Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Rajoy se opone a la creación de la nueva figura impositiva que estudia el Gobierno

29/06/2010 15:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, dejó claro hoy que su partido se opone a la creación de la nueva figura impositiva que estudia el Gobierno para intentar recortar aún más el déficit público, así como a subidas de impuestos, ya que pueden dar lugar a deslocalizaciones por parte de los inversores.

"No nos parece razonable la creación de nuevas figuras impositivas que se anuncian, se dejan de anunciar y luego se vuelven a anunciar", afirmó Rajoy, antes de reiterar que el PP tampoco es partidario de la subida del IVA que entrará en vigor el próximo jueves.

Durante su intervención en la cumbre anual del American Business Council (ABC), una organización independiente integrada por los grupos de empresas norteamericanas presentes en España, Rajoy puso sobre la mesa algunas de las recetas para impulsar la recuperación de la economía y, en este plano fiscal, apostó por impulsar la actividad de las empresas, el ahorro y el empleo.

Así, haciéndose eco de la declaración del G-20 para que cada país reduzca su déficit de acuerdo con sus peculiaridades nacionales, Rajoy comenzó señalando que hay que "reducir de forma drástica" el déficit público a partir, entre otras cosas, de una "reforma profunda" de las administraciones. En este punto, reiteró que es "imprescindible" una nueva normativa de disciplina presupuestaria que establezca techos de gasto y límites de deuda a las comunidades autónomas.

Asimismo, apostó por una reestructuración del sector bancario y llamó a valorar "adecuadamente" los activos en poder las entidades financieras para conocer las "pérdidas latentes". En el capítulo de la reforma laboral, el líder de los 'populares' aseguró que el proyecto de Ley que se tramita en el Parlamento "no puede calificarse como tal" y consideró necesario abordar una reforma de la negociación colectiva, así como desarrollar una normativa "sencilla, entendible y aplicable" sobre la extinción de contratos.

También apostó por reformar el sistema educativo, reformar el sector energético, para dar lugar a un 'mix' que tenga en cuenta en precio como "un factor importante", y "terminar con la maraña de regulaciones" que limita la competitividad de las empresas.

Al margen de estas recetas, Rajoy desplegó un discurso instalado en un "optimismo" que, según dijo, "no es gratuito", pues el sector privado ya está dando muestras de recuperación. Y es que, en su opinión, igual que España supo entrar en el euro durante el gobierno de los 'populares', sabrá salir "reforzada" de la crisis. "No nos resignamos entonces a ser un país de la llamada segunda velocidad, como ahora no aceptamos vernos tutelados o a ser un país de segundo rango", añadió.

"No se trata de insistir en el debate de lo que hace mal el Gobierno, eso ya lo sabe casi todo el mundo, hay que poner los cimientos de la recuperación económica", indicó asimismo antes de apostillar que "en cuanto seamos capaces de equilibrar las cuentas y de hacer las reformas más urgentes, se producirán resultados palpables y podremos barrer la ola de pesimismo que nos atenaza".

GUIÑO A ESTADOS UNIDOS.

Por otro lado, el presidente del PP lanzó mensajes de colaboración a los empresarios y autoridades estadounidenses empezando por valorar "la labor de las empresas americanas en España", que, según recordó, parafraseando la intervención previa del presidente del 'American Business Council' y de Ford España, José Manuel Machado, representan en España el 7% del PIB y son el primer inversor en el país con un 17% del total de las inversiones exteriores.

"Las empresas americanas hemos invertido y queremos seguir invirtiendo", indicó Rajoy haciendo una referencia textual al discurso de Machado y mostrando su esperanza de que así sea. Dicho esto, aseguró que "España es un buen aliado de los EE.UU."

Por su parte, Machado afirmó que las empresas estadounidense presentes en España "quieren seguir invirtiendo", para lo que consideró necesario abordar con "urgencia y decisión" hasta "siete graves problemas", entre los que concretó el excesivo gasto público, el desempleo o los elevados costes salariales.

El líder la oposición estuvo arropado en este foro económico, que se celebró en el Campus de la Universidad Europea de Madrid, por la cúpula del PP: la secretaria general, María Dolores de Cospedal; la vicesecretaria de Organización, Ana Mato; el equipo económico liderado por Cristóbal Montoro; o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, entre otros.

También estuvieron presentes empresarios como el presidente de Coca Cola en España, Marcos de Quinto; el presidente de General Electric, Rafael Díaz Granados; el presidente de Farmaindustria, Emilio Moraleda; el presidente Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el presidente de Deloitte, Fernando Ruiz; el presidente de Marsh, Rafael Merry del Val; el presidente de FCC, Baldomero Falcones; el presidente de Boeing, Pedro Argüelles; y el presidente y director general de Burger King, Elías Díaz, entre otros.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
99
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.