Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Rescatado un cadáver en Zegama (Guipúzcoa) de un pozo a 200 metros de profundidad

03/05/2010 11:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agentes de la Brigada Móvil del grupo de montaña de la Ertzaintza rescataron anoche el cadáver de un varón, de 61 años de edad, el cual había caído en un pozo a 200 metros de profundidad en una zona montañosa del municipio guipuzcoano de Zegama.

Según informó el Departamento vasco de Interior, el pozo corresponde a un respiradero perteneciente al túnel de Oazurza, de la línea ferroviaria Madrid-Irun. Los expertos en rescates realizaron un dispositivo para descender a 200 metros de profundidad, desde donde extrajeron el cuerpo de la persona fallecida.

A media mañana de ayer, SOS Deiak y la Ertzaintza tuvieron conocimiento de la posible caída de una persona en un pozo de gran profundidad, un agujero antiguo construido como respiradero entre la montaña y el túnel de la vía ferroviaria a su paso por Zegama.

Desde ese momento se puso en marcha un complicado operativo para tratar de localizar y rescatar, en su caso, a la persona. Se movilizaron al lugar un técnico de Atención de Emergencias del Gobierno Vasco y miembros del grupo de montaña de la Brigada Móvil, que contaron con el apoyo de un guarda de montes de la Diputación, que les guió en la zona.

Un helicóptero de la Ertzaintza colaboró en el traslado del material necesario para descender a semejante profundidad. Técnicos de Adif aportaron información en el lugar sobre las características del túnel.

Una vez comprobado que en la vía ferroviaria no había rastro de la persona, se acometió la búsqueda desde la boca del pozo. Una instalación de poleas permitió a los especialistas inspeccionar con una cámara las características del agujero antes de descender hacia la profundidad. Las imágenes confirmaron así mismo la presencia de un cuerpo a unos 200 metros de la superficie.

Tras informar al Juzgado de guardia del hallazgo, los especialistas comenzaron el rescate a primera hora de la noche. Se colocó un dispositivo llamado "colibrí", mediante un torno polea que permitió bajar a un agente con una camilla tijera. Un grupo electrógeno iluminaba la zona alta, mientras el agente realizó el rescate en la profundidad con una luz frontal. El operativo finalizó casi a las doce de la noche de ayer domingo. Esta madrugada, se trasladó el cuerpo al Servicio de Patología Forense en San Sebastián para la realización de la autopsia.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
318
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.