Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lola Duque escriba una noticia?

¿Realmente urgen las alianzas pre-electorales?

19/09/2014 16:30 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Será que hay miedo de perder las alcaldías que se pensaban vitalicias?

No cabe duda que las elecciones municipales se están cocinando a fuego lento en los despachos. Nunca como hasta ahora el panorama político estaba tan encapotado. Al fin del bipartidismo se le une el desencanto militante por liderazgos políticos personales y tal vez estas circunstancias son las que han pillado a los partidos políticos con el pie cambiado. No están preparados para afrontar un cambio tal vez por no haber sabido ir adecuando sus estructuras paulatinamente a lo que la sociedad empezaba a reclamar en la última década.    

El inmovilismo estructural se veía respaldo por ese pacto tácito PP-PSOE de no agresión porque los años de oposición no dejaban de ser también años en espera de relevo.

Bajo este gran manto, se ha permitido todo y se ha tapado todo incluso por partidos como IU cuya meta más elevada nunca llegó a ser más que el compartir alguna que otra migaja de la tarta.

No había ganas de cambiar el mundo y eso se reflejaba en los discursos políticos que únicamente apostaban por la continuidad como si esa fuese la única fórmula posible para mantener el bienestar social.

PP y PSOE, se han toreado la palabra crisis a su antojo haciendo oídos sordos a ese clamor social que poquito a poco iba surgiendo, con miedo y con voz muchas veces entrecortada, ese clamor que reclamaba de sus políticos un compromiso manifiesto.

PODEMOS surge en el momento electoral preciso en que la abstención hubiera podido tener un protagonismo definitivo. Desencantados de un panorama político que poco o nada daba respuesta a las necesidades sociales actuales, su discurso, sonaba tan diferente y auténtico que a muchos nos hizo concebir esperanzas de un cambio auténticamente democrático.

 

En el panorama actual y con PODEMOS respaldada fehacientemente por un 4% de la población yo le preguntaría a Pablo Iglesias o a Juan Carlos Monedero si realmente es preciso dar respaldo a un GANEMOS  que lo único que supone es ataduras y lastre.

¿Realmente urge esa necesidad de empequeñecer y limitar a PODEMOS en aras de un triunfo electoral multitudinario?

 

¿Realmente urge esa necesidad de empequeñecer y limitar a PODEMOS en aras de un triunfo electoral multitudinario?

 

Partiendo de la base de que tengo afecto por Julio Anguita (al que sigo) y por su Frente Cívico, no creo que fuese positivo para PODEMOS, establecer una alianza pre-electoral con IU porque su mochila no es nuestra mochila y aunque en sus filas haya personas reconocidamente válidas como Alberto Garzón, los pactos que han ido firmando durante los últimos años le han quitado toda posibilidad de ser y parecer críticos y auténticos.

 

No creo que PODEMOS pueda ni deba ponerse una venda en los ojos y pasar por alto la ayuda necesaria que IU presta en Andalucía al PSOE para tapar sus desvergüenzas, o las atípicas alianzas que por ejemplo se producen en Extremadura.

 

¿Qué pasa? ¿Qué ahora hay miedo a perder alcaldías que se pensaban vitalicias y por eso hay que buscar compañeros de viaje que remocen un poquito tu fachada?

 

Realmente no creo que sea justo que PODEMOS sucumba ante tales perspectivas. Con ropas viejas nunca se construyó un traje auténticamente nuevo. PODEMOS, indiscutiblemente necesita un recorrido pero si aceleramos la máquina en pro de conquistas de poder, tal vez esto también acabe con los sueños de las bases.

 

Como militante de PODEMOS, yo no quiero líderes mediáticos que a despacho cerrado decidan por mí las alianzas porque si yo hubiera querido sentarme en otra plaza, lo hubiera hecho.

 

PODEMOS nos ofreció una plataforma que otorgaba mayoría de edad a los ciudadanos y nos posibilitaba ser actores principales hacia un cambio auténticamente democrático. Si se concretan las alianzas ¿Cómo haremos para justificar ante el electorado que el discurso electoral de PODEMOS hace unos meses no dejaba de ser un discurso demagógico calcado al utilizado por los demás partidos?

 

Por favor, ¡ Que no nos pueda el ego ¡ PODEMOS ES mucho más que Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. PODEMOS es la primera persona del plural de algo que merece la pena cuidar y como diría mi amigo Diamantino García Acosta, en la maltrecha pseudodemocracia en la que vivimos,  PODEMOS no es un partido de extrema izquierda, es un partido de extrema necesidad.

Como militante de PODEMOS, yo no quiero líderes mediáticos que a despacho cerrado decidan por mí las alianzas porque si yo hubiera querido sentarme en otra plaza, lo hubiera hecho

 

Lola Duque


Sobre esta noticia

Autor:
Lola Duque (130 noticias)
Visitas:
987
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (01/10/2014)

Me parece un artículo muy acertado, pero considero que al no presentar PODEMOS candidaturas propias, muchos nos quedamos huérfanos a la hora de votar. Quizás lo único que se pretenda es indicar la posibilidad de que esos votos al menos acaben en las arcas de aquellos que mayor cercanía ideológica tienen con PODEMOS y a la vez castigar al PPSOE.