos dada su pasión por el fútbol, el inmobiliario asiático cerró en un santiamén la compra del Edificio España, un rascacielos de 25 plantas, propiedad del Banco Santander, para construir un hotel y apartamentos de lujo en el centro de Madrid. Se gastó 256 millones para revitalizar una mole abandonada de 117 metros de altura que, cuando fue construida en los años 50, fue el edificio más alto de Europa.

Además de España, Wang ha extendido sus tentáculos a Estados Unidos –donde compró AMC, una cadena de salas cinematográficas con la que se convirtió en el mayor exhibidor del mundo (527 cines, 6.247 pantallas)– e Inglaterra. En Londres prepara la torre residencial más alta de Europa a orillas del Támesis.

 

Al sur de Madrid el mega complejo de ocio que sustituirá al proyecto de Eurovegas, centraría su complejo en proyectos inmobiliarios, hoteleros y de ocio, entre los que se encontraría un gran parque acuático y podría tener también algún centro de juego. El Gobierno confirma que tiene "proyectos" de inversión en Madrid.

El dinero que podría desembolsar Jianlin en este macrocomplejo todavía no se ha desvelado, pero el Gobierno trabaja para cerrar un acuerdo definitivo cuanto antes y que Madrid sea el lugar elegido por el empresario para focalizar esta inversión.

La Comunidad de Madrid apoya el proyecto hasta sus últimas consecuencias confiando no repetir la experiencia de Eurovegas

 

"El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado este miércoles que con proyectos como el de Wanda Group ... que ahora planea un complejo de ocio en Madrid, la Comunidad va hasta las últimas consecuencias, y ha esperado que en este caso, no se produzcan las mismas dificultades que surgieron con Eurovegas, sobre todo, a nivel nacional", dijo un portavoz de la administración regional en un correo electrónico.

El proyecto Eurovegas, una ciudad de casinos con una inversión prevista de hasta 30.000 millones de dólares, fue abandonado a mediados de diciembre de 2013, por problemas con Sands su promotor.

Sands no dio más detalles en su momento, pero la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Saénz de Santamaría, dijo que el grupo norteamericano había presentado una serie de condiciones fiscales y jurídicas que no se adaptaban a los sistemas españoles y europeos.Fue vital el problema del tabaco.

Además de sus reuniones políticas, el presidente Rajoy mantuvo una serie de citas con otros empresarios chinos, entre ellos representantes del gigante del comercio electrónico Alibaba, interesado en incorporar productos españoles a su oferta, el grupo Wanda, que ha comprado el emblemático Edificio España en el centro de Madrid y que ha mostrado interés en ampliar sus inversiones, o Hainan Airlines.

De hecho, Rajoy no ha hecho ni una sola mención en todo el viaje a la situación de los derechos humanos o la libertad de prensa en China, para no contrariar a sus anfitriones, claves para alcanzar cualquier acuerdo económico. El presidente ha reconocido claramente ante Xi el motivo de su viaje: "El objetivo fundamental de mi visita es la mejora de las relaciones políticas y también de las relaciones económicas. Es importante que se mejoren las inversiones de China en nuestro país y de España en China".

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1780 noticias)
Visitas:
6122
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.