Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ignacioc escriba una noticia?

Reseñando La Fundación 2.1. La nueva novela de Jaime Molina

20/06/2014 18:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con solo leer la sinopsis de La Fundación 2.1, supe que iba a encontrar un libro interesante, y sobre todo didáctico, en cuanto al mundo de la literatura universal se refería

En la primera línea del resumen del libro, se menciona a Melville. Se compara la trayectoria del personaje protagonista de la novela de J. Molina con los personajes de las novelas del autor norteamericano.

En un principio me pregunté qué tendrían que ver las ballenas, los mares del sur, las travesías y los balleneros, con el mundo virtual y el de las redes sociales. Para quienes no hayan caído por el nombre, Herman Melville, es el autor de Moby Dick. Al seguir leyendo entendí que se refería al plano emocional de naturaleza alegórica en el que los protagonistas de sendas novelas emprenden viajes motivados por una obsesión en un medio hostil y peligroso, como lo puede ser, por momentos, el inmenso océano de Internet.

Y aunque el título parece indicar que la trama principal de la historia tiene que ver plenamente con el mundo de las redes sociales, y más concretamente con La Fundación, lo que yo pensé en un principio, la realidad no es para nada así. De hecho, la web social de contactos no aparece en la trama hasta casi el final del libro. Momento en el cual, la historia que nos ha llevado hasta allí, queda relegada totalmente a un segundo plano. Se podría decir que son como las dos partes de una misma estructura. Si esta novela se llevara al cine se podrían hacer perfectamente dos películas.

El protagonista de la ficción escrita de Jaime Molina, La Fundación 2.1, se hace llamar igual que el narrador de Moby Dick, Ismael. Un profesor de literatura que recomendado por un amigo psiquiatra decide abrir un blog bajo ese alias, para contar sus experiencias en él. Mediante la bitácora, el libro narrado en primera persona, cuenta la desdichada vida del protagonista, un hombre de mediana edad, muy poco hábil en las relaciones sociales, que termina obsesionándose con una web de contactos, muy sugerente y apetecible, en busca desesperada de un amor imposible y acabado que ya solo habita en su cabeza a través de una misteriosa red social llamada “Nueva Fundación”.

La primera parte de la novela se centra en la relación del profesor de Universidad con su alumna, de quien se enamora perdidamente, y en la tesis que realizan juntos sobre los escritores fantasmas y anónimos que escriben para otros renunciando a su autoría, analizando también los motivos que les llevaban a hacerlo. Personalmente, me ha parecido interesante descubrir con la lectura cómo en algunas ocasiones eran las propias editoriales las que fomentaban estas prácticas contratando a estos escritores para mantener la reputación de sus estrellas más mediáticas.

El autor expone, con una realidad llevada al extremo, un interesante debate sobre la falta de privacidad online

La tesis que desarrolla Marian, la alumna, manifiesta el inminente trabajo de investigación real del autor de la novela. Nombres como Sinclair Lewis, primer premio Nobel de literatura estadounidense en 1930, el caso de la denuncia que puso Auguste Maquet contra Alejandro Dumas o la cohorte de empleados que tenía Lope De Vega y que supuestamente le hacían gran parte de su trabajo, son algunos de los datos que se manejan en los capítulos donde se desarrolla la tesina, además de otros muchos autores que el autor “destapa” en sus líneas.

El estudio ficticio que Marian lleva en la novela va avanzando de forma paralela a la cada vez más complicada relación entre alumna y profesor. Es entonces, cuando Ismael se topa con una extraña red social que aparentemente busca su felicidad y que parece decirle siempre lo que necesita oír. Una mezcla de desencanto y curiosidad obsesiva hacen ingresar a Ismael en esa web, cuya estructura interna acaba siendo el segundo eje central de la novela.

La web de contactos Nueva Fundación, a la que accede el protagonista, recopila esa información creando un mundo de ilusión para el usuario que quiere aceptar esa realidad virtual. El protagonista, al no aceptarlo, descubre un funcionamiento interno que denota el poder real que tiene barajar y manipular esos datos.

El autor expone, con una realidad llevada al extremo, un interesante debate sobre la falta de privacidad online. La cantidad de datos personales que dejamos en internet sin darnos cuenta, la facilidad para falsear dicha información y la de cosas que se podrían hacer con ella, subyacen en toda la segunda trama y final de la novela.

Recomiendo este libro a todos los amantes de la literatura, a todo aquel que le interese el mundo de los escritores anónimos u ocultos tras seudónimos y quiera descubrirlos, a ellos y a sus motivos, y en general a todos los que les gusten las buenas historias que les hagan reflexionar y descubrir alguna que otra curiosidad interesante. La Fundación 2.1 ofrece dos buenas historias en una. Dos mundos distintos, igual de interesantes, el de la literatura y el de las nuevas tecnologías, unidos bajo la máscara del anonimato.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ignacioc (12 noticias)
Visitas:
1175
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.