Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Planeta escriba una noticia?

Renuncia a 500 euros tras encontrar un perro perdido

02/09/2010 09:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

«Rosca» estuvo desaparecida durante trece horas en las que sus dueños pegaron 250 carteles

La recompensa por encontrar a Rosca era de nada más y nada menos que de 500 euros. La perrita apareció, pero el hombre gracias al cual hoy duerme con sus dueños no quiso ni un duro. En plena crisis económica dijo no a la friolera de 500 euros.

Rosca, una perra palleira «mediana, blanca, con manchas marrones y negras», como rezaba el cartel de su desaparición, paseaba el jueves pasado con sus dueños, Aránzazu Dorrego y Juan Pan, por la rúa Fernando III el Santo. Habían pasado solo nueve días desde que fue adoptada y todavía se comportaba de manera muy asustadiza. Por eso, cuando una chica salió de golpe de una tienda, Rosca echó a correr soltándose del arnés que la sujetaba. Juan corrió tras ella desde los cines Valle-Inclán hasta la plaza Galicia y allí le perdió la pista.

Tan solo cinco horas después de la escapada, Santiago ya estaba forrado con 250 carteles que anunciaban una recompensa de 500 euros para quien encontrara a la perra. A la 1 horas de la madrugada, 13 horas después de que Rosca echara a correr, Aránzazu y Juan estaban en la plaza Roxa en plena misión de búsqueda y el móvil sonó. Un hombre había visto a su perrita en la Alameda. Corrieron hacia allí y la encontraron. Al principio, hasta Aránzazu tuvo problemas para cogerla porque Rosca estaba muy asustada. Incluso se escondía en actitud de protección como «si fuera a pegarle», explica Aránzazu. Una secuela, el miedo, que probablemente venga del pasado del animal antes de que fuera adoptada ene Refuxio.

Por ello, su dueña insta a todo el mundo a hacer lo mismo que ellos y llevarse a casa a algún perro abandonado para que tenga un hogar. En cuanto a la recompensa, no fue necesaria. El hombre que la encontró se declaró fiel amante de los animales y rechazó el dinero: 500 euros. Una cantidad importante y que se salía de las posibilidades de la pareja que convive con Rosca. El sueldo de camareros de Aránzazu y Juan no les permite disponer de tanto efectivo. Sin embargo, ya tenían pensado pagar la recompensa a plazos o pedir prestado. Felizmente todo se resolvió sin que el dinero tuviera que interceder.

LA VOZ DE GALICIA


Sobre esta noticia

Autor:
Planeta (156 noticias)
Visitas:
478
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.