Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Resca, torre de voces

20
- +
01/10/2017 02:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entramos a una nueva dimensión del tiempo

Fuente Literaria

 

Nos cuesta un mundo no recordar el pasado.  La experiencia se constituye en un presente en cada resultado de nuestra vida, porque nos permite encontrar un lenguaje adecuado a los textos espirituales para lograr vivir en una verdadera intención del espíritu y, así reflejar esta capacidad de atención en nuestra conciencia.  Sin la existencia de la palabra no habría lenguaje, por lo tanto, mucho menos ese aprendizaje del diario vivir, por lo tanto, no debemos titubear al  indicar que somos una promesa del Ser y vamos más allá de la palabra con el fin de agregar nuestras sentencias. En esta estancia con la vida, tenemos siempre un comparecer consigo mismo para no precipitarnos al vacío. Ella nos da la libertad para comprender lo  que somos y es una única garantía  para recrearnos en imágenes, teniendo en cuenta su diferenciación. Ellas emergen para construir una poesía, un relato o una información, Por todo esto, el silencio es nuestro absurdo que nos llevaría a la depresión y al final, a la muerte de lo que fue el alma, nuestro pensamiento.

Bservamos a una sociedad reprimida hasta en la sexualidad, que, se repliega a un universo de corrientes éticas posmodernistas que se dimensionan para filtrarnos una nueva posibilidad de pensamiento y el juego sensual de imágenes que resaltan por su heroísmo y capacidad de género. Estamos, frente al hallazgo de un interesante espacio, que, nos dispara hacia una sola tendencia positivista del lenguaje culto y erótico, apasionado con una poesía del amor, que, se desvela a una realidad antigua que nos lleva a expresar una perspectiva artística donde el desafío moral y ético en ésta sociedad planetaria se encuentra planteado y es un constituyente universal de un drama machista y feminista, donde el odio por la sexualidad es patentador de una muestra muy sutil de nuestra realidad cotidiana.

Las fotografías poéticas de Cristina Resca constituyen un íntimo descubrimiento que nos obligan a tomar un camino, para asumir nuestra propia libertad. Comprometida y fiel a sus ideas viene cumpliendo una actividad extraordinaria desde la provincia de Córdoba, Argentina. Su canto es un medio de expresión cualquiera, todo ciudadano se identifica con él, para dar origen a una multiplicidad de opiniones que saltan a la comprensión y responsabilidad de ver un desenvolvimiento histórico digno de fijar en nuestro momento presente, la dignidad del amor. Es una nota sobre el presente. Es la vida objetiva y sentimental en todas sus aplicaciones, siendo histórico los cambios que se producen al contacto con nuestra naturaleza. Su texto, es una irrupción de las nuevas tecnologías digitales que se transforma para ser agente transmisor de una experiencia que nos produce un  conocimiento que debe soportar nuestra lectura diaria. Escribir poesía es entramar un trabajo en horas de revisión para luego editar. Es mover las voces sobre una sola torre  y, convertirnos en un reservorio de historias y anécdotas que se mueven en la ciudad urbana y en los campos.  Es colocar un mundo a nuestros píes.

Ser poeta, es dejar fluir por las experiencias y, en ese camino tratamos de descubrir los misterios, son detalles que se suman para descubrir la vida para hacerla sencilla y grata. En las notas sobre el amor, lo importante es que el hombre tenga un reconocimiento hacia la mujer no importando las instancias cotidianas que lo llevaron a una separación. Es el mar y su expansión, es la virtud de ver un nuevo amanecer para tener en la mano unos textos afrodisíacos de tan noble escritora. Es una vela encendida que traspasa las páginas de los libros para llenarnos de sus anhelos. Ella viaja con sus pensamientos. Y explora el mundo cotidiano para darnos una expectativa sobre su pueblo argentino. Una Cordobesa que estremece con su voz popular, escrita en pincel para llevarnos a nuestro interior.

María Cristina Resca, nos empapa en sus poesías

Un corazón roto es una simple metáfora.  La idea es rastrear ese mundo interno para curar las heridas e impregnar el cerebro de ideas activadas por el amor intenso que sintamos por alguien y así estimular nuestra tenacidad para lograr inducir en los sueños y las aficiones prioritarias de la vida. Es ir borrando de un plumazo, los efectos secundarios de una devastación espiritual por una química más poderosa y de mejor comprensión espiritual. Transita por un camino seguro, la literatura. Hilvana sus versos de trama en trama para darle continuidad a nuestros sueños y confiar en la palabra con su fuerza, que, se pierde en una identidad perenne de nuestro pensamiento y cuerpo. Constituye trascender la existencia  para interpretar cada ejecución de nuestro Ser. Con un estilo formidable, trata de darle a su trayectoria una versatilidad impresionante y netamente popular, crea un universo, historias y personajes para quien desee leerla. Sus poemas reflejan varias opciones de firmeza y aceptación. La idea es hacer que la gente se haga sensible a los versos y tratar de no evadir la vida. Lo bueno, saber adónde vivimos.

Nos cuesta un mundo no recordar el pasado.  La experiencia se constituye en un presente en cada resultado de nuestra vida, porque nos permite encontrar un lenguaje adecuado a los textos espirituales para lograr vivir en una verdadera intención del espíritu y, así reflejar esta capacidad de atención en nuestra conciencia.  Sin la existencia de la palabra no habría lenguaje, por lo tanto, mucho menos ese aprendizaje del diario vivir, por lo tanto, no debemos titubear al e indicar que somos una promesa del Ser y vamos más allá de la palabra con el fin de agregar nuestras sentencias. En esta estancia con la vida, tenemos siempre un comparecer consigo mismo para no precipitarnos al vacío. Ella nos da la libertad para comprender lo  que somos y es una única garantía  para recrearnos en imágenes, teniendo en cuenta su diferenciación. Ellas emergen para construir una poesía, un relato o una información, Por todo esto, el silencio es nuestro absurdo que nos llevaría a la depresión y al final, a la muerte de lo que fue el alma, nuestro pensamiento.

Entramos a una nueva dimensión del tiempo, donde observamos a una sociedad reprimida hasta en la sexualidad, que, se repliega a un universo de corrientes éticas posmodernistas que se dimensionan para filtrarnos una nueva posibilidad de pensamiento y el juego sensual de imágenes que resaltan por su heroísmo y capacidad de género. Estamos, frente al hallazgo de un interesante espacio, que, nos dispara hacia una sola tendencia positivista del lenguaje culto y erótico, apasionado con una poesía del amor, que, se desvela a una realidad antigua que nos lleva a expresar una perspectiva artística donde el desafío moral y ético en ésta sociedad planetaria se encuentra planteado y es un constituyente universal de un drama machista y feminista, donde el odio por la sexualidad es patentador de una muestra muy sutil de nuestra realidad cotidiana.

María Cristina Resca, nos empapa en sus poesías.

 

 

                                 

Nos cuesta un mundo no recordar el pasado

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (169 noticias)
Visitas:
516
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.