Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Garibaldi escriba una noticia?

Regalos sí: pero... ¿Que es un regalo?

23/07/2009 08:43 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

El regalo es una acción que no está sujeta a normas, por su expontaneidad y discrecionalidad. Pero hay otros actos disfrazados de regalos

Estos últimos días, nos están bombardeando desde todos los medios de comunicaciones con el tema de los regalos a políticos. Se está discutiendo, que si los regalos tienen que tener un coste equis, que si se pueden o no se pueden hacer, que si unos hau recibido más regalos que los otros, etc, etc, etc.

El problema no es el regalo en sí. Lo que hay que mirar y valorar es si estos actos se pueden calificar de regalos. Pongamos un ejemplo:

En Navidadades, todos nos realizamos regalos y todos sabemos a quien regalamos y quien nos regala. Los familiares y allegados, saben que regalos a hecho cada uno a cada cual.

Examinemos el acto: ¿Qué es un regalo? Son una serie de objetos que nos hemos regalado entre la familia. ¿Cuando se hace? Se han realizado porque era la fecha señalada de Navidad. ¿Porqué? Porque es costumbre regalarse cosas en esta fecha señalada.

Con estas preguntas y respuestas, queda claro que lo que se han hecho son simples regalos. Pero cuando alguien da algo a otra persona y no es por una efemérides concreta, se realiza clandestina y secretamente y se intenta ocultar el mismo, esto simplemente no es un regalo. Se le podrá llamar de cualquier cosa menos regalo.

Rita Barberá, insconscientemente dejó bien claro lo que es y no es un regalo. A Camps, le regalaron (supuestamente) unos trajes, pero él no lo dijo y el que se lo regaló tampoco. Fue un acto secreto y clandestino. ¡¡Eso no es un regalo!!. Miguel Angel Revilla, regaló a Zapatero unas de sus latas de anchoas que va ofreciendo por ahí, para promocionar este producto típico de su comunidad. Revilla, se las dio publicamente. No fue un acto secreto ni a escondidas. ¡¡Eso sí es un regalo!!

Los políticos, pueden recibir regalos, pero publicamente, se es en secreto, eso pasa a ser un delito

Puede haber excepciones: Una pereja que son amantes, se hacen regalos, pues como lo llevan en secreto, no van a ir contándolo. Aquí el secretismo es comprensible y no afecta a terceros. (cuernos aparte).

Llegados hasta aquí, quedo que queda claro, qué es un regalo y qué no.

Por lo tanto, la polémica está mal planteada y aquí es donde se aprovechan todos los políticos, porque mientras más mierda haya rodeando a todos, menos se entra en el fondo de la cuestión.

Yo soy partidario de que los políticos (Aunque muchos corruptos), como cualquier persona, pueden recibir regalos, pero también como cualquier persona, publicamente.

Si una persona quiere ralagar algo a un político, nadie se lo puede impedir, pero si lo hace secretamente y como suele pasar siempre, luego se descubre que el que hizo eso regalo tiene ciertos intereses directa o inderectamente con ese cargo político, ahí está la prueba de que eso no era un regalo,

Lo que habría que lograr es que aquel cargo político que reciba un regalo y no sea publicamente, que ese acto sea constitutivo de delito y automáticamente tenga que dejar el cargo, más los procedimientos penales que pudiera acarrear.

Así pues vamos al fondo del asunto y llamemos a las cosas por su nombre. Lo que reciben los políticos y no es publicamente ¡¡no son regalos!! son hechos delictivos de sobornos.


Sobre esta noticia

Autor:
Garibaldi (74 noticias)
Visitas:
265
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Todoterren (23/07/2009)

Eso no son Regalos, son mangoneos que se traen todos los polçiticos y especuladores entre manos.

0
+ -
Responder

Garibaldi (24/07/2009)

Efectivamente, los disfrazan como regalos, pero son simples y claros sobornos.