Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El Reina Sofía rememora ocho días de "desconcierto" y de 'cata' del arte experimental en los 'Encuentros de Pamplona'

27/10/2009 15:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Museo Reina Sofía rememora ocho días de "desconcierto" que tuvieron lugar en 1972 y que sembraron de arte experimental la ciudad de Pamplona. El grupo Huarte (una familia industrial navarra) y una serie de artistas, capitaneados por el compositor Luis de Pablo, crearon los 'Encuentros de Pamplona' en un intento de aunar vanguardias, arte popular y fiesta. Hoy el Reina Sofía recoge sus huellas en la exposición, 'Encuentro de Pamplona 72. Fin de Fiesta del arte experimental'.

Es uno de los "eventos más importantes de nuestra historia reciente" y "uno de los menos conocidos", explicó hoy el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, quien recordó que un museo "tiene que reflejar la historia" a pesar de las "escasas" piezas que dejó esta iniciativa, considerada el festival de vanguardia más significativo, celebrado en nuestro país.

Un festival, que como explicó hoy el compositor Luis de Pablo fue fruto del "azar" o de la "casualidad", y que surgió a raíz de la lucha por la "supervivencia" y un intento "egoísta" por intentar mostrar su música y otras melodías del mundo, que no tenía hueco en España.

Así en 1965, Luis de Pablo fundó 'ALEA', que se considera el primer laboratorio de música experimental de nuestro país. Y el siguiente paso fue "regalar" a la ciudad de Pamplona un evento gratuito y divulgativo para reflejar el diálogo entre vanguardia y tradición popular o la interacción entre los artistas y el público, según precisó el comisario de la muestra, José Diaz Cuyas.

UN "GRAN POTAJE"

"De este gran potaje en el que se intentaba nadar salieron los Encuentros" alegó Luis de Pablo, quien subrayó que comparar esta iniciativa con la Documenta 5 de Kassel es "no conocer este país" porque todo fue producto de la "casualidad o el azar". "Sólo intentábamos hacer equilibrios en la cuerda floja", agregó.

En este sentido, el artista José Miguel de Prada autor de las Cúpula Neumática que albergó los Encuentros, señaló que los principal de estos días fue el "desconcierto" que reinó en esta iniciativa. Así, los ciudadanos de Navarra acudieron al cine, a ver exposiciones o a escuchar conciertos en la calle.

El recorrido está estructurado cronológicamente siguiendo los ocho días que conmocionaron a una ciudad, inmersa en un país que vivía los últimos coletazos de la dictadura franquista. Se alternan las piezas originales, junto con material de archivo sobre todo lo que fue ocurriendo. Se incluyen también fotografías, películas, piezas sonoras o recortes de prensa que muestran la relevancia de estos Encuentros.

DE PADRINO, JOHN CAGE

En total, más de 350 artistas nacionales y extranjeros fueron partícipes de este evento, apadrinado por la presencia patriarcal de John Cage, con su influencia sobre las tendencias antiarte de los años sesenta.

Dentro de los 'Encuentros de Pamplona', se organizó tambien la Muestra de Arte Vasco Actual que además de controvertida, desde el principio tuvo un planteamiento distinto al del resto de las actividades programadas. Fue la única exposición centrada en los géneros tradicionales de pintura y escultura.

En esta sala se recogen varios artículos de prensa donde se explica las razones por las que Chillida retira su escultura de la muestra; una carta de Oteiza oponiéndose a los Encuentros o la protesta de varios artistas ante la censura de un cuadro de Dionisio Blanco.

OPOSICIÓN DEL PCE y GRUPOS DE IZQUIERDA

En este sentido, el comisario de la muestra, José Díaz Cuyas precisó que los Encuentros de Pamplona se realizaron pese a la oposición del PCE y de ciertos grupos de izquierda e incluso dentro del recato característico de la España franquista.

"Franco se estaba muriendo desde el año 1971 y el jucio de Burgos marcó un momento de debilidad del régimen en el exterior y en el interior de España. Con esta situación se pudo admitir con recelo la celebración de los Encuentros", explicó Díaz Cuyas.

A estos contratiempos, se unieron también los actos reivindicativos de la banda terrorista ETA, que puso dos bombas y emitió un comunicado contrario al Encuentro.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
104
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.