Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diego Morales escriba una noticia?

El realizador Catalin Mitulescu muestra su visión poética de la revolución rumana en 'Cómo celebré el fin del mundo'

06/05/2009 16:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

06-05-2009

El film, protagonizado por la joven Dorotheea Petre, premiada en Cannes, se estrena en España el 22 de mayo

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El realizador Catalin Mitulescu muestra su visión poética de la revolución rumana en 'Cómo celebré el fin del mundo', un film que llega a las pantallas españolas el próximo 22 de mayo y que está protagonizado por la joven actriz Dorotheea Petre, premiada en el pasado Festival de Cannes.

"La película ilustra el antes, durante y después de la revolución rumana, la más dura de todo el Bloque", recordó hoy Horia Barna en representación del Instituto Cultural Rumano, quien señaló que el film de Mitulescu "da un salto más allá del victimismo o documentalismo".

La acción de la película tiene lugar en un barrio de Bucarest durante el último año de la dictadura de Ceaucescu. Eva, de 17 años, vive con sus padres y con su hermano de 7, Lalalilu. Un día en la escuela, Eva y su novio Alex -hijo de un odiado oficial del partido comunista- rompen accidentalmente un busto del dictador.

Mientras Alex confiesa su culpa, Eva no lo hace y es trasladada a un reformatorio donde conoce a Andrei, que se está preparando para escapar del país cruzando el Danubio a nado. Ella decide acompañarle. Su hermano, preocupado por su marcha, idea junto a sus dos amiguitos un plan que incluye asesinar a Ceaucescu a quien considera el causante de la huída de su hermana.

ENCONTRARSE A SÍ MISMO

Con estos mimbres, Mitulescu ha construido un guión que no es otra cosa que sus propios "recuerdos" de aquel momento histórico, cuando él mismo tenía 17 años, igual que la protagonista de su película. "Tras el estallido de la revolución la vida cambió mucho para todos", dijo el realizador quien señaló que otros 17 años después, "cuando las cosas empezaron a tranquilizarse" sintió el "deseo" de encontrarse a sí mismo.

"Sentí que era imprescindible hacer una película que recogiese este periodo tal y como yo lo recordaba. Traté de colocar mis emociones y mis imágenes de esa época", insistió hoy en su visita a Madrid.

Mitulescu confesó que este film ha supuesto para él "un buen ejercicio" y dijo haber "recuperado" ese momento perdido. Asimismo, afirmó que el paso del tiempo le ha proporcionado "una mirada nueva" a aquellos acontecimientos permitiéndole sacar de sí la "crispación y la furia" que le habían bloqueado.

Más sobre

HIPOCRESÍA

Dorotheea Petre, que obtuvo con su papel en la película el premio "Un Certein Regard" a la Mejor Actriz en el Festival de Cannes, señaló que su personaje es el resultado de su "interpretación de la revolución".

La artista vivió aquel momento cuando sólo tenía 8 años. "Recuerdo la escuela como algo muy desagradable. Los hábitos eran absurdos e impuestos, había mucha hipocresía", recordó la actriz. "Las cosas hoy han cambiado mucho. Se respira libertad y el trato entre profesores y alumnos llega en ocasiones incluso a la amistad", manifestó.

CRÍTICA Y PÚBLICO

El film, que ha pasado por el Festival de Sundance, por el de Cannes y por el de Cine de Valladolid (donde recibió el Premio de la Juventud Punto de Encuentro), ha contado con la producción ejecutiva de Martin Scorsese y Wim Wenders, dos aportaciones de lujo que mostraron así su enorme interés por esta producción rumano-francesa.

Aunque la película ha sido bien recibida en estos certámenes y especialmente por el público, Catalin Mitulescu lamentó que el film no haya tenido una crítica "tan positiva" como otras películas del Este. Sin embargo, pese al "arranque modesto" de la cinta luego se hizo "bastante taquillera", admitió el director, que se siente feliz cuando le dicen que su película "se abre al público".

En su opinión, al cine rumano le falta detrás una industria que tire de él. Por eso Mitulescu ha decidido montar su propia productora con la que cada dos años realiza un largometraje y entre medias cortos, guiones, etc.

El próximo otoño, el realizador comenzará una nueva película que lleva por título 'El globo en forma de corazón', una historia que transcurre en el momento presente en el puerto rumano de Constanza y que aborda una historia entre adolescentes aderezada con amor y picardía.


Sobre esta noticia

Autor:
Diego Morales (308 noticias)
Fuente:
noticias.cine.hispavista.com
Visitas:
283
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.